placeholder
José Miguel Benavente es jefe de la División de Competitividad e Innovación del BID. Foto_ Wikicommons

José Miguel Benavente es jefe de la División de Competitividad e Innovación del BID. Foto_ Wikicommons

Diario El Comercio de Perú
Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si 1
No 0

Los efectos de la inversión en innovación solo se ven en el largo plazo

10 de junio de 2015 17:56
Logo GDA

José Miguel Benavente, jefe de la División de Competitividad e Innovación del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), y especialista en temas de innovación, ciencia y tecnología indicó que es positivo el uso de incentivos tributarios para motivar la inversión en innovación, pero que deben ser temporales.

¿Cuál es la relación entre innovación y crecimiento económico?

Lo que sabemos es que los países que han acumulado más conocimiento a sus estructuras productivas, ya sea en empresas existentes -a través de la innovación de productos o procesos- o nuevos sectores, son lo que han logrado incrementar más su productividad en el mediano y largo plazo.

Y en el largo plazo, como dice Paul Krugman, premio Nobel de Economía, lo único que importa son las mejoras en productividad, pues el vínculo entre productividad total de factores -es decir, la parte del crecimiento que no está explicada por la acumulación de capital y trabajo- y el ingreso per cápita es casi uno a uno.

La receta es simple entonces: tenemos que invertir más en conocimiento e innovación.
Sí, aunque antes se pensaba lo contrario: que había que generar primero cierto nivel de renta para luego invertir en mover la frontera del conocimiento. Pero lo que demuestra la teoría y evidencia económica es exactamente al revés. En verdad, parte de la explicación de por qué los países se transformaron y fueron ricos es que incorporaron nuevos conocimientos a su estructura productiva.

Si es tan inmediata la relación, ¿por qué se invierte tan poco en innovación en nuestros países?

Lo primero que hay que tomar en cuenta es que es muy difícil, y de hecho no hay muchos estudios, que traten de separar los esfuerzos en ciencia, tecnología e innovación de otras cosas que también mejoran la productividad. Por lo que se trata de un efecto sistémico. En segundo lugar, los efectos solo se ven en el mediano y largo plazo. Peor aun, hay estudios que muestran que la incorporación de innovaciones o nueva tecnología en empresas hace que la productividad caiga al principio y recién en el mediano plazo suba. Esto, que pasa a nivel de empresas, también sucede a nivel macro. Ello implica que los esfuerzos que hacen incorporando conocimiento no reditúan en el corto plazo, lo que genera un problema político complejo. Si el Gobierno está muy ansioso por resultados, entonces preferiría inaugurar un puente o carretera, que son cosas más tangibles o visibles a invertir en nuevos conocimientos e innovaciones.

¿En qué tipo de conocimiento se debe invertir para mejorar la productividad?

Hay dos tipos. El primero se denomina conocimiento tácito. Lo tácito se refiere al conocimiento que viene incorporado en las personas, a través de su formación o experiencia en el trabajo. Por su propia naturaleza, es un tipo de conocimiento difícil de transmitir, no se puede hacer por documentos por ejemplo, sino que tiene que adquirirse en la práctica. El segundo tipo de conocimiento es el que viene incorporado con la compra de máquina y equipo o nueva tecnología.

¿Cuál es el rol de las políticas públicas en la inversión en innovación y conocimiento?

Hay dos fallas de mercado que limitan que el sector privado invierta en conocimiento. La primera sucede cuando el sector privado no puede apropiarse del conocimiento. La segunda es un tema de asimetría de información. Este último caso se da cuando el privado no sabe bien cuál es el tipo de conocimiento que necesita. En ambos casos hay espacio para que el sector público pueda o bien facilitar este conocimiento al sector privado o bien subvencionar al sector privado para que busque el conocimiento que le permita elevar su productividad.

¿Qué opinas del uso de incentivos fiscales para incentivar el gasto en innovación?

El crédito tributario lo que busca es que el privado invierta más de lo que el Estado le da a través del incentivo. La evidencia respecto de este tipo de incentivos, sin embargo, es mixta en los países en que se ha aplicado. Algunas veces sucede que las empresas sí invierten más que el incentivo; otras, no. Lo que sucede es que el gasto en investigación y desarrollo pega un salto importante -a nivel agregado-. También es útil para poner en la discusión pública la importancia del tema e identificar a aquellas empresas que invierten en I+D. Los países que han utilizado bien estos incentivos los mantienen por 5 años y luego los bajan. Solo se mantienen para las empresas que han sido identificadas como innovadoras en la primera etapa de los incentivos.

Hoja de Vida
José Miguel Benavente
Profesión: Economista, PhD
Cargo: Jefe de la División de Competitividad e Innovación del BID.