Foto: Galo Paguay / LÍDERES
sebastián angulo Redacción Quito / LÍDERES
Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si 14
No 13

María Belén Camacho: mientras juega, emprende y educa

Su lugar de trabajo no es una oficina común. Está rodeada de pelotas de colores, figuras de caucho, legos, y por las tardes, se escuchan sonrisas, gritos y pequeños pasos por los corredores.

En ese sitio, María Belén Camacho junto a seis educadores juegan con unos 35 niños que llegan todos los días acompañados de sus padres.

Este pequeño centro de 96 metros cuadrados, ubicado en el norte de Quito, se ha convertido en la esperanza de papás que acuden con sus hijos para tratar problemas de comunicación, lenguaje, atención, entre otros.

Así es Love 2 Learn, o ama aprender, un centro de apoyo para niños con dificultades en el desarrollo. Camacho abrió este espacio en el 2008 para que niños superen dificultades de aprendizaje y desarrollo por medio del juego.

Gracias a esta iniciativa, que ha contribuido al bienestar de la niñez del país, el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) y la Fundación ALAS le otorgaron el reconocimiento como Mejor Educadora, el pasado 6 de mayo.

Esta quiteña, que se graduó de licenciada en Educación Parvularia de la Universidad Católica de Quito (PUCE), viajó a Washington (EE.UU.) para la gala de premiación.

El premio ALAS-BID fue creado en el 2012 y es el primer concurso de este tipo en América Latina que reconoce a profesionales y organizaciones que han realizado contribuciones al desarrollo de la primera infancia en la región. La Fundación ALAS fue creada por la cantante colombiana Shakira, quien no pudo acudir al acto de premiación de este año.

Pero hasta la noche del evento, Camacho no sabía que era la ganadora. Su proyecto había sido preseleccionado de entre 700 candidatos. Y tal como ocurre en las entregas de los Oscar o los Grammy, leyeron los nominados de los finalistas, y luego de transmitir videos con las historias de los candidatos, la maestra de ceremonias exclamó el nombre de la ecuatoriana como ganadora.

"Me quedé en 'shock'", comenta Camacho. Luego de unos segundos, una de las anfitrionas del evento la invitó a subir al escenario. Al final de las escaleras, la esperaban con el galardón la exsecretaria de Estado de EE.UU., Hillary Clinton y Luis Alberto Moreno, presidente del BID.

Pero como suele suceder, el momento cumbre en la vida de Camacho no estaba entre sus metas. De hecho, ella no quería ser educadora. Al finalizar la secundaria en el Colegio Americano, quería estudiar Psicología en la PUCE.

"No alcanzó el puntaje para ingresar a Psicología", cuenta Gabriela Aguilar, quien fue su compañera en el colegio y ahora es una de sus mejores amigas.

Por ello, se matriculó en Parvularia y, poco a poco, se apasionó por la carrera. Aguilar cuenta que desde el colegio, Camacho era "algo reservada" y bastante aplicada en los estudios.

Una de sus cualidades, recuerda su amiga, era la creatividad para hacer proyectos de ciencia, biología, etc. Otra de las actividades en la que se destacaba era la natación; compitió en varios intercolegiales y obtuvo algunas medallas.

Sus estudios universitarios los terminó en el 2002. Luego de ello, se incorporó como docente en el Colegio Británico. Gracias a esa experiencia, notó que muchos niños necesitaban ayuda especial para sus dificultades de desarrollo y fue el punto de partida para la creación de Love 2 Learn.

Luego de un año de trabajo en esa institución decidió estudiar una maestría en educación especial en la Universidad de Maryland (EE.UU). Allí tuvo la oportunidad de trabajar junto a Stanley Greenspan, psiquiatra infantil, autor de numerosos libros y con reconocida experiencia en temas de desarrollo infantil.

En el 2007, de vuelta al país, trabajo en la Academia Cotopaxi. "Ella no pone etiquetas a los niños; los niños no necesitan etiquetas sino soluciones", dice Fernanda Navarrete, psicóloga de ese centro de estudios quien laboró junto a Camacho durante un año.

"He visto niños recuperados de una forma increíble", comenta Navarrete. Entre las cualidades que destaca de Camacho están su tranquilidad, y la manera positiva de ver todas las cosas.

La idea de abrir su centro de apoyo infantil comenzó a tomar forma cuando regresó de EE.UU., luego de concluir su maestría. Presentó su propuesta al Plan Cucayo, de la Secretaría Nacional del Migrante (Senami), institución que le entregó un crédito no reembolsable por USD 40 000. Esos recursos le sirvieron para abrir Love 2 Learn.

Astrid es una de las madres de familia agradecida con Camacho. Por medio de sus sesiones de juego, Matías, de 6 años de edad, logró superar algunos problemas de interacción, "con resultados maravillosos". Belén es una persona que tiene un don especial para comunicarse con los niños, dice, por medio de las emociones y el contacto físico.

Actualmente, esta quiteña realiza su doctorado en educación inicial en el ICDL (Consejo Interdisciplinario de Desarrollo y Aprendizaje, por sus siglas en inglés). Su tiempo libre lo dedica a Doménica, su hija de 8 años y su nuevo reto es la ampliación de Love 2 Learn.

HOJA DE VIDA

2014. PREMIADA EN EE.UU.

El 6 de mayo pasado recibió el premio ALAS-BID, en Washington. En la gala de premiación estuvo con Luis Alberto Moreno, presidente del BID, y Hillary Clinton, exsecretaria de Estado de EE.UU.

2006. TERMINÓ SU MAESTRÍA

En 2006, terminó sus estudios en educación especial en la Universidad de Maryland (EE.UU). En ese país trabajó en varios centros educativos y ganó experiencia en el área de desarrollo infantil, durante unos cuatro años.

Sus formación y experiencia 2012. Comenzó a trabajar como docente en la Universidad San Francisco de Quito; da asesorías educativas a colegios e instituciones.

2006. Trabajó junto Stanley Greenspan, experto en desarrollo infantil.

2002. Se graduó de licenciada en Educación Parvularia, en la Universidad Católica de Quito.

LAS FRASES

"Todo lo que hagan, háganlo con pasión; mientras exista pasión y amor por algo, se obtendrán los resultados que esperamos".