placeholder
Empresarios, académicos y periodistas elaboraron una lista de 20 innovaciones que revolucionaron al planeta. Foto: Referencial

Empresarios, académicos y periodistas elaboraron una lista de 20 innovaciones que revolucionaron al planeta. Foto: Referencial

Redacción Líderes
Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si 1
No 0

Las innovaciones se aceleraron a escala global

16 de noviembre de 2017 15:02

Imaginar un mundo sin telefonía móvil, sin Internet de alta velocidad o sin redes sociales nos resulta muy difícil. Trabajar hoy en día sin apoyarnos en aplicaciones móviles, conexiones inalámbricas o fibra óptica es impensable.

Pero hace 20 años, el ambiente tecnológico en Ecuador y el mundo era otro. Una conexión a Internet era un privilegio de pocos, al igual que los teléfonos móviles. A escala global la situación no era muy diferente. Pero a partir de la primera década de este siglo el panorama tecnológico cambió para siempre. Una larga lista de innovaciones salió a la luz y transformó la manera de entender el mundo y de conectar personas y negocios.

La inteligencia artificial se aceleró. La impresión 3D se convirtió en una alternativa para solucionar problemas globales. Los vehículos eléctricos y autónomos pasaron de los guiones de la ciencia ficción para convertirse en innovaciones fantásticas.

La Internet de las cosas, los smartphones, las redes sociales, la nube o el big data se convirtieron en parte del día a día de empresas y emprendedores. Estas innovaciones trajeron soluciones, pero también plantearon interrogantes sobre la mejor manera de aprovecharlas, sin que los usuarios se conviertan en autómatas o, peor aún, rehenes de estos desarrollos tecnológicos.

El equipo de LÍDERES, con la ayuda de empresarios y académicos, elaboró un listado de 20 innovaciones desarrolladas en los últimos 20 años. No es un listado definitivo, pero sí es un registro que nos ayuda a entender cómo evolucionó el mundo de la mano de las nuevas tecnologías.

La Impresión 3D

Las impresiones 3D tienen sus orígenes en la mitad de la década de 1980, con el método de la estereolitografía, un proceso de impresión orientado a maquetas, a través de prototipos rápidos.

Como toda tecnología, ha evolucionado paulatinamente y tomó fuerza en los últimos 10 años. Se han desarrollado diferentes técnicas de prototipado y tipos de máquinas, con el objetivo de obtener, de manera rápida y exacta, una réplica tridimensional de los diseños generados por un software. Por eso hoy en día se pueden hacer impresiones 3D de toda clase de objetos, desde alimentos, hasta órganos del cuerpo humano, pasando por viviendas, puentes y un largo etcétera

Su versatilidad y costos cada vez más bajos permiten que esta tecnología emergente tenga un potencial elevado en el mediano y corto plazos.

Smartphones y tablets

En 1968 apareció el dispositivo que dio paso a las tablets. Tuvieron que pasar más de 30 años, para que la tecnología evolucionara y Microsoft, la presentara con el nombre como hoy se la conoce.

Por su parte, los primeros smartphones fueron creados por IBM en 1992. El ‘boom’ de esta tecnología empezó con el sistema operativo Windows Pocket PC en el 2000, pero el surgimiento del iPhone y del sistema iOS revolucionó la industria de la telefonía móvil y de los smartphones, en 2007. Esto dio paso a Android OS de Google (el mayor competidor de iOS) lanzado meses después de la llegada del iPhone.

Hoy son un recurso multimedia, con el cual se puede realizar llamadas y compartir mensajes con imágenes y videos. Estos dispositivos se convirtieron en herramientas de trabajo y entretenimiento.

Las memorias USB

No existe certeza de quién o cuándo se inventó la primera memoria USB. Algunos atribuyen esta invención a la empresa Israel M-Systems, y otros a IBM.

Con esta innovación fueron varias las empresas que intentaron enriquecerse con sus patentes, pero al final solo crearon sus propias versiones.

Desde entonces, las memorias de 8 MB han crecido exponencialmente, llegando a una capacidad de almacenamiento de hasta un terabyte, en la actualidad.
La memoria USB permite copiar contenido rápidamente, sin la necesidad de usar software de grabación.
Facilitan la transmisión de información de un equipo a otro y sustituyeron casi en su totalidad al CD y DVD. Hoy su el uso de estos dispositivos baja a causa de otra innovación: la nube.

Los Biocombustibles

A finales del siglo XIX, Rudolf Diesel, un ingeniero alemán, inventó un prototipo de motor que utilizaba aceite de maní que luego derivó en el gasóleo.
A lo largo de los años, estos combustibles han cobrado y perdido protagonismo, principalmente por cuestiones de precio, frente a combustibles derivados de petróleo.
Asimismo, han sido cuestionados por el uso de recursos naturales y su impacto a la naturaleza.
Sin embargo, la tecnología moderna ha diseñado varios sistemas donde la contaminación se puede convertir en biocombustible renovable.
Hoy en día, la silvicultura, la industria y los residuos agrícolas se utilizan para producir bioenergía que pueden almacenarse durante un período indefinido y convertirse en energías sostenibles.

El Bitcoin

La crisis financiera iniciada con el derrumbe de las hipotecas subprime en los EE.UU. en el 2008, la recesión global y la crisis de la deuda soberana en algunos países de Europa fueron los factores que impulsaron el surgimiento de una nueva moneda electrónica: el bitcoin.

Antes aparecieron varias monedas digitales que, en su mayoría, no cumplían con medidas de seguridad. Por ejemplo, el tolken del dinero digital puede ser duplicado y gastado dos veces. La forma de solucionar este problema es que una fuente de confianza verifique si un tolken ya ha sido usado.

Hoy en día, existen más de 11 millones de bitcoin creados, y más de 3 millones de personas comprando y usándolo en todo el mundo. Esto ha provocado que ciertos países como Canadá planeen crear su propia moneda virtual.

Los vehículos eléctricos

Los automóviles eléctricos existieron incluso antes que los vehículos de combustión. Entre 1832 y 1839, el escocés Robert Anderson inventó el primer carruaje de tracción eléctrica.
Para 1900 este tipo de vehículos eran los más vendidos del mercado. Sin embargo, en el siglo XX, las mejores se dieron a mayor velocidad en los autos de combustión, lo que provocó la desaparición de la industria del automóvil eléctrico. Pero, en 1996, resurgió con el EV-1 de General Motors.

La necesidad de reducir las emisiones de gases al ambiente e incentivos gubernamentales, promovieron su fabricación y comercialización.

Para 2016 existían más de 10 000 modelos en el mundo. Se espera que la demanda de autos eléctricos siga en aumento, junto con la infraestructura de carga y la baja de precios.

La robótica

Las películas de ciencia ficción dieron poderes a los robots, desde realizar tareas repetitivas del ser humano hasta llegar a otros planetas. Con los años, la realidad se acercó a la ficción.
El origen de la robótica actual se ubica en la industria textil del siglo XVIII, con el desarrollo de una máquina textil programable, herramientas mecánicas que fueron impulsadas por la Revolución Industrial.

El desarrollo de la inteligencia artificial en los años 50 permitió emular el procesamiento de información humana con computadoras. En 1954, el ingeniero George Devol patentó el primer robot programable.

La industria robótica fue evolucionando. En el 2000, Honda lanzó un robot humanoide para ayudar a las personas con problemas de movilidad. En enero 2004, los robots Spirit y Opportunity aterrizaron en Marte.

La economía colaborativa

Compartir un viaje en auto con un desconocido, colocar en arriendo una habitación o departamento por épocas cortas o comprar artículos usados está de moda.

Estas acciones forman parte de una tendencia relativamente nueva, denominada economía colaborativa, que se basa en compartir de recursos.

Una característica común es el uso de plataformas tecnológicas (redes sociales o portales web), que permitan la interacción entre individuos de forma masiva, promoviendo el consumo colaborativo.

Algunos ejemplos son las aplicaciones móviles Uber, que ofrece servicio de transporte en autos particulares, y Airbnb, para ofertas de hospedaje en casas ocupadas o no.

Pero, actualmente, la economía colaborativa se amplia a otros sectores como la logística de entrega de productos.

Las redes sociales

El desarrollo de las redes sociales se dio de la mano con la masificación de la Internet y la posibilidad de estar conectado a la red a través de dispositivos móviles.

Las primeras redes sociales surgieron en los años 90. Pero su auge fue en la primera década del 2000. En el año 2002 se lanza el portal Friendster, pionero en la conexión online de amigos. Un año después se inaugura MySpace y en 2004 aparece Facebook, actual líder del mercado, con más de 1 800 millones de usuarios activos.

Hoy, las redes sociales son parte de la vida de millones de personas, cubriendo necesidades e intereses de todo tipo: sociales, informativos, profesionales, negocios, etc.

Luego de Facebook, entre las redes más populares de la actualidad se encuentran Whatsapp, YouTube, Instagram, LinkedIn, Twitter y Pinterest.

Big data

Estrategias de mercadeo más exitosas, recorte de gastos y producir más en menos tiempo son algunos de los beneficios que ha generado el Big Data, nombre con el que se conoce al manejo de grandes bases de datos.

Los avances informáticos son los que han permitido almacenar, organizar y analizar datos de forma sencilla y efectiva.

Los primeros pasos del Big Data se dieron en los laboratorios de IBM, en los años 70. Pero el término se utilizó por primera vez en 1997, en un artículo publicado por dos investigadores de la NASA. Ese mismo año, Google lanza su buscador, el primer lugar de búsqueda de datos en Internet.

En 2009 surge el ‘Business Intelligence’; desde entonces el uso de la información se ha convertido en un activo comercial en las empresas para obtener ventajas competitivas.

La energía eólica


Si bien la energía eólica, que se obtiene a partir del viento, se ha utilizado desde la antigüedad, esta empezó a tener una demanda mayor a partir de los años 80.

En China, España, Alemania, Estado Unidos, India, por ejemplo, se han instalado parques eólicos, para aprovechar este recurso natural y transformarlo en electricidad.
La energía eólica es una fuente de energía barata y competitiva con relación a otras fuentes convencionales.

Además, esta no genera afectaciones al ambiente, porque no emite gases contaminantes como los combustibles fósiles (diésel y gasolina).

La infraestructura eólica facilita también la dotación de electricidad en regiones remotas y aisladas que no tienen acceso a la red eléctrica. Sin embargo, cuenta con intermitencias al depender del aire.

Blockchain

La cadena de bloques o ‘blockchain’ es un método para registrar datos. Esta tecnología se aplica para administrar un sistema digital de transacciones con monedas virtuales, acuerdos, contratos u otros que requieran ser verificados y almacenados de manera independientemente.
Este concepto de cadena de bloques fue aplicado por primera vez en el 2009 como parte de Bitcoin (moneda virtual).

Por sus características esta tecnología permite que la actividad que realiza cada usuario se distribuya a través de varias computadoras de todo el mundo, conectadas a determinado servicio o entidad.

De esta manera, cualquier persona de la red puede acceder a una versión actualizada. Esto hace que el sistema sea transparente y que su modificación sea imposible, porque siempre queda un registro.

Los drones

Los vehículos aéreos no tripulados más conocidos como ‘drones’ cada día son más populares. Estos aparatos que son operados desde la tierra usando una aplicación permiten captar en tiempo real fotografías y videos aéreos.

Últimamente, gracias a que los precios de fabricación bajaron, su uso se ha popularizado. Actualmente, estos aparatos se utilizan para realizar una investigación, entretenimiento u otros fines profesionales.

Entre los múltiples usos están la búsqueda de personas, trabajos periodísticos, eventos sociales, emergencias, en el control de las fronteras y otros.

Los drones tienen GPS y la autonomía de su batería puede durar horas. Además, según sus sensores pueden medir la calidad del aire, la temperatura y la humedad, la presencia de ciertos microorganismos, detectar incendios forestales.

Loud

La nube o Cloud es un nuevo modelo de uso de los equipos informáticos. Esta consiste en trasladar parte de los archivos y programas personales a un conjunto de servidores a los que puedes acceder a través de Internet, desde cualquier sitio.

En si la nube, permite almacenar la información particular de una persona o empresa en servidores que están al alcance de los usuarios previo la validación de sus datos y de su contraseña.

De esta manera cada usuario puede abrir, revisar y hasta modificar la información o usar sus programas, aunque estos no estén utilizando su computadora personal o del trabajo.
Redes sociales como Facebook, Gmail, Pinterest y más almacenan la información de sus usuarios en la nube. Esto permite que acceder a las cuentas desde cualquier dispositivo.

La Nanotecnología

La nanotecnología es una ciencia, relativamente nueva. Esta surgió en la década de los 80. Desde su descubrimiento ha permitido estudiar, analizar, estructurar, formar, diseñar y operar materiales a escalas moleculares (de tamaño muy reducido).
En los últimos años, la nanotecnología ha contribuido para desarrollar microprocesadores o ‘chips’ con varias funciones. Estos son capaces de resolver cálculos matemáticos, almacenar información, recargar baterías de dispositivos tecnológicos, identificar enfermedades y hasta contribuir a la extracción de petróleo.
Los científicos esperan que en un futuro próximo, la presencia de la nanotecnología tenga más acogida en campos como la microelectrónica o la medicina, debido a que ya existen más de 40 antitumorales basados en estas tecnologías.

Las Aplicaciones móviles

Los diferentes íconos que tenemos en el teléfono móvil o en la tablet son programas informáticos diseñados para operar en esos equipos. Conocidas como ‘apps’ permiten ejecutar una tarea concreta: redactar un texto, navegar por Internet, jugar, chatear, pedir un taxi, pedir comida a domicilio, etc.
Su origen se remonta a finales de los años noventa cuando existían la agenda, juegos como ‘snake’ y editores de ringtones.
Están disponibles a través de plataformas operadas por gigantes tecnológicos. Se emplean en diversos ámbitos como el profesional, para el acceso a servicios, actividades de ocio y recreación, además de elementos educativos.
Se cuentan por cientos de miles, pero solo pocas tienen alta demanda. Son pagadas y gratuitas,y su meta es facilitar la vida de los usuarios.

La inteligencia artificial

Lo que alguna vez fue el título de una película de ciencia ficción, hoy en día es una de las mayores revoluciones aplicadas en la industria. En palabras sencillas se trata de la inteligencia exhibida por máquinas.

En esta innovación juega incluso lo cognitivo, es decir la capacidad de entender y razonar ante ciertos estímulos. Al respecto se han clasificado en tipos como los sistemas que actúan como humanos (imitan su comportamiento) y los sistemas que piensan como humanos (relacionados con la toma de decisiones).

El término data de 1956, pero en las últimas décadas los avances han sido numerosos y actualmente 2 600 millones de smartphones en el mundo poseen esta tecnología. Sus avances están causando impacto en sectores como transporte, medicina, entre otros.

La internet de las cosas

Es un concepto que se refiere a la interconexión digital de objetos cotidianos con Internet con el objetivo de arrojar información en tiempo real que permita tomar decisiones.

Conocido como IoT por sus siglas en inglés, el término fue empleado en 1999 por Kevin Ashton, un investigador del Massachusetts Institute of Technology, durante unos estudios en el campo de la tecnología de sensores.

El IoT tomó mayor relevancia a partir de 2008 ya que fue una época en la que se consideró había más objetos conectadas que personas.

Esta tecnología apunta a una mejor calidad de vida y en la cotidianidad existen diversos ejemplos. Por ejemplo, las zapatillas inteligentes que miden la distancia recorrida, sensores para el jardín, puertas de garaje inteligentes, entre otros.

La fibra óptica

Es un medio de transmisión empleado habitualmente en redes de datos y telecomunicaciones. Consiste en un hilo muy fino de material transparente, vidrio o plástico por el que viajan pulsos de luz que se traducen en datos.

Su uso es múltiple ya que permite enviar gran cantidad de información a largas distancias a velocidades superiores a las de un cable convencional para que el usuario pueda acceder a distintos tipos de servicios.

Se emplea en campos como la arqueología o aplicaciones militares. En la medicina esta tecnología permite explorar las cavidades internas del cuerpo humano a partir de técnicas endoscópicas y aparatos como laringoscopios y laparoscopios.

En Ecuador existen 66 000 kilómetros de fibra óptica, de acuerdo con el Ministerio de Telecomunicaciones y Sociedad de la Información.