Xavier Montero
Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si 5
No 0

Codepret: la telefonía móvil le permite recargar sus ganancias al minuto

Fausto Valencia adquirió Codepret en el 2004, un negocio de recarga electrónica de minutos para telefonía móvil. En ese año las ventas mensuales eran de USD 24 000. Ahora esta compañía consolida su participación en el mercado cada minuto. Por eso en el 2011 llegó a los USD 45 millones en ventas.

La compra de Codepret fue parte de la conformación del Grupo GTel que dirige Valencia. Este Grupo desarrolla contenido para telefonía móvil y comercializa servicios de telecomunicaciones.

[[OBJECT]]Valencia tuvo la visión de invertir en un negocio con bajos márgenes de ganancias que tenía potencial. Ahora Codepret es una empresa con 64 colaboradores y ‘distribuye’ cada año unos 600 millones de minutos en recargas electrónicas para las tres operadoras que dan el servicio en Ecuador. También vende tarjetas prepago, recargas de televisión satelital, etc.

Hasta el 2007 las recargas se realizaban mediante un sitio web y únicamente para Movistar, según explica Néstor Rosero, gerente general de Codepret. Él añade que la primera inversión fue contratar los servicios de una plataforma de Serbia (Europa del este).

El objetivo era contar con una herramienta para innovar en el mercado.

En esa época, dice Rosero, las tarjetas prepago eran objetos de robos. Por eso la firma importó 200 dispositivos electrónicos ‘POS’, similares a los terminales para comprar con tarjeta de crédito. Estos equipos se repartieron entre sus clientes.

Sin embargo, los costos de mantenimiento de aquella tecnología serbia eran elevados y las recargas electrónicas no eran una prioridad para las operadoras móviles. En el 2010, la firma destinó USD 850 000 para adquirir una nueva plataforma con sede en Argentina.

Esta nueva inversión tenía por meta el que sus clientes accedan y negocien las recargas electrónicas de las tres operadoras desde su teléfono celular. También les planteó un nuevo horizonte: el desarrollo y venta de servicios, como transacciones monetarias y el ingreso a la banca móvil.

“Nuestro pilar organizacional son los más de 24 000 clientes que realizan recargas electrónicas mediante Codepret, a escala nacional”, manifiesta Robert Mena, gerente de Marketing de la firma.

Carlos Arguello, gerente de Canales Indirectos de Cybercell, describe a Codepret como una empresa eficiente con un sitial respetable en el medio. Por los minutos de ‘tiempo aire’ que tramitan mediante esta plataforma, Cybercell cancela de USD 70 000 a 80 000 cada mes.

Según Mena, la fidelización de sus clientes es una herramienta indispensable para mantener las ganancias en este mercado. Una de sus iniciativas fue implementar un ‘Club Recargas’ para premiar por las transacciones que realizan.

“Nos han ayudado a crecer económicamente con el financiamiento oportuno que nos han otorgado”, manifiesta Patricio Segovia, gerente general de TrickCell, un distribuidor celular con sede en Salcedo (Cotopaxi) y que lleva cuatro años haciendo recargas celulares con la firma. Actualmente les cancelan un aproximado de USD 130 000 mensuales.

Rosero agrega que sus operaciones se pueden trasladar a cualquier tipo de movimiento monetario vía celular. Por eso la compañía también distribuye recargas electrónicas de la firma de televisión pagada DirecTV, desde el 2011.

“Uno de los beneficios es que con el mismo saldo puedo recargar a cualquier operadora”, explica Karla Castro, propietaria del delicatessen El Portugués (Quito). Ella compra a Codepret alrededor de USD 3 000 mensuales de ‘tiempo aire’.

Ganancia al minuto

Las sucursales. Codepret cuenta con oficinas en Guayaquil, Cuenca, Machala, Portoviejo, Sto. Domingo, Ambato, Riobamba e Ibarra. Implementó un call center para atención a sus clientes a escala nacional.
El mercado bursátil. El mes anterior emitió obligaciones en la Bolsa de Valores de Quito por un total de USD 1 millón.
La banca móvil. Es parte de los operadores de telecomunicaciones que trabajan junto al Banco Central del Ecuador en la implementación de la banca móvil.