La promoción de productos como el cacao y sus derivados es parte del trabajo del sector exportador. Foto: archivo Joffre Flores / LÍDERES

La promoción de productos como el cacao y sus derivados es parte del trabajo del sector exportador. Foto: archivo Joffre Flores / LÍDERES

Redacción Quito (I)
redaccion@revistalideres.ec
Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si 0
No 0

Los envíos al exterior suman actores

29 de agosto de 2016 08:22

El sector exportador continúa con su trabajo, en medio de retos y oportunidades. En este camino se encuentran actores como nuevos empresarios, organismos estatales y exportadores tradicionales; todos trabajan para innovar la oferta exportable y encontrar nuevos mercados alrededor de los cinco continentes.

La nueva generación de exportadores surgió en la década pasada y se apoya en los beneficios que trajo la dolarización. Sus representantes incursionan con productos no tradicionales e innovadores como chocolate elaborado con cacao orgánico, ‘snacks’ de vegetales, barras energizantes, entre otros bienes.

A estos empresarios hay que añadir las exportaciones no tradicionales y poco comunes, pero que tienen nichos específicos y que surgen gracias a la inventiva del productor local: allí se encuentran ancas de rana, aceite de aguacate, balsa, entre otros. Estos productos, si bien no tienen mayor peso en las exportaciones, dejan ver que existen oportunidades que están siendo aprovechadas.

Las oficinas comerciales también son parte de la cadena exportadora. La agencia estatal Pro Ecuador cuenta con 31 oficinas repartidas en 26 países. Una de sus tareas es fomentar las exportaciones, para lo que trabaja de la mano de empresarios a los que apoya con capacitaciones, asesoría comercial, invitaciones a ferias, etc.

Los actores mencionados anteriormente son parte del complicado engranaje exportador. Esta actividad dio sus primeros pasos en Ecuador en el siglo XIX, se desarrolló el siglo pasado y ahora mira nuevos horizontes alrededor del planeta.

El Semanario LÍDERES presenta a continuación un especial en el que se abordan detalles poco conocidos de los envíos ecuatorianos y cuenta las cifras más recientes del comercio exterior.

El exportador de hoy se enfoca en la innovación

Carla Barbotó y Santiago Peralta son los fundadores de Pacari, la firma ecuatoriana de chocolate premium. Cortesía Pacari

Carla Barbotó y Santiago Peralta son los fundadores de Pacari, la firma ecuatoriana de chocolate premium. Cortesía Pacari

Sebastián Angulo (I)

Los chocolates llegaron con sabor a piña a Londres. La primera exportación oficial de Pacari, en el 2007, fue al país británico y las 20 000 barras compartieron el contenedor con un cargamento de estas frutas. Santiago Peralta, su gerente, cuenta que este fue uno de los errores que más recuerdan. “Aprendimos a no mezclar nunca chocolates con piña”, comenta entre risas el emprendedor.

Ahora, Pacari tiene previsto terminar este año con 2,5 millones de barras exportadas, aproximadamente. Para conseguirlo, la marca ha buscado abrirse mercado en múltiples destinos.

“Acabo de venir de España, Italia y de EE.UU., a inicios de agosto. La semana pasada estuve en Bogotá y en Guayaquil”, cuenta Peralta. Al año, afirma el gerente de Pacari, realiza entre 20 y 30 viajes a distintos destinos del mundo, promocionando su producto. Ahora, acaba de cerrar un convenio con la aerolínea premium Fly Emirates, para repartir Pacari en sus vuelos.

Peralta representa la nueva generación de exportadores ecuatorianos, quienes buscan incursionar con productos no tradicionales e innovadores en los mercados internacionales.

Daniel Legarda, presidente Ejecutivo de la Federación Ecuatoriana de Exportadores (Fedexpor) sostiene que los nuevos exportadores son emprendedores que fungen de gerentes, directores de operaciones, presidentes de su empresa a la vez, y ellos mismos viajan con maletín en mano por el mundo a ofrecer sus productos y abrir nuevos mercados.

Legarda sostiene que este tipo de exportadores no lleva más de 20 años enviando productos al exterior y sus orígenes se remontan a los inicios de la dolarización, allá, a inicios de la década pasada. “Podemos marcar un antes y después en la historia de la exportación a partir de la dolarización. Luego de la dolarización empezaron a crecer los productos no tradicionales”, sostiene el titular de Fedexpor.

Todo ello, según Legarda, se consiguió gracias a las preferencias arancelarias que se consiguieron en Europa y EE.UU. A esto se suma la profundización de acuerdos con la Comunidad Andina y el Mercosur.

Otros ítems no tradicionales que buscan ganar terreno en los mercados internacionales son las artesanías, frutas, cereales como la quinua, plantas endémicas como la guayusa y más.

En el momento de contestar la llamada para esta entrevista, Martín Acosta, fundador y CEO de Kiwa, se encontraba en California (EE.UU.), en un viaje de negocios. Esta firma se especializa en la producción de ‘snacks’ naturales hechos de papa y otros tubérculos; Acosta recuerda que empezó a enviar sus productos en el 2010 a Francia, Chile, entre otros destinos, gracias a ferias en las que mostró sus productos a potenciales compradores. En principio, enviaron un contenedor de 20 pies y ahora sus productos llegan a 29 países.

Del otro lado, según Legarda, están los exportadores de los productos tradicionales, como cacao, banano, camarón, flores, atún y café, quienes abrieron los mercados para el producto local desde décadas pasadas.

Eduardo Ledesma, presidente de la Asociación de Exportadores de Banano del Ecuador, sostiene que los primeros exportadores del país fueron firmas internacionales, a mediados del siglo pasado, durante el gobierno de Galo Plaza, junto a su ministro de economía, Clemente Yerovi.

“ No eran más de cinco: Chiquita, Del Monte, Dole y Luis Noboa se sumó con su marca Bonita. Ese era el abanico de exportadores”, sostiene Ledesma y añade que ahora las nuevas generaciones, al ser empresas familiares, también han asumido el mando de las firmas exportadoras bananeras.

Más datos

Productos tradicionales. 
Entre enero y junio de este año las exportaciones de banano representaron USD 1 401 millones, un 5,3% menos en dólares, comparado con el mismo período del año pasado, según estadísticas del Banco Central del Ecuador.

Productos no tradicionales. En el primer semestre de este año, crecieron las exportaciones de ítems como madera, frutas, abacá, manufacturas de cuero, plástico y caucho, en comparación con igual período del 2015.

Desde ancas de rana hasta aceite de aguacate, en la canasta de productos

La firma Wikiri exporta ancas de rana a diferentes destinos del mundo. El producto es apetecido en mercados como Francia y España. Foto: archivo LÍDERES

La firma Wikiri exporta ancas de rana a diferentes destinos del mundo. El producto es apetecido en mercados como Francia y España. Foto: archivo LÍDERES

Las exportaciones ecuatorianas no solo tienen que ver con banano, camarón o cacao. También hay ítems fuera de lo común que buscan conquistar diferentes mercados.

Según datos de la Federación de Exportadores (Fedexpor), entre los ítems que no son tan tradicionales están ancas de rana, aceite de aguacate, barras de granola, maderas como balsa y teca, entre otros productos.

Daniel Legarda, director Ejecutivo de Fedexpor, sostiene que este tipo de exportaciones son “ingeniosas” y tienen que ver con emprendedores que buscan llevar sus productos al exterior.
Entre los ítems que han sobresalido en los últimos años, dice Legarda, están ciertas maderas, como la teca y la balsa.

A pesar de los bajos precios de las materias primas y la contracción económica interna, las exportaciones de madera crecieron 12,9% en toneladas métricas (tm) y 0,7% en valor entre el primer semestre de este año e igual período del 2015, según datos del Banco Central del Ecuador (BCE).

Mientras que el envío de maderas terciadas y prensadas al exterior subió 58% en volumen y 10% en dólares. Estos dos productos, junto a manufacturas de cuero, plástico, caucho, otros elaborados de mar, camarón, frutas y abacá están entre los sectores de exportación que cerraron con cifras positivas en los seis primeros meses del año.

Productos como la teca son relativamente nuevos en el mercado internacional y experimentan “un interesante despegue”, debido a que es una madera resistente y de alta demanda, explica el Presidente Ejecutivo de la Federación de Exportadores (Fedexpor). Entre sus principales destinos están India, Japón y otros países de Asia.

También existen otros ítems, como premezcla de quinua y arroz, revestimientos de paredes y pisos y software.

Sobre este último ítem, Legarda sostiene que el software financiero creado por firmas ecuatorianas ha tenido buena aceptación en países de la región y que alrededor de doce empresas están llevando sus programas fuera del país.

La empresa Uyamá Farms exporta aceite de aguacate a Colombia, Canadá, Japón, Panamá, Holanda, entre otros países de Europa. Esta firma nació en San Nicolás de Mira (Carchi), en el 2006, en medio de 75 hectáreas de aguacates en las variedades hass y fuerte.

Un año después, cuando fue instalada la maquinaria, comenzó la producción de aceite virgen envasado, en cuatro presentaciones. Aceite natural, macerado con ají, original y con hojas de aguacate son los productos estrella que oferta esta firma agroindustrial desde hace siete años, bajo la marca Mira Naturals. Su sabor natural es utilizado en la cocina gourmet y en la preparación de platos que contienen pescado y pollo.

Legarda sostiene que también el país exporta ranas vivas del Oriente a universidades del exterior, con el objetivo de hacer estudios para la preservación de estos animales.