placeholder
La economía de Japón entró en recesión por segunda vez desde que el primer ministro Shinzo Abe llegó al poder hace casi tres años con la promesa de reactivar el crecimiento y poner fin a la deflación crónica. Foto: AFP

La economía de Japón entró en recesión por segunda vez desde que el primer ministro Shinzo Abe llegó al poder hace casi tres años con la promesa de reactivar el crecimiento y poner fin a la deflación crónica. Foto: AFP

Agencia EFE
Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si 5
No 0

Economía de Japón se contrae 0,8% tercer trimestre y vuelve a la recesión

16 de noviembre de 2015 06:34

El producto interior bruto (PIB) de Japón se contrajo el tercer trimestre un 0,8 % anual ante el retroceso de la inversiones públicas y de capital corporativo, informó hoy (16 de noviembre) el Gobierno, por lo que la economía volvió a caer en recesión técnica.

A su vez, el PIB disminuyó un 0,2% en el periodo julio-septiembre con respecto al trimestre anterior, según los datos publicados por la Oficina del Gabinete.

El dato del PIB supone la segunda contracción trimestral consecutiva para Japón, por lo que la tercera economía mundial ha vuelto a caer en recesión técnica.

Los datos para el período julio-septiembre siguen a la caída interanual del 0,7% registrada en el trimestre anterior, según los datos revisados por el Ejecutivo.

La contracción de la economía nipona se debe principalmente al descenso de la demanda privada, que retrocedió un 1,8% interanual y un 0,5% intertrimestral, arrastrada por la caída de la inversión de capital corporativo.

Este indicador, una las piezas que el actual Gobierno del primer ministro Shinzo Abe se ha propuesto activar para estimular la recuperación, retrocedió un 5 % en términos interanuales y un 1,3% en comparación con el trimestre precedente.

No obstante, el consumo doméstico, un pilar que compone prácticamente el 60% del PIB nipón, avanzó un 2,1% en comparación con el tercer trimestre del año anterior.
En relación al trimestre precedente, el consumo creció un 0,5%.

A su vez, las exportaciones, otro componente de peso, experimentaron un avance interanual del 10,9%, y del 2,6% respecto a abril-junio.

La inversión pública, respaldada por el programa de reforma económica del Ejecutivo, el llamado "Abenomics", también mostró síntomas de debilidad y cayó un 1,3 por ciento interanual y un 0,3 % intertrimestral.

Los datos publicados hoy confirman las previsiones de los economistas, que apuntaban a que Japón se enfrentaba a su segunda recesión técnica desde la que experimentó entre abril y septiembre de 2014.

Sin embargo, la contracción de la economía nipona es menor de lo previsto por algunos analistas, por lo que sólo causó una caída moderada en la Bolsa de Tokio.

A los 50 minutos de iniciarse la negociación, el selectivo Nikkei retrocedía 194,68 puntos, un 0,99%, hasta situarse en 19 402,23 unidades, mientras que el indicador Topix, que agrupa a los valores de la primera sección, caía 12,58 puntos, un 0,79%, hasta las 1.573,25 unidades.

Las cifras vuelven a incrementar la presión sobre el Banco de Japón (BoJ) para potenciar su actual programa de estímulo con posibles medidas adicionales para fortalecer la marcha de la economía.