placeholder

La familia y la edad son aspectos que pesan

En Ecuador, el 95% de las empresas son familiares. Así se señaló hace dos semanas en las mesas de análisis “Perfil de la empresa familiar ecuatoriana”, efectuado en la Universidad Andina Simón Bolívar (UASB), sede Quito.

El dato condiciona que los ejecutivos, al menos los de las primeras generaciones de una compañía, serán hermanos, hijos, sobrinos… del fundador de la compañía.

María José Bustamante, directora general de Aden Business School en Ecuador, comenta que esa empresa familiar es vertical, en principio. “Pero cuando asuma el hijo del fundador la tendencia es que la actividad se horizontalice. Es una tendencia que se ve en al región y en el mundo”.

Otra visión es la da Wilson Mariño, catedrático de la UASB. Él considera que las empresas creadas hace 30 ó 40 años están cambiando de generación en sus puestos directivos, en empresas de distintos sectores. “Estos son más tecnológicos, la computación y las TIC ayudan mucho. Con este cambio generacional las empresas se vuelven más rápidas”.

Según Mariño, los nuevos ejecutivos son agresivos en el sentido de buscar crecimiento local regional o internacional.

Para Gabriel Robayo, director general de IDE Business School, los cambios se dan en compañías de distintos sectores. “Es indistinto”, afirma.

No obstante, la renovación de los cuadros gerenciales será más lenta en la próxima década, según Arturo Condo, rector del Incae. Esto obedece a los efectos de las crisis del 2001 (burbuja tecnológica) y del 2008 (crack financiero mundial). “Ambas crisis prolongaron el tiempo de trabajo de los altos mandos. Pensaban jubilarse a los 60 años, pero ahora trabajarán unos cinco años más”.

Testimonios que reflejan una nueva visión gerencial

‘La mentalidad ha evolucionado’
Wilson Galarza
Presidente ejecutivo de Autolasa, concesionaria de vehículos

Tengo 37 años y hace 17 me involucré en el mundo automotriz. A mis 20 años mi padre me nombró vicepresidente de su firma y fue un gran reto. Sin embargo, dominar tres idiomas y los contactos generados, cuando estudiaba en EE.UU., fueron una ventaja para manejar los negocios con empresas extranjeras.

Creo que el actual ejecutivo ecuatoriano debe estar preparado para cualquier tipo de situación. Además, debe saber aprovechar los recursos tecnológicos.

Destaco que estos nuevos ejecutivos están más conscientes de sus capacidades y fortalezas; no temen emprender proyectos grandes. Esta mentalidad ha venido evolucionando a través de los años.


‘El ejecutivo ya no decide solo’
Ulises Alvear
Presidente de la Asociación de Casas de Valores del Ecuador

Actualmente, las gerencias se están modernizando. Ya no existe esa persona cerrada que toma sola las decisiones. Las empresas modernas organizan estructuras corporativas que son responsables del manejo de la compañía.

Existe un directorio compuesto por gente que asesora y supervisa las decisiones que toma el gerente. Antes, esa figura era la máxima instancia de la empresa y decidía, bajo su pensamiento, qué camino seguir. Pero ahora el Presidente Ejecutivo reporta sus actividades a sus directores y ellos lo supervisan y asesoran.

Ese control ayuda a mediar los conflictos de intereses que puede haber dentro de los ejecutivos en las compañías.


‘Hay una gestión más horizontal’
José Luis Laso
Auditor y esecialista en tendencias para gerenciar

Las gerencias tradicionales o verticales tienen demasiados niveles jerárquicos. Actualmente, en la tendencia horizontal, se eliminan algunas jefaturas y la comunicación se vuelve más fluida.

Hoy, las empresas y los gerentes tienen claro que existen clientes internos y externos. Los externos tienen la calidad de un producto y el interno se contenta con el trato, retos y responsabilidades que los colaboradores puedan asumir.

Dentro de la gerencia horizontal los líderes de cada área asumen compromisos dentro de la empresa. También facilitan las funciones de sus allegados y existe la posibilidad de formar líderes que tomarán la posta es su momento.


‘El nuevo reto es el conocimiento’
Israel Bonnard
Vicepresidente de Deporpas y Gerente de ventas de Bacpetrol

Soy parte de las empresas de mi familia desde los 18 años. Hoy, a mis 22, soy vicepresidente de Deporpas, una firma dedicada a la importación de repuestos de vehículos. También soy gerente del área de ventas de Bacpetrol, comercializadora de suministros petroleros.

Para mí, el nuevo ejecutivo ecuatoriano afronta nuevos retos. Debe conocer de temas que anteriormente ni siquiera tenían una denominación y que ahora son fundamentales, como el marketing.

Esto es a su vez una gran ventaja, ya que permite a los nuevos empresarios dominar muchos temas. Así, se tiene una visión más amplia, que es muy necesaria en un mundo empresarial globalizado.


‘Es fundamental estar conectados’
Alexandra Chancay
Gerenta del área de Marketing de la  compañía Heladosa S.A.

Soy gerenta de marketing de Heladosa S.A. desde hace un año. Creo que los nuevos ejecutivos ecuatorianos deben tener una tendencia a pensar estratégicamente y conocer al detalle su mercado meta.

Un requisito fundamental es estar constantemente conectados. Hoy, la tecnología y globalización nos exigen a los ejecutivos estar al día de todas las tendencias, crecimientos y detrimentos; casos de éxito y fracaso, campañas y más.

La mayor diferencia con la generación anterior es que estamos viviendo la era de la información; por lo tanto, debemos ser más cautelosos en cómo comunicamos, nos conectamos y nos relacionamos con nuestro entorno.

Tags