placeholder
Richard Cortez - Coeditor de la Sección Mundo de DiarioEL COMERCIO
Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si 0
No 0

Un Hollande menos austero

No hay dudas ni incertidumbre. Tampoco caos en las bolsas ni en los mercados de Europa, América o Asia. El triunfo de un socialista para la Presidencia de Francia no generó más que buenos augurios de que haya una buena gestión presidencial, por parte de mandatarios, jefes de Estado y organismos internacionales.

Esto ocurre pese a que la asunción de François Hollande como presidente de Francia se da en momentos de crisis económica, especialmente en la llamada Zona Euro, con ejemplos extremos como Grecia, Portugal y, con un poco menos de gravedad, España. La lista se engrosa con otras naciones.

Desde el próximo martes, cuando Hollande iniciará su mandato, los temas económicos serán la prioridad para el socialista. Lo que queda claro es que el recetario de austeridad practicado por su antecesor, Nicolás Sarkozy, sufrirá sentidas modificaciones. Esta fue la base de su discurso electoral, sin anuncios extremos de ninguna clase. Esto confluyó en la tranquilidad de economías y mercados.

En la agenda económica, sin duda, tendrá prioridad el manejo del déficit de la deuda pública, situación matizada por la presión de los mercados financieros, que al momento de ‘cobrar’ no ven tendencias políticas sino únicamente cifras. Ante esto, por ejemplo, no descarta modificar el marco que permite a los bancos privados financiar la deuda estatal, lo que sería un cambio de reglas de juego.

Hollande, conocido como un keynesiano y pragmático socialdemócrata se ha mostrado partidario del crecimiento en lugar de los ajustes económicos.