REDACCIÓN QUITO Redaccion@revistalideres.ec
Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si 4
No 0

Con sus chifles llegaron hasta Turquía

No existe una palabra en turco para describir el plátano verde. Sin embargo, Mario Pío Aguirre y Mustafá Davutoglu se arriesgaron a introducir en Turquía los chifles Samai.

Después de fracasar con un negocio de exportación florícola en el 2000, Mario Pío Aguirre contempló la idea de exportar chifles al país europeo e ingresar al mercado de los delicatessen. “El plátano verde es único y original en esas latitudes por eso preferimos exportar productos distintos para contar con un mercado único”. Ese es el negocio de Gameda Import, la firma lleva el producto a Turquía.

El chifle es producido por Samai Snacks y enviado a ese país por Gameda Import. El producto ingresó al mercado turco en el 2009 y dos años después se posicionó. El reto más grande, según Pío Aguirre, fue lograr que el consumidor aprenda a diferenciar entre el verde y el banano. “Para ellos era extraño consumir un plátano con sal, pero una vez que lo probaron, tuvo éxito”.

El chifle es un producto natural, libre de gluten y aditivos artificiales, lo que se adecua a la tendencia a escala mundial de consumir productos frescos sin conservantes. Este valor agregado llamó el interés de la cadena suiza de supermercados, Migros, que comercializa los chifles en Turquía y con la que la firma local han trabajado desde el inicio.

La firma suiza cuenta con 169 locales en Turquía. En estos se comercializan los chifles como un producto de consumo ligero. En las perchas se pueden encontrar los snacks bajo la marca Samai en distintas presentaciones como plátano con ajo, ají, dulce y salado.

Un estudio de mercado realizado en el 2011 por Gameda Import (que factura USD 50 000 al mes) indicó que en la cultura europea, existe un alto consumo de picaditas y tablitas de aperitivos por lo que los chifles son una alternativa.

Vladimir Torres, gerente general de Samai, indica que el crecimiento económico en Turquía y las buenas relaciones comerciales de Aguirre fueron un factor para exportar al país de oriente.

Samai, que hoy exporta a 33 países de Europa y América del Norte, buscaba expandirse a oriente medio, por lo que la propuesta de exportar a Turquía fue atractiva. “Nosotros nos encargamos del merchandising, la logística y otras operaciones, pero necesitábamos alguien que conociera el mercado y abriera las oportunidades y fue ahí cuando entró Mario Pío Aguirre”, comenta Torres.

Pío Aguirre cuenta que en la actualidad exportan a Turquía 100 000 empaques de chifles Samai cada mes para satisfacer la demanda local. El cuenta que el período de exportación es de 30 días y desafortunadamente las medidas arancelarias proteccionistas suben el precio hasta un 60% e impiden que el negocio florezca. Es por eso que resalta que las buenas negociaciones comerciales deben enfocarse en beneficiar las exportaciones.