La curtiembre Promepell está entre las principales industrias de Ambato. Sus seis líneas de productos se comercializan en cuatro provincias del país. Foto: Glenda Giacometti /LÍDERES

La curtiembre Promepell está entre las principales industrias de Ambato. Sus seis líneas de productos se comercializan en cuatro provincias del país. Foto: Glenda Giacometti /LÍDERES

Modesto Moreta
Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si 7
No 0

Esta industria da seis usos al cuero

27 de octubre de 2017 19:26

Las suelas y cueros que produce Curtiduría Promepell S.A., en Ambato, son de alta calidad, resistentes y durables. Las industrias automotriz y de calzado del país los usan para elaborar sus productos.

El cumplimiento, la innovación constante de los procesos de curtiembre y el terminado del cuero catapultaron a esta firma ambateña en el mercado nacional. El año pasado facturó USD 600 000.

Promepell tiene seis líneas de producción: suela vegetal (cuero de suela para el calzado), cuero para calzado fino de dama y caballero, cuero especial para línea deportiva, seguridad industrial, marroquinería y tapicería de automotriz y de muebles.

Entre 2014 y 2015 arrancaron con esta última línea de producción. En Tungurahua, es la única empresa con la tecnología para fabricar productos de este tipo hechos con cuero. Uno de sus clientes es la ensambladora de vehículos Ciauto, en Ambato.

La historia de Promepell se inició en el 2002, con la visión de sus fundadoras: Fanny y María Eugenia Jácome, más Javier Gavilánez. Luego se sumaron sus hermanos Jorge y César, para constituirse en una empresa familiar.

El naciente emprendimiento se vio afectado por la dolarización. Eso impidió que se financiara el equipamiento completo de la fábrica, a pesar que en un inicio el capital fue de USD 250 000.
Con esos recursos apenas lograron importar desde Italia tres máquinas y compraron tres minigalpones en el Parque Industrial Ambato (PIA), donde arrancó el proyecto. Actualmente, la planta de este negocio opera allí.

Una vez instalados los equipos, comenzaron a prestar los servicios de maquila para los pequeños curtidores y artesanos del cuero. Cuatro personas laboraban en las máquinas en el descarnado, división y rebajado del cuero.

César Gavilánez, gerente general de Promepell, recuerda que además fabricaban suela vegetal, línea que hasta la actualidad la mantienen. La prestación de servicio de maquila se extendió hasta el 2012. En los 10 años, con reinversión de las utilidades, lograron equipar cada una de las áreas.

Además, capacitaron a la mano de obra. Instalaron uno a uno los tambores de madera, las máquinas hasta completar la línea de producción con el vacío del cuero, secaderos de pinzas, desvenadora de cuero, línea de acabado con las pigmentadoras, entre otros.

En enero del 2012, la curtiembre inició la producción a escala nacional. En la actualidad, sus principales mercados son Tungurahua, Guayas, Pichincha y Azuay.

Gavilánez explica que fueron 10 años de ahorro, reinversión, trabajos en maquila y capacitación de la mano de obra. “Cuando decidimos salir al mercado, fue con un producto de calidad igual o superior al existente, para competir con las empresas grandes. La gente tenía experiencia en el manejo de las máquinas, es decir, teníamos un equipo sólido y especializado en el proceso”.

Una vez que los tres hermanos terminaron sus carreras universitarias, asumieron la administración de la planta industrial. César asumió la Gerencia de la empresa y su hermano Jorge la Gerencia de Producción.

Uno de los puntales de la empresa son sus áreas de terminación de cuero en la línea de protección ambiental. Cuentan con una planta de tratamiento para las aguas residuales. “La idea es no contaminar el ambiente. Para eso remodificamos toda la línea de producción de la planta, cumplimos con los parámetros ambientales. Invertimos una fuerte cantidad de recursos”.

La infraestructura de 4 500 metros cuadrados cuenta con equipos con tecnología de punta en el procesamiento de las pieles, donde trabajan 45 personas.

Los años entre el 2012 y el 2017 han sido los de mayor inversión. Se estima una inversión de alrededor de USD 600 000 en la diversificación de productos para encajarlos en mercados internacionales e iniciar la exportación a Europa, Asia y EE.UU.

Actualmente, entre maquilas y producto terminado se procesan alrededor de 4 000 pieles al mes.

Uno de sus clientes es la fábrica de calzado Herman’s en Cuenca, a la que entregan producto hace más de cuatro años. Todos los artículos que fabrica Promepell son de calidad y pasaron las pruebas de resistencia. “Estamos 30 años en el mercado y producimos con el cuero ambateño prendas con calidad”, dijo Marcelo Mendieta, de fábrica de Calzado Herman’s.

Según el empresario, Promepell está entre las empresas más importantes de Ambato, porque constantemente está mejorando sus procesos, innovando,etc.