Redacción Quito
Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si 0
No 1

La moda alternativa ahora está al alcance de los más pequeños

A Sara Reinoso, una de las ocho propietarias de la marca Tribu, le motivó el nacimiento de su hijo (2009) para diseñar y manufacturar ropa infantil.

Además, la sugerencia de varios clientes fue el impulso para lanzar al mercado, hace tres años, una línea de ropa exclusiva para niños de esta marca, que tiene cerca de 13 años en el mercado nacional.

Entre las prendas que elabora Tribu están camisetas, pantalones, bermudas, camisas, faldas, vestidos y buzos. Todos con diseños coloridos y poco convencionales, similares a los diseños para adultos.

Josué Reinoso, administrador del local ubicado en el Mercado Artesanal (La Mariscal) y también uno de los ocho hermanos propietarios, comenta que la materia prima fue el mayor gasto que se realizó para lanzar sus nuevos productos. La inversión fue de USD 14 000.

En principio, Tribu nació para manufacturar y comercializar artículos de cuero: billeteras, carteras, bolsos y calzado. Sin embargo, desde hace dos años la firma decidió explorar con nuevas líneas de productos, como ropa en algodón para hombres y mujeres. La última que implementaron fue su línea infantil.

Sara Reinoso comenta que este tipo de prendas han tenido aceptación, por esta razón abrieron un local exclusivo para su comercialización, también en el Mercado Artesanal, en el norte de Quito.

[[OBJECT]]

Por la venta de estos productos facturan anualmente cerca de USD 50 000. Mientras que en el 2011, por toda su líneas de ropa obtuvieron ingresos de unos USD 300 000. Hasta lo que va del año han alcanzado ventas por 160 000.

Al momento, Tribu espera posicionar sus nuevos productos en el país y luego buscar otros mercados externos. Hoy, sus artículos se venden en Italia y Francia; esperan llegar en este año a EE.UU.

Ahora, el negocio cuenta con ocho locales en Quito. También tiene distribuidores en las provincias de Tungurahua, Azuay, Imbabura y Galápagos.

Rebeca Dávila, propietaria de Kalipso Boutique, en Atuntaqui (Imbabura), adquiere su mercadería en Tribu, para venderla en su tienda. Ella comenta que la nueva ropa ha tenido aceptación entre sus compradores. Dice que al mes factura cerca de USD 500, solo con esta marca.

Tribu actualmente trabaja en la elaboración de artículos de cuero más formales, como carteras, billeteras y accesorios para ejecutivos y oficinistas. Para la manufacturación de todos sus productos cuentan con 25 operarios.

Josué Reinoso asegura que la línea de mujer fue la primera que implementaron. Además, sostiene que sus clientes tradicionales fueron los primeros que compraron la ropa para sus hijos o familiares.