Carlos Acosta (izq.), maneja contenidos; Pablo Tunala, es programador; y Guillermo Zárate, maneja lo comercial. Foto: Patricio Terán/ LÍDERES
Redacción Quito
Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si 9
No 4

Su idea: Un cuestionario en línea

Para los estudiantes de bachillerato los exámenes de ingreso a la universidad pueden ser estresantes. Pero no para Pablo Tunala, Carlos Acosta y Guillermo Zárate, fundadores de la plataforma digital Cuestionarix.com; ellos descubrieron que estudiar puede convertirse en una oportunidad para empezar un emprendimiento.

Esta idea, lanzada al mercado en marzo de 2014 por el centro de emprendimiento tecnológico Kruger Labs, se trata de una plataforma en línea que permite a usuarios prepararse para el Examen Nacional de Educación Superior (ENES).

Este sistema simula la metodología de preguntas de opción múltiple al igual que el simulador del ENES. Pero la diferencia es que Cuestionarix permite a los estudiantes conocer la respuesta correcta y los asiste en el caso de que no la puedan resolver con éxito.

La plataforma trabaja con videos interactivos, conferencias con docentes en línea y claves para responder las preguntas más difíciles. "El simulador del ENES solo cuenta con 120 preguntas y no guarda tu desempeño. Nuestros ejercicios son más interactivos, permiten observar en qué se está fallando y ayudan a mejorar el rendimiento", señala Acosta.

El sistema online maneja tres secciones del examen: la abstracta, la verbal y la numérica. Además, cuenta con un simulador del examen que permite responder 120 preguntas con un límite de tiempo.

Por cada respuesta correcta el estudiante va acumulando puntos en su perfil virtual y puede conocer su progreso. "Como funciona al igual que una red social puedes comparar tus resultados con los de otros usuarios y así analizar tu desempeño", indica Zárate.

La página web maneja dos tipos de cuenta: una gratuita y una 'premium' que tiene un valor de USD 37 para tres meses de servicio. La principal diferencia entre ambas versiones es que la cuenta pagada tiene más videos, más preguntas y cuenta con la asistencia de docentes en línea "Damos preparación de calidad a un precio moderado para el consumidor", indica Tunala.

Los pagos se realizan a través de transferencia bancaria, PayPal y tarjeta de crédito. Cuestionarix cuenta ya con 3 000 usuarios registrados, 4 000 fans en Facebook y alcanza entre 800 y 1 000 visitas diarias a su página.

Diego Suárez, usuario de esta iniciativa, busca ingresar a una universidad estatal. Él cuenta que lo que más le gusta son los videos interactivos y le ayuda para resolver preguntas lo que le permite mejorar su experiencia de aprendizaje. "Es más cómodo estar en tu casa que estar en un curso preuniversitario con horarios y profesores", señala este joven.

La página no necesita instalar ningún programa o actualización; solamente es necesario un dispositivo con conexión a Internet. "Puedes estudiar desde tu iPad, laptop o incluso desde tu teléfono móvil inteligente", explica Zárate.

Para Sandra Calderón, docente de bachillerato en un centro de educación secundaria, esta herramienta es útil para sus estudiantes por las soluciones académicas que brinda. Por esa razón ha recomendado a toda su clase de tercero de bachillerato utilizar este sistema online para practicar para el ENES.

Más de la plataforma

Versiones. Cuestionarix cuenta con dos versiones. La versión 2.0 fue lanzada en marzo de 2014 y se espera una nueva versión 3.0 para finales de 2014.

Servicios. El sistema maneja un sistema telefónico de servicio al cliente para asistir a sus usuarios en el caso de presentarse problemas con su cuenta personal en línea.

Usuarios. Su primera versión alcanzó 400 usuarios registrado en sus primeros días de lanzamiento.

Publicidad. Solo promocionan este servicio en redes sociales como Facebook, Twitter y YouTube.