Gary Flor es el presidente de La Corporación Ecuatoriana de Formación Profesional Compartida. Foto: Archivo

Gary Flor es el presidente de La Corporación Ecuatoriana de Formación Profesional Compartida. Foto: Archivo

Xavier Basantes
Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si 110
No 4

Gary Flor: ‘En épocas de crisis es cuando más se debería emprender’

13 de enero de 2016 12:38

El presidente de La Corporación Ecuatoriana de Formación Profesional Compartida (Ceforcom), Gary Flor, conversó con LÍDERES sobre los desafíos que tiene el emprendimiento en los actuales momentos, cuando el país atraviesa un escenario económico complejo.

¿Cuáles son las motivaciones que deben llevar a una persona a emprender?

Las motivaciones para emprender son un conjunto de alicientes por los cuales una persona está dispuesta a realizar el acto de emprender, crear una empresa o iniciar cualquier proyecto. Algunas motivaciones pueden ser: lograr la independencia económica y laboral, generar ingresos adicionales, tener un reconocimiento social, crear empleo formal, oportunidad de crecer profesionalmente, concretar un sueño, libertad para desarrollar creatividad o posibilidad de innovar productos o servicios, entre otras. Dependiendo de la forma de vivir y entender la vida, las personas emprendedoras darán mayor importancia a una u otra de las motivaciones expuestas.

¿Cuáles son los primeros pasos que se deben tener en cuenta antes de arrancar un emprendimiento?

Hay estudios que señalan que nueve de cada diez ideas nacen porque el emprendedor potencial descubre una necesidad o una oportunidad a partir de interactuar con un ramo del mercado. El proceso de creación de emprendimientos empieza con la detección de oportunidades que brinda el mercado, esta es la condición primaria para iniciar cualquier emprendimiento, si no existe el mercado de consumidores no tiene sentido incursionar en una actividad empresarial. Luego, es importante buscar toda la información posible sobre el sector o actividad que se desea llevar adelante, así como conseguir los contactos necesarios para obtener asesoramiento en las diversas áreas funcionales de la empresa; para finalmente elaborar el plan de negocios, instrumento vital antes de arrancar el emprendimiento, a efectos de determinar clientes potenciales y reales, competidores, procesos productivos y tecnologías, organización administrativa y legal, montos de inversión, fuentes de financiamiento y los respectivos análisis financieros.

¿Es posible comenzar un emprendimiento en pleno año de crisis?

En épocas de crisis es cuando más se deberían empezar emprendimientos, unos por la necesidad de generar ingresos y otros porque ven oportunidades ciertas en el mercado, las que pueden aprovecharlas, mientras otros se sientan a lamentar por la difícil situación que atraviesan. Nunca una sociedad tendrá demasiados emprendedores, siempre habrá espacio para generar nuevos emprendimientos de toda índole. Muchos emprendedores con ideas nuevas y empresas con productos o servicios existentes en el mercado, en épocas de crisis, se toman tiempo suficiente para repensar sus proyectos y planificar acciones innovadoras que les permitan mantenerse en mercados cada vez más competitivos.

¿En cuáles sectores productivos pueden haber oportunidades para desarrollar emprendimientos?

Es indudable que la capacidad de innovación y de superación del hombre no tiene límites, en este sentido, negocios vinculados con la tecnología siempre serán interesantes para emprender (desarrollo de software, video juegos, aplicaciones para celulares), así como negocios relacionados a la salud y alimentación de la población, especialmente de niños y ancianos también disponen de perspectivas alentadoras (juegos para niños, comida para diabéticos, alimentos sin grasas trans). Otros sectores estratégicos para desarrollar emprendimientos son aquellos orientados a la protección del medio ambiente, energía renovable, alimentación orgánica, gimnasios y spa, centros de nivelación de estudios para alumnos de primaria y secundaria, algunos de los cuales se los podría llevar delante inclusive desde el propio hogar.

El emprendedor quiere ver resultados inmediatos de su negocio. ¿Es posible? ¿Cómo vencer la ansiedad?

El proceso emprendedor tiene una gran cantidad de obstáculos, la diferencia entre los emprendedores exitosos y quienes no lo son está, principalmente, en la manera de afrontar con entereza y sacrificio esas dificultades. La mayoría de emprendedores quiere lograr ganancias inmediatas y al no conseguirlas intentan volver a la seguridad del empleo. El elemento fundamental a distinguir es el grado de maduración de los proyectos y el ciclo de vida de los productos, en otras palabras, no se puede esperar ganancias en el corto plazo invirtiendo en un proyecto de reforestación de laurel que tardará 20 años en madurar, por ello, es importante que el emprendedor conozca a cabalidad el giro del negocio y que además planifique la disponibilidad de capital de trabajo necesario para mantener las actividades de la empresa.

¿Cómo desarrollar pequeñas alianzas estratégicas para montar iniciativas de negocios?

La creación de un nuevo emprendimiento no debe ser exclusivamente un hecho individual, los negocios exitosos se basan en un trabajo de equipo en donde interactúan varias personas con diferentes capacidades a ser aprovechadas por el gestor del emprendimiento. Más aún cuando en América Latina alrededor del 75% de la masa laboral está ocupada en empresas de menos de cinco trabajadores, muchos de ellos con vinculaciones familiares, por tanto, los emprendedores deberían aprovechar las habilidades y conocimientos de las personas de su entorno familiar y de amistades, así como ampliar constantemente su capital relacional, es decir, los contactos con proveedores, clientes, consultores especializados, inversores, etc.