Universidad

Miguel Cárdenas (izq.), Silvia Peña (segunda izq.) y Silvana Zalamea (der.) son parte de los expertos de este centro. Fotos: Xavier Caivinagua / LÍDERES

Redacción Cuenca (I) 
[email protected]
Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si 3
No 0

El emprendimiento es un vínculo con la sociedad

31 de May de 2015 16:50

Más de 450 estudiantes de la Universidad de Cuenca se involucran cada ciclo lectivo con el emprendimiento. Lo hacen a través de la cátedra de Desarrollo de Emprendedores, que se dicta en 15 carreras de este centro de estudios superiores.

Esa materia está a cargo del Centro de Emprendimiento que fue creado en el 2009 para fomentar iniciativas que sirvan para resolver necesidades de la sociedad en diferentes ámbitos.

Cada ciclo surgen, en promedio, 120 proyectos de esta cátedra que se dicta en las carreras de ciencias de la hospitalidad, arquitectura, tecnología médica, jurisprudencia, ciencias agronómicas, química, medicina, entre otras.

Esos proyectos son presentados al final de cada ciclo por parte de los estudiantes y los expertos que laboran en el Centro de Emprendimiento escogen a los 30 más destacados. Para ello, se consideran parámetros como la factibilidad, base científica, resolución de problemas, contingente innovador y potencialidad.

Según la directora del Centro de Emprendimiento de la universidad, Silvana Zalamea, quienes toman esta materia cambian sus objetivos y no solo piensan en aprobar la materia sino que se involucran con el emprendimiento.

Una vez que se escogen los 30 proyectos, se invita a representantes de entidades públicas y privadas (ministerios y empresas) que pueden tener interés en las iniciativas. Ellos son convocados para que revisen las propuestas. Allí, se identifica el potencial de cada uno de los emprendimientos.

A más de esa evaluación se escoge a los 12 mejores, que participan en una suerte de feria o exposición de sus propuestas. Tres iniciativas son escogidas para que reciban asesorías. La mejor participa en concursos internacionales como ocurrió el año pasado en la XVII Feria de Ideas y Negocios que realizó el TEC de Costa Rica. Allí, cinco egresados de Terapia Física de esta universidad presentaron un foto-podómetro para diagnosticar el pie plano.

Desde la inauguración del Centro de Emprendimiento se han realizado seis presentaciones de los mejores proyectos ante los representantes de los sectores públicos y privados de Cuenca.
Zalamea señala que para que estos proyectos se concreten se necesita apoyo externo ya sea del Gobierno, sector financiero, consumidores. “No es una tarea exclusiva de la universidad”.

Silvia Peña labora en este centro de emprendimiento, que funciona en el campus central de la Universidad de Cuenca. Según ella, existe el interés de las empresas de la región para ser socios o una suerte de “ángeles inversores”.

Peña señala que están por firmar un convenio con el Grupo Graiman para que esta firma escoja entre proyectos seleccionados por este centro para ayudar en la puesta en marcha. Ella dice que existen acercamientos con la agencia digital La Motora que busca talentos y quiere apoyar.

El Ministerio de Industrias también apoya con asesorías específicas sobre el negocio, mercado, entre otros ámbitos, dice Peña.

Su compañero del centro, Miguel Cárdenas, señala que la teoría que se imparte en la cátedra de Desarrollo de Emprendedores avanza con la práctica y al final no hay un examen sino la presentación del proyecto.

Los emprendedores Cristián Sari, Janeth Cárdenas y Geovanny Barrera siguieron este proceso. Los dos últimos cursan el décimo ciclo de bioquímica y farmacia, mientras que Sari es egresado de ingeniería de sistemas.

Su emprendimiento consiste en el desarrollo de un software para controlar la dosificación de medicamentos de pacientes con insuficiencia renal. Esa idea surgió del contacto que Geovanny Barrera y Janeth Cárdenas tuvieron con historias clínicas.

Según Barrera, la intención es formar una base de datos en la que se consideren algunas variables, así como los datos de los pacientes para medicar. En cuatro meses se prevé que estará listo el prototipo.

Sari se incorporó por una recomendación de un profesor y tras una conversación con los otros involucrados determinó que había potencial porque es poco frecuente que se desarrollen softwares de estas características. Él también motiva a los emprendedores por la experiencia que logró con su negocio de diseño web-multimedia, que tiene desde hace 13 años.

Otros detalles

El personal. Este centro tiene expertos que dan asesoría. Hay un abogado, un economista, un asesor en la formulación de proyecto, un experto en psicología y laboral y un PhD en emprendimientos e innovación.

Su proyecto. La meta es que más carreras incluyan la cátedra en sus mallas curriculares, la siguiente será ingeniería civil. Además, buscan más acuerdos con empresas que inviertan en las iniciativas.