placeholder
Max Núñez, Samantha Granizo y Eduardo Moreira son los creadores del producto alimenticio Nutri-Aid. Foto: cortesía Espol

Max Núñez, Samantha Granizo y Eduardo Moreira son los creadores del producto alimenticio Nutri-Aid. Foto: cortesía Espol

Redacción Guayaquil
Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si 0
No 0

Con granos y miel este equipo destacó en EE.UU.

16 de marzo de 2017 13:12

Max Núñez, Samantha Granizo y Eduardo Morales, estudiantes de Ingeniería en Negocios Internacionales, de la Escuela Superior Politécnica del Litoral (Espol), obtuvieron el segundo lugar en la competencia regional Hult Prize.

Los emprendedores concursaron con su producto alimenticio Nutri-Aid en el evento que se desarrolló el 3 y 4 de marzo, en San Francisco, Estados Unidos.

Nutri-Aid es un producto elaborado con granos tostados y miel cuyo valor nutricional permite sustituir una comida al día. El objetivo es convertir el alimento en una propuesta alimenticia para los refugiados a nivel mundial.

Núñez cuenta que la idea de crear el producto nació cuando junto a sus otros dos compañeros decidieron crear un proyecto para concursar en el Hult Prize Ecuador que se realizó el 21 de enero pasado en la universidad Yachay.

El Hult Prize es una de las competencias de emprendimientos sociales más importantes del mundo. Cada año, el concurso establece un reto para los estudiantes universitarios quienes compiten por ganar USD 1 millón como capital semilla para implementar sus proyectos. Este año el tema fueron los refugiados.

Un total de 11 proyectos de ocho universidades de Ecuador fueron seleccionados para representar al país en las finales regionales de la competición. La Espol estuvo presente con dos representantes: Nutri-Aid y el programa MadeByMe.

Esta última idea promovía fomentar la autoestima en niños de 7 a 12 años a través de un kit para que los menores pudieran fabricar linternas sin pilas y zapatillas ecológicas con materiales reciclados como caucho de neumáticos y lonas de vallas publicitarias.

El proyecto Nutri-Aid logró destacar en su competición y obtuvo el segundo lugar en la regional entre 65 equipos participantes provenientes de universidades internacionales como la Cambridge, de Inglaterra; Rochester, de New York; Yale, Harvard, University of British Columbia, entre otros centros.

Nutri-Aid tiene la opción de participar por un último cupo en la competencia, a través de una postulación online el 1 de abril. Según Morales no habría podido haber conseguido este logro sin la ayuda de la Espol. “Todas las áreas nos apoyaron. Profesionales de diferentes áreas lo hicieron posible y les agradecemos”.

Guido Caicedo, del Centro de Emprendedores de la Espol, destacó que brindó ayuda a los jóvenes para que pudieran hacer análisis nutricionales de su producto en los laboratorios de la institución. “Se trabajó con ellos para mejorar el alimento”.

Para Granizo, uno de los objetivos está cumplido. La otra meta es comercializar su producto a un bajo costo en el mercado. “Como recién empezamos la producción es netamente casera y artesanal pero queremos poner en práctica nuestras profesión en negocios internacionales y que el alimento sea de consumo masivo”.