Alberto Araujo. Redacción Quito - LÍDERES
Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si 2
No 1

La extracción privada de petróleo continúa en retroceso

Este próximo 23 de noviembre se cumplen tres años de la renegociación de los contratos petroleros entre el Estado y las compañías privadas que operan en el Ecuador.

El Gobierno impulsó este proceso, sin éxito, durante los primeros tres años de su administración, hasta que a mediados del 2010 envió a la Asamblea un proyecto de reforma urgente a la Ley de Hidrocarburos. Ahí determinó un plazo de 120 días para que el Ministerio de Recursos No Renovables negociara con 16 empresas el cambio de sus contratos, de un modelo de participación (porcentaje sobre la producción), a otro de prestación de servicios con tarifa fija.

Como resultado, diez empresas firmaron los nuevos contratos y las seis restantes decidieron dejar el país.

De este proceso, el Gobierno pasó a beneficiarse exclusivamente del cualquier aumento en el precio del barril del petróleo y mejoró 10 puntos porcentuales su participación en en la renta petrolera.

Esto le ha significado ingresos petroleros extraordinarios anuales en el rango de USD 1 000 millones a USD 1 500 millones, según declaraciones de los propios funcionarios del Régimen.

Pese a estas cifras positivas, las promesas de aumentar la producción de las petroleras privadas, que ya venía cayendo desde el 2007, quedaron en buenas intenciones. De acuerdo con datos de la Agencia de Regulación y Control de Hidrocarburos, la caída de la producción petrolera privada ha seguido. En el 2012 cayó 25% respecto al 2010.

De las diez empresas privadas que operan en el Ecuador, solo Enap - Sipec de Chile y el consorcio Puma Oriente han logrado incrementar su producción, mientras que en el resto la caída va desde el 3% para el caso de Petroriental hasta el 23% para Agip.Y el retroceso ha continuado durante el presente año.

Esto, pese a que desde el Régimen se ofreció que la producción privada debía ubicarse este año en cerca de 200 000 barriles diarios, producto de nuevas inversiones que la firmas se comprometieron a realizar. Pero pese a estos ofrecimientos, la producción privada entre enero y agosto de este año promedió los 130 732 barriles diarios.

Luego de la renegociación de contratos se anunciaron inversiones por USD 1 200 millones por parte de las petroleras en los primeros cuatro años del contrato. De ellos, USD 963 millones eran para mejorar la producción y los USD 242 millones restantes en nuevas inversiones de exploración. Sin embargo, estas últimas no se han realizado y las cifras de inversión no se han transparentado.

Para el ex ministro de Energía, Óscar Garzón, a futuro tampoco se ve un cambio de escenario con la licitación de la XI Ronda Petrolera de bloques del Suroriente. Ello, debido a que las condiciones contractuales para las empresas privadas presentan muy pocos incentivos.

Pese a la falta de ofertas para esta última licitación, Petroamazonas indicó que seis empresas estatales y privadas están intersadas en asociarse con ella para desarrollar otros dos bloques.