placeholder
John Lloyd / El Comercio De Lima (GDA)
Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si 0
No 0

La época de la complejidad

Los británicos han desarrollado un fetiche en torno a la capacidad de solucionar las cosas al paso. Tomados por sorpresa, sufriendo contratiempos, acopiando la voluntad individual y nacional y, solo entonces, contra toda probabilidad, vencer al enemigo es algo profundamente arraigado en el mito nacional.

Ahora, algunos han desarrollado cierta ansiedad en torno a esta costumbre y por la falta de un pensamiento estratégico en los líderes actuales.

El general sir David Richard, jefe de las Fuerzas Armadas británicas, enfatizó hace poco la necesidad de tener un pensamiento a largo plazo respecto de la dificultad de predecir lo que pasará con el mundo. Los conflictos en el Medio Oriente, el crecimiento de China, la desaceleración de Europa, la competencia feroz por las materias primas, los cambios demográficos, el terrorismo y el crimen internacional, son solamente algunos de los inmensos retos que él vislumbra.

Por lo tanto, es indispensable que los ejecutivos empresariales tengan la misma comprensión de los problemas mundiales que tienen los principales gerentes corporativos de otros países; o, más importante todavía, de cómo esos problemas mundiales podrían afectar a sus compañías.

En Estados Unidos, gerentes corporativos y profesionales de alto nivel participan los fines de semana en reuniones sobre la estrategia global, y algunos de ellos tienen un cargo como miembros de gabinetes presidenciales.