placeholder

Educación, ubicación e ingresos son determinantes

Las características que tienen los clientes de las entidades financieras ecuatorianas, como bancos privados y cooperativas, varían según los ingresos que perciben, el tipo de entidad, el lugar de trabajo, la formación... Los analistas consultados coinciden en que la educación y la ubicación geográfica son factores determinantes.

Para Rosa Matilde Guerrero, experta en mercados financieros, si bien no existe una caracterización de la población con mayor acceso a servicios financieros se puede inferir que es aquella ubicada en los estratos socioeconómicos con mayor poder adquisitivo, que está ubicada en zonas urbanas, especialmente de Pichincha, Guayas y Azuay, y que, por tanto, cuentan con mayor acceso a información financiera.

En la Asociación de Bancos Privados no está detallado el perfil de los usuarios de los servicios bancarios. No obstante, su director ejecutivo, César Robalino considera que mientras más educada es la población mayor uso dará a los servicios de la banca. “Eso permite ampliar el mercado a los bancos”.

Otras características, más bien apegadas al sector de las cooperativas, las menciona Javier Vaca, de la Red Financiera Rural (RFR).

Por lo general, dice, son personas que carecen de garantías para respaldar un crédito y que no son consideradas mano de obra calificada. “Son personas que en base a sus destrezas realizan un emprendimiento, pequeño por lo general, y que requiere que la cooperativa acuda hasta donde se encuentra su iniciativa para conocer en detalle los servicios a los que puede acceder”.

Héctor Fajardo, presidente de la Unión de Cooperativas de Ahorro y Crédito del Sur (Ucacsur), agrega que el cliente de estas entidades perdió la confianza en los bancos a raíz de la crisis de 1999 y encontró en el sector una mejor opción de ahorro y crédito. Dice que el usuario de las cooperativas, en promedio, tiene ingresos medios y bajos, y en un 60% pertenece al sector rural.

La cooperativa Jardín Azuayo registró en junio pasado alrededor de 231 000 socios y registra cada año unos 30 000 nuevos socios, según Juan Carlos Urgilés, coordinador del Área de Servicios de la entidad. “El socio de la cooperativa -añade Urgilés- tiene ingresos medios y altos”.