Patricia Holguín y su familia incursionan en la venta de zapatos por catálogo. Hace tres meses lanzaron la primera revista con más de 20 diseños y para abril saldrán los nuevos catálogos. Foto: Juan Carlos Pérez para LÍDERES

Patricia Holguín y su familia incursionan en la venta de zapatos por catálogo. Hace tres meses lanzaron la primera revista con más de 20 diseños y para abril saldrán los nuevos catálogos. Foto: Juan Carlos Pérez para LÍDERES

María Victoria Espinosa (I) 
redaccion@revistalideres.ec
Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si 20
No 1

La estrategia para crecer se dio con la venta por catálogo

6 de marzo de 2016 14:01

Tras desarrollar más de cuatro intentos por confeccionar un par de calzado cómodo, la microempresa Mujer Bonita obtuvo el primer par de zapatos.

Desde entonces, Patricia Holguín y su familia apostaron por el diseño y confección de zapatos para mujeres. Pero su propuesta fue que el negocio no se encasillara en una tienda de calzado; a ellos se les ocurrió venderlo por medio de catálogos. Hace unos cuatro meses lanzaron al mercado la primera revista con más de 20 modelos de diferentes colores como el rojo, negro, floreado, blanco.

La inversión para elaborar el primer par de zapatos fue mínima, de USD 30. Debieron fabricar en cuatro ocasiones el mismo calzado para corregir detalles en la suela, hebilla o combinación de colores.

Holguín recuerda que un día mientras compraba un par de sandalias su hijo mayor Rayniero, de 18 años, le propuso que en lugar de comprarlas, mejor las elabore ella.

La emprendedora le contó la idea a su esposo y enseguida empezaron a trabajar en el diseño de las sandalias y la imagen del negocio. Su hija de 12 años, Romina, escogió el nombre del emprendimiento Mujer Bonita. “Siempre me gustó diseñar y soñaba con elaborar mis propios zapatos, pero no me atrevía a invertir”.

Desde entonces, los cuatro integrantes de la familia Velasteguí Holguín revisan a diario páginas web, revistas y canales de moda para actualizar los modelos según las tendencias que se observan en Europa y en EE.UU.

Para elaborar el calzado, Mujer Bonita cuenta con cuatro artesanos calificados que se encargan de materializar los diseños que Holguín realiza. El material con el que se fabrica como el cuero sintético, hebillas es adquirido a proveedores en Colombia. Desde el 2015 ya se han diseñado 28 modelos de zapatos. Próximamente se lanzará un nuevo catálogo inspirado en las tendencias de la moda, con tonos y detalles dorados en tallas desde las 35 hasta la 39.

Los precios de las sandalias al público varían desde USD 22 hasta 50. El plus del negocio es brindarles comodidad a los clientes que incluso tienen problemas en los pies, como los ‘juanetes’. “Son sandalias diseñadas para las mujeres de hoy que hacemos varias actividades al mismo tiempo. Por eso es importante que los materiales sean de calidad. Nosotros hacemos más de cuatro intentos hasta perfeccionarlas”.

La idea de Holguín es que a través de su negocio se pueda generar empleo a las mujeres emprendedoras de la región.

Desde hace tres meses 50 mujeres venden los zapatos de Mujer Bonita en las provincias de Santo Domingo, Esmeraldas, Manabí y Los Ríos. Para inscribirse, la emprendedora debe hacer una compra de tres pares de sandalias y se lleva gratis el catálogo. Según el pedido que realice tiene un descuento de entre el 20 y 30%.

Carolina Espinoza es una de las vendedoras. Ella asegura que el negocio es rentable, porque los zapatos tienen diseños diferentes. Se encuentran desde plataformas o tacones muy altos hasta sandalias con una suela ideal para la playa o la piscina. Otro factor que despierta interés en los clientes es que el precio es conveniente.

Además, no vienen empacados en cajas de zapatos. Sino en fundas de una tela llamada cambrela de color rosado, que tiene dos compartimentos. Estos son útiles para guardar las sandalias individualmente al salir de viaje o para acomodarlas y evitar que el material se dañe.
Espinoza las comercializa desde hace un mes. “He vendido más de 10 pares y las personas siguen preguntando por más modelos”.

Según Holguín, para motivar a las vendedoras se les ha capacitado en ventas y atención al público. “Nos estamos preparando para que más personas se integren”.

Insignia

‘Motivamos a otras personas a emprender’

Rayniero Velasteguí. Publicista

En este negocio familiar me encargo de buscar las fuentes de comercialización y también de las actividades de publicidad.

En el momento estoy trabajando en el desarrollo de estrategias publicitarias en las redes sociales, que nos permiten mostrar el producto e interrelacionarnos con los potenciales clientes.

Pero esa estrategia solo funciona con un tipo de clientes, que conocen y han adquirido tecnología. Pero hay un grupo de personas, que aún son ‘analfabetos tecnológicos’. Por ello utilizamos otros métodos como las campañas a través de los medios de comunicación. Para eso es clave ir a los programas televisivos que nos permitan mostrar los diseños. Hemos empezado en Santo Domingo de los Tsáchilas, pero la idea es expandir el mensaje a nivel nacional.

Otra de mis funciones es buscar la capacitación del personal que trabaja con nosotros. Así nos aseguramos que las emprendedoras están motivadas y listas para vender nuestro producto.