Pablo Rosero es el fundador  de este emprendimiento, que crea nuevas narrativas. Foto: Diego Pallero / LÍDERES

Pablo Rosero es el fundador de este emprendimiento, que crea nuevas narrativas. Foto: Diego Pallero / LÍDERES

Redacción Quito  (I)  [email protected]
Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si 1
No 1

El lenguaje audiovisual e interactivo es su plus

5 de julio de 2016 10:27

Integrar la luz, la imagen, el sonido y la tecnología de una manera tridimensional e interactiva también cuenta como emprendimiento.

Un ejemplo está en Lut Estudio Lab. Este emprendimiento se dedica a crear nuevos conceptos en la proyección de imágenes usando conceptos como el ‘video mapping’. Esta técnica se trata de la proyección de imágenes sobre superficies reales inanimadas, con la que se consigue el efecto de figuras en movimiento.

Los trabajos de Lut Estudio Lab se han podido apreciar en eventos como el Campus Party, donde elaboraron un estand interactivo. La técnica del ‘video mapping’ sirvió para contar la historia del universo en el evento de inauguración del edificio de la Unasur a finales del 2014. Así lo cuenta Pablo Rosero, fundador y director artístico del emprendimiento.

Esta iniciativa también se encarga de producciones publicitarias urbanas, que tienen menores costos de producción, pero que mantienen una alta calidad.

Las imágenes de Rosero y de su equipo también se pueden proyectar sobre edificios, en donde interactúan con las composiciones arquitectónicas. “El concepto es crear nuevos tipos de narraciones para contar historias o emitir mensajes”, señala este creativo, mientras muestra una escultura realizada con madera y papel, que servirá a modo de pantalla.

Rosero, de 30 años y músico de profesión, detalla que antes de emprender en esta actividad, se dedicaba a sus proyectos musicales. Pero siempre quiso ir más allá y buscar más opciones. “Encontramos la correlación entre imagen y sonido para crear nuevos recursos audiovisuales”.

Por eso, desde el 2012, este quiteño empezó a elaborar de manera individual proyectos como el video mapping. Dos años después, en julio del 2014, Rosero decidió abrir el Lut Estudio Lab, ubicado en el norte de Quito. El capital para legalizar la pequeña empresa fue de USD 400, y además inyectaron USD 8 000 para cables, sistemas de montaje, computadoras de alto rendimiento...

Con las herramientas, empezaron a captar clientes como Sportime. Esta agencia que organiza eventos deportivos y corporativos vio un potencial en los servicios Lut Estudio Lab, en especial, en el ‘video mapping’. Por esa razón la agencia decidió contratar a Rosero para el lanzamiento de la campaña Ecuador Potencia Turística, del Ministerio de Turismo, indica Julio Alvear, director creativo de Sportime.

El ‘video mapping’ recreó un viaje por el Tren de Alfaro, en el que se visitan todas las regiones del Ecuador, y de manera estratégica se observó la marca país, dice.

Aunque no precisa cifras de inversión para este proyecto, Alvear destaca que ha tenido buenos resultados con el trabajo de Rosero, por lo que lo han contratado en algunas ocasiones.

Otro cliente de este estudio-laboratorio fue Felipe Pinzón, quien trabajó en una agencia de comunicación privada. Él cuenta que contrató a Rosero para que construyera un escenario en el cual se iba a premiar a estudiantes universitarios por haber presentado proyectos ambientales. La escenografía se estructuró con paneles cuadrados, rectangulares y sobre ellos se proyectaron imágenes de Quito, dice.

Los ingresos de Lut Estudio Lab fueron por USD 91 053 en el 2014; el año pasado bajaron a
USD 52 873.

El descenso se debe a que el menor dinamismo en la economía ecuatoriana paralizó eventos, en especial en el sector público. Sin embargo, para este año, Rosero indica que seguirán trabajando en nuevos eventos para dar a conocer sus servicios.