placeholder
Alberto Araujo / Redacción Quito
Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si 1
No 0

‘Se espera una fuerte presencia china en la ronda petrolera’, Fernando Emanuele

El gerente general de los consorcios petroleros Marañón e Interpec, Fernando Emanuele, operadores de los campos marginales Ocano Peña Blanca y Eno Ron, Fernando Emanuele hace una evaluación de las posibles inversiones internacionales. Eso, dentro de los bloques del sur oriente, que saldrán a licitación en la XI Ronda Petrolera esta semana.

¿Qué tan atractivo es el negocio petrolero en el Ecuador con los cambios contractuales y de leyes de los últimos años?

En el sector hubo una importante etapa de incertidumbre durante el cambio de modelo contractual de participación a prestación de servicios. Sin embargo, creo que el modelo contractual final tiene más puntos positivos que negativos. En lugar de una participación de la producción, hay una tarifa fija, que a la larga termina siendo un porcentaje de cada barril. Uno de los beneficios es que se elimina la volatilidad del precio del mercado y las empresas se pueden concentrar en los riesgos inherentes a la industria; como los riesgos geológico, técnicos, de operaciones y contingencias ambientales. Si bien no hay un premio cuando sube el precio del barril, ya había límites a estas ganancias como la Ley 42, antes de que se consolidara el modelo.

¿Cómo funcionan los contratos en otros países como Colombia y Perú?

Dependen de las políticas de Estado. En Colombia y Perú los contratos más comunes son los de participación. En Estados Unidos no existen contratos, simplemente las empresas pagan una regalía a los propietarios de las tierras, donde sacan el petróleo, porque la propiedad del hidrocarburo es del dueño de la tierra. El Estado solo recibe impuestos. Hay otros países donde el petróleo es el producto principal y los estados son más proteccionistas. Allí hay contratos “en extremo” de servicios, donde un Estado le paga a una empresa por el trabajo específico de desarrollar un campo, un valor determinado con una utilidad determinada y la empresa se retira para que opere el Estado. Aquí están países del Oriente Medio como Irán e Iraq o de África.

¿En qué escala está Ecuador respecto a participación estatal de los ingresos del crudo?

Ecuador está del lado de los estados que más participan de los ingresos petroleros. Mientras que Estados Unidos está en el extremo de los que participan menos.

En este contexto, ¿qué perspectivas de éxito hay sobre la XI Ronda Petrolera del sur oriente que se dará esta semana?

La idea de hacer rondas en materia petrolera es trasladar el riesgo a las empresas. Las áreas del sur oriente son exploratorias y las empresas que lleguen deben estar dispuestas a asumir el riesgo de confirmar que existe petróleo. Analizarán la información existente a nivel geológico, logístico, ambiental; levantarán una estructura de costos y propondrán una tarifa. La mejor tarifa ganará. Si la tarifa es buena, el contrato es bueno.

¿El contrato es bueno en función de la negociación de la tarifa?

La modalidad contractual es buena. Pero evidentemente la empresa debe hacer bien sus números. Si yo gano una tarifa de USD 45 cuando el precio del barril está en 90, tengo el 50% de la participación del recurso traducido a términos del contrato de participación. Evidentemente, el Estado, que no invierte nada, participará en un 80% de la renta petrolera neta, mientras que la contratista tendrá el 20%. Pero esa relación no está nada mal. Sigue siendo atractiva. Y lo que la hace más atractiva es que en el mundo -usando una metáfora ganadera-, ya no estamos en la carne del petróleo, sino en los huesos. No hay grandes descubrimientos, como sí pasaba hace unos 30 ó 50 años. El crudo era más liviano, menos profundo, estaba en tierra y no en el mar, y alejado de zonas ambientalmente sensibles. Ahora es todo lo contrario.

Si es tan atractivo el contrato, ¿por qué las empresas grandes como Petrobras y EDC salieron del Ecuador con el nuevo modelo?

Las empresas grandes que integran toda la cadena energética desde la producción, pasando por el transporte, la refinación y la distribución al usuario final, pueden ver este contrato menos atractivo. Esas empresas necesitan tener la producción para abastecer sus propias refinerías y mercados, y estratégicamente no les resultaba tener el pago por su actividad. Además, las firmas que cotizan en las Bolsas de Valores de Nueva York o Toronto, necesitan propietarios de reservas para elevar el valor de sus acciones. Si no tienen reservas pierden valor y por ello, el contrato de participación es más acorde de su estrategia.

¿Cuánto pueden ahuyentar las inversiones los litigios internacionales que tiene el Ecuador con empresas como Oxy o Perenco?

Ese es un punto negativo que desincentiva la inversión, no solo en el petróleo sino a nivel general. Otro punto negativo son las constantes reformas tributarias. También preocupa cómo se definirá la cláusula de resolución de conflictos en los contratos de la nueva ronda petrolera. Todo contrato con el Estado debe contemplar una cláusula de resolución de conflictos sobre la base de un tercero independiente internacional. No puede ser un tribunal o árbitro local. Hay que tomar en cuenta que todos los arbitrajes contra el Ecuador surgieron en la etapa de transición del modelo contractual. Actualmente, la mesa está servida y las reglas son claras. Y no deberían ser estos arbitrajes un motivo de desincentivo.

¿Qué empresas podrían venir para la XI Ronda Petrolera?

Vendrán quienes conocen el ambiente de negocios en el Ecuador. Habrá una fuerte presencia china y podrían llegar por el tema logístico las empresas ubicadas en el nororiente del Perú como Repsol, Astra, Pluspetrol, Ecopetrol, Petroperú y Pacific Ruviales.

¿Y empresas como Petrobras o Exxon?

No descarto que estas empresas se interesen, incluso Oxy o Perenco, porque tienen operaciones en Perú. También podrían venir Exxon o BP. Son empresas grandes que tienen el músculo para apostar a una exploración costosa, en áreas donde hay que invertir importantes cantidades de dinero solo para confirmar la presencia de petróleo. Incluso podrían absorber el golpe de un proyecto exploratorio no exitoso, a diferencia de una empresa pequeña, que con una pérdida de USD 80 millones podría quebrar. Por ello, los actores de esta ronda serán empresas grandes.

¿Cómo puede afectar a la XI Ronda Petrolera el tema ambiental y social en la zona?

Puede ser un desincentivo si las cosas no se han hecho bien en toda la etapa prelicitatoria. Es decir, debe estar bien definida la consulta previa y la participación de las comunidades en los bloques. Las empresas que entran a participar deben saber que ya hay una aprobación de la comunidad y que se haya llegado a un preacuerdo, para que la comunidad participe más o menos activamente de la actividad extractiva. Esto, para que las empresas concentren su atención y recursos en las actividades de exploración y no en resolver problemas con las comunidades.

Su trayectoria se enfoca en el área petrolera privada

  • Nació en Guayaquil. Tiene 36 años y estudió economía internacional en la Universidad de Trieste en Italia.
  • Obtuvo un MBA. Lo hizo en la U. Austral de Argentina. Ha trabajado en la empresa petrolera Pérez Compac y Petrobras.
  • Cargos. Gerente de planificación del Consorcio Pegaso en el campo Puma.