Jeeyla Benítez / Redacción Quito
Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si 34
No 18

El cliente tiene para decidir entre 43 marcas

En el país se comercializan 43 marcas de lubricantes para industrias y vehículos, según las versiones de las firmas que expenden estos productos. Las líneas de negocio de los aceites son para motores de gasolina, diésel, industriales, hidráulicos, grasas… Las tres marcas que más tiempo llevan en el mercado son Havoline, Shell, Castrol. Juntas suman más de 30 años. En la última década se han incorporado otras como YPF, Golden Bird, GP, Amalie...

Así lo recuerda Iván Moreno, propietario de la Lubricadora RM, ubicada en La Floresta (Quito). Él señala que cada distribuidor se encarga de comercializar una marca. Firmas como Ponce Yépez, Conauto, Codepartes, Azende... tienen las marcas más representativas.

Además, Moreno indica que del total de marcas que se comercializan en el mercado, unas 10 son envasadas en el país. Según la página web del Banco Central del Ecuador, los lubricantes llegan a Ecuador desde Colombia, Perú, Guatemala, Costa Rica, entre otros.

Una de las marcas envasadas en el país es la de Petroecuador, que en conjunto con Pdvsa relanzaron el lubricante Petrocomercial el 24 de noviembre. El primer intento lo hicieron en el 2010, sin mayores éxitos.

Según Pablo León, coordinador de Comercialización de Lubricantes de Petroecuador EP, el mercado local de lubricantes está dividido en dos segmentos: un 70%, en el sector automotriz y el 30% restante, en el industrial. El producto está en las 200 estaciones propias y afiliadas de Petroecuador en todo el país.

El precio promedio en el que se ubica el galón de aceite promedia los USD 18 y varía según la calidad y/o el origen (nacional o importado). Sin embargo, este monto oscila según el valor en que se cotice el barril de crudo, que el viernes pasado cerró en USD 86,73 (WTI).

Teodoro Guayasamím, propietario de la lubricadora El Maestro, ubicada en San Bartolo (Quito), afirma que desde hace tres años se nota un aumento del 7% en los precios de los lubricantes. Esto se da, dice, porque Ecuador es un país productor y exportador de petróleo pero no tienen una planta refinadora y los productos regresan del exterior refinados. “Ese es un costo que asumimos nosotros”. Además, el empresario señala que cuando el crudo está a la baja, “los precios de los lubricantes se mantienen”.

Lo único que aplican las distribuidoras es promociones. Así, en lugar de entregar una docena de productos, dan uno más. “Esto no es muy beneficioso en el negocio, porque cuando suben los precios quitan las promociones y se torna más caro”.

León concuerda con los efectos en el mercado por la variación en los precios del petróleo y explica que en el 2010 se dio un aumento inesperado en el crudo que alcanzó un 15,45% y eso provocó el encarecimiento de los lubricantes.

Según datos del INEC recogidos en el Censo Económico del 2010, en el país existen 1 668 centros que se dedican al cambio de aceite y los servicios extras de lavado, engrasado, pulverizado de los vehículos. Además, hay 1 510 centros que se dedican a la venta por unidades de lubricantes y refrigerantes para vehículos en sitios especializados. Su ingreso promedio, según el INEC es USD 58 914.