Foto: Paúl Rivas / Líderes
Sebastián Angulo. Redacción Quito / LÍDERES
Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si 6
No 0

Michelle Arévalo, emprendedora social al 100%

Apenas con 14 años de edad, Michelle Arévalo decidió entrevistar a trabajadoras sexuales para su clase de redacción. La tarea para los adolescentes consistía en interactuar con alguien con quienes no habían hablado.

Mientras sus compañeros de clase buscaban conversar con la secretaria o el encargado de limpieza del Colegio Americano de Quito, esta quiteña trataba de comprender el problema de la prostitución. "¿Por qué hay mujeres que deben trabajar en eso y yo no?", recuerda que se cuestionaba.

Desde ese entonces, la justicia y los derechos humanos son parte fundamental de su carrera profesional y de su vida. A tal punto de llegar a ser fundadora para Ecuador de Asylum Access, que trabaja brindando asesoría legal a refugiados. O en International Accountability Project (IAP), en Cambodia (India), en la investigación de estudios para otorgar préstamos para que empresas acaten normas de desempeño social y ambiental, de la Corporación Financiera Internacional en el sur de Camboya y el Himalaya (India).

También es directora regional para Latinoamérica de Huridocs, una ONG que ayuda a los organizaciones de derechos humanos a usar tecnologías de la información y métodos de documentación para maximizar su impacto.

Gracias a estos y otros cargos, Arévalo forma parte de 'Global Shapers' (un grupo de jóvenes comprometidos en pos de mejorar el mundo), del Foro Económico Mundial, desde agosto del 2012, y es miembro del Consejo de la Agenda Global sobre Justicia de la misma entidad, desde junio de este año.

Debido a esas designaciones, esta quiteña fue parte de la Cumbre de Consejos Globales de Agenda, que se celebró en Dubái (Emiratos Árabes Unidos), el pasado noviembre. Asimismo, ese mes también se reunió con el papa Francisco junto a 39 jóvenes de diversos países.

La reunión con el Sumo Pontífice se denominaba Hacia una nueva mentalidad global: superando la exclusión económica y social, y buscaba la manera en que los sectores público, privado y la sociedad civil puedan encontrar economías más inclusivas, basadas en valores como respeto y dignidad de las personas.

Para llegar a esas instancias, la preparación académica jugó un papel importante. Luego de culminar la secundaria, en el 2000, Arévalo consiguió una beca para estudiar Ciencias Políticas y Derechos Humanos en la universidad St. Thomas, en Fredericton (Canadá).

En el colegio, el nivel académico de Arévalo era "promedio"; sin embargo, su vinculación en diferentes voluntariados y actividades extracurriculares la convirtieron en becaria.

Luego de concluir su carrera, en el 2004, aplicó para estudiar una maestría en Leyes Internacionales y Derechos Humanos, en la Universidad de Oxford (Inglaterra). Cuando culminó ese programa educativo, la ecuatoriana y su esposo, Matthew Carpenter (de nacionalidad canadiense), recibieron una oferta de trabajo de la tecnológica Google, para trabajar en las oficinas de Irlanda.

Sin embargo, el matrimonio decidió volver a Ecuador. Su objetivo era replicar en el país lo que habían aprendido. Sin un plan, la pareja regresó y Arévalo trabajó en la oficina de Derechos Humanos de la Cancillería; su labor consistía en evaluar a extranjeros para que sean aceptados como refugiados en el país.

A finales del 2006 le solicitaron que se encargara de abrir la clínica legal Asylum Access en Ecuador. Karina Sarmiento, actual directora de Asylum Access Ecuador, cuenta que conoce a Arévalo desde el 2008. "Michelle es una emprendedora y motivadora; ella se traza sus objetivos y los cumple, es muy versátil".

Su amiga cuenta que la gestión y el mérito de Arévalo es haber instalado las oficinas de Asylum Access en Ecuador desde cero, y "lo hizo muy bien".

Su gestión hizo que la Universidad de California, en Berkeley, le otorgara una beca para que estudiara una maestría en Políticas Públicas, en el 2008.

Cuando culminó sus estudios, en el 2010, fue promovida a directora de Operaciones de Asylum Access en San Francisco (EE.UU.).

El año pasado, luego de vivir dos años en Suiza, retornó a Ecuador para trabajar en un proyecto de emprendedores sociales. Junto a Javier Dávalos González, Daniela Peralvo, Juliana Maza y Shawn Smith fundaron el año pasado Impacto Quito, una iniciativa que pretende ser un espacio para el encuentro de emprendedores, que quieren desarrollar propuestas innovadoras.

Peralvo asegura que es "una mujer con mucha decisión y con características de liderazgo". Martín Acosta, fundador y director de Inalprocess, empresa que fabrica la línea de 'snacks' Kiwa, con productos naturales originarios de Ecuador, comenta que conoce a Arévalo desde hace un año y que ha trabajado en proyectos con Impacto Quito..

"El tener a Michelle en Ecuador es un lujo, porque ella pudo haberse quedado en el exterior; muchos emprendedores se verán beneficiados", dice Acosta.

HECHOS IMPORTANTES

2013 EN TECHO ECUADOR. Arévalo y el equipo de Techo Ecuador junto a Alexander Domínguez,arquero de Liga de Quito. En esta actividad integró a jugadores de la Selección para una campaña para erradicar la pobreza.

2013 EL FORO ECONÓMICO. La ecuatoriana impartió una charla en la Cumbre sobre la Agenda Global, en Abu Dhabi (Emiratos Árabes Unidos), en el

SU GESTIÓN EN BREVE

2004. En la Universidad de Oxford trabajó brindando asesoría para estudiantes internacionales.

2006. Trabajó en fundación Esquel, brindando asesoría técnica en derechos humanos.

2010. Fue evaluadora y consultora independiente para el Centro de Derechos Humanos de la Universidad de California, en Berkeley.

La frase. "Emprender es un camino de vida que no tiene por qué quedarse  en tener dinero para darte de comer. Debe solucionar un problema".