placeholder
Las devoluciones se harán por las exportaciones realizadas desde febrero de este año. Foto: Enrique Pesantes/ EL COMERCIO.

Uno de los grandes avances en América Latina y el Caribe es el aumento de las exportaciones. Foto: Enrique Pesantes/ EL COMERCIO.

Agencia EFE
Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si 1
No 0

El desarrollo de Latinoamérica aún será una "asignatura pendiente" en 50 años

8 de agosto de 2015 13:36

Aunque durante los últimos años América Latina y el Caribe han experimentado grandes avances, como la consolidación casi total de la democracia, el aumento de las exportaciones o la mejora de los niveles de educación, en 50 años el desarrollo de la región aún será una "asignatura pendiente".

"Vamos en camino a mejorar y lo estamos haciendo (...), pero yo creo que va a seguir siendo una deuda pendiente" en 50 años, manifestó en una entrevista con Efe Gerardo Mirabelli, vicepresidente de Desarrollo de la Universidad Earth, con sede en Costa Rica.

El directivo se encuentra en Guatemala para conmemorar el 25 aniversario de esta institución académica dedicada a contribuir al desarrollo sostenible a través de la educación a jóvenes con escasos recursos económicos.

Para combatir la coyuntura regional que describe, el académico asegura que es necesario hacer "un trabajo multifactorial" que ayude a que los avances logrados hasta el momento, y los venideros, sean "igualitarios", porque, dijo, aún existe "una brecha entre los que no tienen nada y los que lo tienen todo".

Entre los desafíos por alcanzar la meta aparece una competencia "fuerte" entre el desarrollo y la sostenibilidad del medioambiente, factores "que no siempre casan", pero que necesitan de un equilibrio para que el progreso "no vaya en contra de la naturaleza ni del ser humano", pero sí en favor de la ciudadanía.

Este reto, unido a otros como la seguridad alimentaria, la desnutrición o la falta de sostenibilidad, son algunos de los problemas que hay por delante, agregó.

En su concepto los países de la región deben pensar en soluciones e idear estrategias propias, máxime cuando los mecanismos de integración avanzan y se fortalecen, acotó.

Mirabelli afirmó que la educación, entendida como una herramienta para formar a jóvenes con capacidad y posibilidad de convertirse en líderes, juega un papel relevante frente a la compleja problemática de la región que impide alcanzar un desarrollo integral.

Explicó que esta era la filosofía inicial de la Universidad Earth, creada en 1986 y que celebra sus bodas de plata.

En ese sistema educativo, que ha sido replicado en otros puntos del mundo, la retroalimentación es clave, ya que los estudiantes que se forman en este centro regresan a sus comunidades con la intención de aplicar lo aprendido para intentar cambiar el mundo, agregó.

Según Mirabelli, el 97 % de los estudiantes regresan a sus países de origen a implementar sus conocimientos con el objetivo de ayudar al cambio, un hecho que demuestra a sus familias y a sus comunidades que el futuro puede ser distinto.

La Universidad Earth, una institución privada sin fines de lucro, ha graduado en estos 25 años a 1 930 profesionales.

Actualmente, los 422 estudiantes que forman son de 43 países, el 18% de África, un continente que ha visto en este modelo educativo la posibilidad de desarrollar un sistema "más acorde" a sus condiciones.