placeholder
Redacción Guayaquil
Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si 0
No 0

La investigación es el insumo de esta alianza

Un desafío para fomentar la investigación de mercados en el mundo fue asumido por la comunidad Fringe Factory en el 2011. Este grupo lo integran cinco especialistas en investigación de mercados de nacionalidad alemana, inglesa, belga y ecuatoriana. Cristina Páez, gerenta de marketing de Consultor Apoyo de Ecuador, participa de la entidad como directora global de comunicación.

Páez cuenta que Fringe Factory se creó con el aval de la Sociedad Europea de Opinión e Investigación de Mercados (Esomar, por sus siglas en inglés). Esta última, con sede en Ámsterdam (Holanda), delegó a los cinco jóvenes para que difundan y reposicionen el concepto de investigación de mercados, en el mundo.

Esta iniciativa busca fomentar la investigación de mercados como una herramienta que analiza el comportamiento humano en términos del consumo de bienes y servicios. “La importancia de esta profesión es que otorgamos soluciones a los empresarios, les decimos qué es lo que tienen que hacer. Obviamente, luego de un estudio que incluye el uso de herramientas estadísticas, psicología, análisis de hábitos, tendencias...”, dice Páez.

En Fringe Factory, cada miembro tiene una función específica y Páez se encarga de la comunicación. Entre otras actividades, tiene como objetivo el rediseño de la página web de la entidad www.wearefringefactory.com o la organización de la participación de Fringe Factory en el Congreso de Esomar que se realizará en septiembre en Atlanta, en los EE.UU.

Para conseguir los objetivos de la entidad, Fringe Factory buscó el apoyo de Esomar, Instituto de Empresas (IE) o las empresas Skim y Brain User (Inglaterra) y Consultor Apoyo, en Ecuador.

De estas instituciones se obtiene el financiamiento para realizar las campañas de difusión y la presencia en ferias y congresos internacionales de investigación de mercados. La participación en cada congreso requiere de un presupuesto de entre USD 10 000 y 15 000.

Anna Alù es directora de Desarrollo y Eventos de Esomar. Dice que la entidad fue creada para fomentar la participación de jóvenes para que expresen libremente su creatividad, ambición y demuestren sus habilidades. “El evento principal de Fringe Factory se ejecuta junto con el Congreso Anual”.

Para Alù, Fringe Factory tiene el reto de mantener una comunicación fluida, hacer crecer la entidad y nutrir el movimiento juvenil para garantizar su continuidad.

Otra de las estrategias de este grupo es la de escoger a personas que trabajen en el campo de la investigación, que quieran ser los voceros de la entidad en otros países. Los llaman embajadores de Fringe Factory y hoy se encuentran en EE.UU., España, Brasil, China y Ecuador.

Ginger Moreno es una de las embajadoras en Ecuador. Trabaja con Páez en la alimentación de la información de la página web y también en las redes sociales como Facebook o el microblog Twitter, entre otras redes sociales y sitios web.

Moreno asegura que en las universidades usualmente en la materia de Investigación de Mercados lo máximo que se aborda son los grupos focales y la elaboración de encuestas, pero nada más. “Nuestra labor es difundir las ventajas de la investigación de mercados a estudiantes y profesionales”.

Alù destaca el apoyo de Esomar en las iniciativas de difusión de las iniciativas. Principalmente, debido a que esta entidad representa a más de 4 900 miembros distribuidos en más de 130 países. “Servimos como la voz de una industria internacional en crecimiento y la conexión de los investigadores jóvenes y experimentados”, comenta la especialista.

Fringe Factory estuvo presente en el Congreso Mundial de Esomar que se realizó en septiembre del 2011, en Ámsterdam (Holanda). Allí realizaron un evento que se llamó Cita a ciegas o Blind Date. Consistía en que tres agencias de investigación participen de una dinámica de preguntas y respuestas con un aspirante a una pasantía. Al final, el aspirante escogía en qué empresa le gustaría trabajar.