placeholder
Entrevista a Daniel Ortega, Ministro del Ambiente. Foto: Vicente Costales/ EL COMERCIO.

Entrevista a Daniel Ortega, Ministro del Ambiente. Foto: Vicente Costales/ EL COMERCIO.

Redacción Quito (I)
Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si 3
No 0

El código ambiental traerá incentivos

17 de enero de 2016 15:20

El Ministro del Ambiente, Daniel Ortega, habla sobre los compromisos adquiridos por Ecuador tras la cumbre en París contra el cambio climático, en diciembre. También ofrece detalles del proyecto de código orgánico ambiental, que se tramita en la Asamblea Nacional.

¿Cuáles son los compromisos puntuales que Ecuador asumió en la COP21?

En París hubo grandes foros del sector empresarial sobre el rol que podían jugar las compañías privadas y eran los empresarios los que demandaban más acción. En ese contexto trajimos cuestiones muy concretas: nos reunimos con al directora del Fondo Verde para el Clima, que es parte de las Naciones Unidas, y confirmamos que sesionará en Guayaquil en octubre de este año.

La importancia del Fondo está en el trabajo que cumple por frenar el cambio climático. No olvidemos que para eso existe un primer ofrecimiento de los países desarrollados por USD 100 000 millones y el fondo tiene la obligación de movilizar esos recursos, desde el 2020.

¿Por qué es importante que el Fondo sesione en Ecuador?

Porque aquí se van a tomar decisiones sobre qué proyectos se podrán financiar. El fondo tiene un programa para que la empresa privada encuentre oportunidades comunes y creemos que podemos formar una alianza público privada, para potenciar una economía de servicios ambientales. Y por eso, desde febrero empezaremos talleres para compartir oportunidades para el sector productivo.

¿Qué otras acciones se desarrollarán en el Ecuador tras el encuentro de París?

En la COP21 también tuvimos reuniones con autoridades ambientales de Corea del Sur, China y Brasil, para explorar áreas de trabajo. Corea del Sur está avanzando en potenciar servicios ambientales con el sector privado; China quiere invertir en parques industriales verdes en todo el mundo y creemos que con Yachay podemos permitir un encuentro público privado, para desarrollar inversiones de ese estilo en el país.

También, en Ecuador existe un despliegue de política pública y este año vamos a alcanzar el 90% de energías renovables, lo cual es importante, porque vamos a exportar energía, además que permitirá disminuir la estructura de costos de producción del sector productivo incrementando su ventaja competitiva a nivel regional. Son pasos concretos como el programa Socio Bosque, en el que se invierten 10 millones de dólares al año, para preservar un millón y medio de hectáreas de bosque y áreas protegidas.

¿Cuál es el valor del sistema nacional de áreas protegidas?

El sistema nacional de áreas protegidas representa el 20% del territorio nacional. De ese porcentaje se deriva una contribución directa de 275 millones de dólares al PIB, esto es cerca del 35% del PIB turístico. Hemos encontrado que por cada dólar invertido en el sistema nacional de áreas protegidas genera un retorno de 11 dólares. Este año vamos a incrementar la inversión en áreas protegidas, vamos a mejorar su infraestructura, su promoción, con deportes de aventura, turismo científico, etc.

Estas son acciones concretas que vamos a ejecutar en términos de cambio climático. Estamos debatiendo el cambio de la matriz productiva y cómo hacer una transición hacia una economía de servicios ambientales, todo esto conecta la agenda global con la local y al mismo tiempo abre oportunidades para el sector empresarial.

Las políticas públicas son importantes, pero también se necesita la participación de la empresas privada y del ciudadano común. ¿Que estrategia se usará para conectar la política pública con la empresa y con el ciudadano?

Estoy convencido de que el sector privado ya tiene un compromiso con el ambiente. Por ejemplo, hemos visto que Ecuador es líder en recuperación de plástico pet y esto pasa porque el sector privado está preparado. Nosotros vamos a potenciar eso y conjuntamente podemos llegar a ser una potencia verde. Por eso, el marco normativo de París es muy importante, porque genera un sistema de incentivos a escala global que permitan la transición y brindar oportunidades al sector privado.

Con la sesión del Fondo Verde para el Clima creemos que podemos acceder a parte de esos 100 000 millones de dólares, para formar alianzas publico-privadas o emprendimientos. De igual forma, siento que puede mejorar el tema del licenciamiento ambiental, siempre con cumplimento estricto de la normativa. Por eso, ya estamos trabajando con empresas de empaques, para reducir la necesidad o la cantidad de empaques, para reducir el desperdicio de alimentos.

¿Cómo avanza el acercamiento con la empresa privada en este tema de la reducción de empaques?

Desde hace unos dos meses hemos tenido encuentros preliminares y pensamos establecer una plataforma de innovación ambiental. También, hemos hablado con la industria de neumáticos y con empresas que manejan residuos electrónicos. El sector industrial está listo para asumir este reto que se plantea.

¿Qué comentan los empresarios al respecto?

Siento un gran compromiso hacia el Ecuador verde, hacia ser una potencia verde. Hay voluntad de dialogar y la meta es aportar en un año complicado.

Usted menciona la frase ‘potencia verde’. ¿Qué implica esto y qué debe hacer el Ecuador para ser potencia?

Es un esquema de dos elementos: el primero es la ecoeficiencia que genera oportunidades para provisión de servicios y aprovechamiento de recursos, lo que permite mayor sostenibilidad y brinda valor agregado a productos de exportación. El segundo elemento es reconocer avances y acompañar los procesos.

¿En qué etapa está el análisis del proyecto de código orgánico ambiental que trata la Asamblea?

Tuvo el primer debate, existe un informe y vamos a iniciar consultas prelegislativas en el primer trimestre del año. Vamos a tener un diálogo para conocer demandas de la población y de distintos sectores. El código ambiental debe permitir incentivos claros para el sector privado.

¿Qué incentivos se presentan en este proyecto de código para el sector privado?

Tenemos siempre los espacios de corresponsabilidad. Sin un rolimportante del sector público con inversión, normativa y con eficiencia en procesos, el sector privado puede encontrarse en una situación bastante compleja. Creemos que hemos garantizado esas condiciones y creemos que podemos acompañar más al sector privado, para que al código no se lo observe como una normativa más de obligatoriedad sino como una oportunidad adicional de desarrollar industrias.

Esto lo tenemos que construir juntos al conocer las aspiraciones del sector privado. Por eso, invito al sector privado para sentarnos a conversar y conocer sus aspiraciones para ver cómo les gustaría ver traducidos los acuerdos globales en la normativa local y trabajar conjuntamente en un esquema de incentivos.

¿Existe un plazo para  aprobar el código?

En la agenda legislativa el tratamiento y la aprobación del código están previstos para este año.