placeholder
Santiago Ayala Sarmiento Redacción Quito / LÍDERES
Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si 0
No 1

Emprender de cero: ¡qué reto!

Se aferraron a su emprendimiento hasta con los dientes; eso sí, no al estilo del futbolista uruguayo Luis Suárez. Pero casi... Desde el 2010 recibieron rechazo tras rechazo para poder traer al Ecuador la franquicia canadiense CityChase.

A Andrés Cabezas y Aldo Jaramillo, amigos desde niños, les picó hace cuatro años la pulga -no Lionel Messi- de no ser solo asalariados a tiempo completo sino emprendedores. Pensaron que sería fácil y se toparon con más de un obstáculo en esta carrera por ser innovadores.

Todo empezó hace cuatro años, cuando ambos ejecutivos viajaron a golpear las puertas de la franquicia. Se trata de un circuito urbano que permite a los participantes, agrupados en parejas, cumplir retos, durante seis horas.

Entre el 2010 y el 2012, estos ecuatorianos solo recibieron negativas por parte de la franquicia. Recuerdan que los mánager de la marca les decían que no estaban interesados en el mercado latinoamericano y que por ese tiempo solo buscaban las plazas de Europa y de Asia.

Tras persistir, una y otra vez, en el 2012 finalmente CityChase accedió. Inmediatamente montaron una compañía que sirviera de paraguas legal dentro del Ecuador. Y esa tarea tampoco les fue fácil, por su inexperiencia tuvieron que empezar todo desde cero: Registro Único de Contribuyentes (RUC), registro en la Superintendencia de Compañías, declaraciones de impuestos, etc.

Una contadora les ayudó en esos ajetreos. Y así fueron dando a luz a su emprendimiento. Con la parte legal en orden, el siguiente paso fue conocer cómo reaccionaría el mercado, tanto de los consumidores como de las empresas potenciales auspiciantes de la competencia.

A través de estudios de mercado, detectaron que la gente sí estaba dispuesta a participar, porque se trataba de una carrera novedosa. Del lado empresarial, la idea les sonaba "bacansísima", según los dos ejecutivos, pero ninguna se interesaba en apostarle. "A todas las empresas que íbamos les gustaba, pero nos decían 'eres nuevo y mientras no tengas experiencia, mi marca no quiere arriesgar'. Preferirían mercadear en una carrera de 10 kilómetros. Veíamos que estábamos metidos en un carrito que andaba, pero que le faltaba gasolina", dice Jaramillo.

Lejos de desanimarse, siguieron golpeando puertas. Tenían que lanzar una competencia este año, sino la franquicia les retiraba la representación. El premio al esfuerzo llegó. Poco a poco las compañías ecuatorianas vieron en el modelo de mercadeo una nueva forma de acercarse a sus potenciales consumidores.

En la competencia, que se realizará el próximo 3 de agosto en Quito, habrá 24 actividades o retos que las 600 parejas deberán cumplir. Varios de ellos son auspiciados por las marcas, por lo que la prueba incorporará productos de estas. Así, por ejemplo, General Motors hará un reto donde los competidores deberán realizar un 'test drive' (prueba de manejo), de uno de sus vehículos.

Cabezas explica que el mercadeo, entonces, se hace más directo, porque 1 200 personas podrán ver, oler, tocar, etc. el producto, transformándolo en una vivencia real. "Ya no se trata solo de poner 'banners' ni de solo tener presencia de marca. Es ofrecer una interacción directa entre los usuarios y las compañías".

Uno de los puntos claves para ambos jóvenes fue el patrocinio de Grupo EL COMERCIO, a través de su marca LÍDERES. El respaldo de grandes firmas contagió a otras, grandes y pequeñas, para ser parte de esta competencia.