Las instalaciones de la empresa tecnológica se encuentran en el norte de Quito. Fotos: Jeny Navarro / LÍDERES
Carolina Enríquez (I) Redacción Quito / LÍDERES
Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si 4
No 0

Keyco, del transporte vertical a la operación de robots

Cerebros electrónicos que controlan movimientos de robots, dispositivos mecánicos que permiten que robots tomen y muevan objetos, etc. Estos no son elementos desarrollados en países del primer mundo, sino en Ecuador.

Karel Espinoza, ingeniero electrónico, es quien permitió esta realidad a través de su empresa Keyco (Karel Electrónica y Control). Esta nació hace nueve años y su objetivo siempre fue innovar.

El negocio principal y con el que nació la compañía es el de ascensores. La firma importa las piezas mecánicas desde China y las ensambla. Pero, su plus, es el desarrollo de los sistemas electrónicos de control (manejo de movimientos de ascensores), las tarjetas electrónicas y el software de estos dispositivos. "El cerebro de los ascensores", dice Espinoza.

En el 2005 y antes de que en el actual Gobierno se desarrolle el proceso de cambio de la matriz productiva y la sustitución de importaciones, en esta firma surgió la chispa de que se pueden fabricar más productos a escala nacional.

Al desarrollar el control de los ascensores, también generaron sistemas para personalizarlos. Por ejemplo, esta empresa puede producir ascensores, cuyo sistema electrónico reconozca la huella digital para subir a determinados pisos, o desarrollar botoneras táctiles.

La empresa en el país compite con firmas multinacionales. Para Espinoza, su idea no es ofrecer productos baratos, sino de calidad, que les permitan competir. Este emprendimiento tampoco buscó ser dependiente de artículos importados, por lo que desde el inicio de la firma constituyó su propio departamento de investigación y desarrollo.

Al inicio, la firma tenía 20 clientes y ahora cuenta con 120. Asimismo, en el primer año, vendió de 3 a 4 equipos de ascensores y ahora 82.

Víctor Garcés, de la firma inmobiliaria VHG Arquitectos, es uno de esos clientes. Él destaca el servicio y mantenimiento de los ascensores y sistemas que le brinda Keyco. A la par, asegura que están abiertos a los nuevos proyectos.

Estos últimos, precisamente, están vinculados con la robótica. Vicente Yépez, gerente general de Keyco, explica que decidieron 'saltar' de cerebros de ascensores a cerebros para robots. Lo que les motivó fue que buscaban desarrollar las partes mecánicas de los ascensores. Sin embargo, saben que esos procesos toman tiempo, se desperdicia material, falta personal capacitado, etc. La alternativa que tenían eran los robots.

La empresa japonesa Yaskawa, de quien Keyco es distribuidor de controles electrónicos, los fabrica. Ahora, la compañía ecuatoriana importará los robots, pero desarrollará las partes mecánicas para tomar y colocar objetos, así como los controles electrónicos para sus movimientos. No solo servirá para su producción, sino para otras industrias, como la de electrodomésticos, vehículos, muebles, etc. Incluso, ya ha mantenido acercamiento con firmas de estas áreas.

"El robot es inerte. Necesita alguien que le programe. Un robot se puede comprar en cualquier lado, pero darle soluciones al proceso productivo del cliente es otra cosa. Eso hacemos", dice Yépez.

Keyco espera desarrollar este proyecto y su comercialización en enero del 2015. Para ese año, la compañía espera duplicar la producción de controles de lo que generó el año pasado; es decir, alcanzar los 140 (USD 4,8 millones).

La producción

El aporte local.  Los componentes nacionales de los ascensores ascienden al 11%. La parte más importante es el control o cerebro de los equipos. Sin eso, la cabina no podría dar ningún servicio.

El emprendimiento.  La inversión inicial de la compañía fue de USD 5 000.