Marcelo Hidalgo es el propietario de la empresa Maltasa, especializada en la producción de extracto de malta. Fotos: Galo Paguay/LÍDERES
Redacción Quito
Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si 25
No 0

El extracto de malta que surge en Quito

Marcelo Hidalgo conoció el extracto de malta cuando trabajaba en la cervecería La Vitoria, en Quito. Era el año 1967 y allí utilizaban este edulcorante de origen natural para fabricar la bebida.

Durante 10 años trabajó en esa empresa, como encargado de un departamento dedicado a la extracción de malta de la cebada. "Pero en 1975, la empresa entró en un proceso de liquidación", cuenta. Entonces este emprendedor tuvo la oportunidad de comprar parte de la maquinaria que, hasta ese año, había utilizado en su trabajo.

Lo primero que hizo este ingeniero químico fue buscar financiamiento. El Banco de Fomento le dio un crédito de 800 000 sucres que al cambio de 1975 representaban unos USD 32 000.

Con ese dinero compró tanques de filtración de impurezas, tanques de cocimiento de la cebada y de sacarificación, indispensables para producir malta. "También fue necesario darles mantenimiento, estaban muy desgastados".

Con la maquinaria en sus manos, comenzó a adecuar un espacio en un terreno en el sur de Quito, en donde construyó la planta e instaló la maquinaria. En este proceso invirtió unos USD 28 000.

Hidalgo se propuso fundar Maltasa para producir extracto de malta. Sin embargo, este emprendedor tuvo que esperar hasta 1983 para ver su fábrica funcionando. Esto debido a que el financiamiento "no se consiguió de la noche a la mañana. Fue una empresa que comencé solo, sin ayuda de socios. Quería ser dueño de mi propia empresa", cuenta.

El extracto de malta es un producto que puede ser utilizado como reemplazo del azúcar y su consumo es ideal para personas con diabetes, asegura Paquita Ponce, medica naturópata .

En la industria, este insumo se utiliza para la elaboración de cerveza, galletas, repostería... explica Hidalgo.

Es por eso que su primer cliente fue Nabisco, una compañía estadounidense dedicada entonces a la elaboración de galletas. Esta empresa le compró el total de su producción durante los 10 primeros años de Maltasa, hasta 1993.

Desde entonces hasta la actualidad, Hidalgo vende su extracto de malta a la empresa Italia, ubicada en el norte de Quito, que utiliza el producto en sus líneas de panadería y de repostería.

Álex Durini, representante de la empresa Italia, destaca el producto de Maltasa. "En el país no existen empresas que elaboren extracto de malta. Y el producto de Maltasa es de buena calidad".

Hidalgo asegura que su empresa tiene potencial porque en el mercado se desconoce que el extracto de malta se elabora en el país y por eso algunas compañías prefieren importarlo de Chile o Colombia.

Esto lo confirma Andrés Erazo, propietario de la Cervecería Gourmet Ecuatoriana, ubicada en Quito. "Para fabricar cerveza no uso extracto de malta, sino cebada malteada pues importar el extracto es muy costoso. No sabía que se fabricara en el país", asegura el dueño de la cervecería gourmet.

A pesar de esto, Maltasa mantiene un promedio de producción de 24 tanques de extracto de malta por mes, cada uno con 250 kilos del producto. Esto le permite facturar USD 17 000 por mes, en promedio. Su producto también se distribuye en frascos de 500 gramos, a un costo de USD 2,50 cada unidad.