placeholder
Redacción Quito
Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si 0
No 1

La mujer encuentra moda y diseño en la Caja de Pandora

La pasión por la moda impulsó a tres amigas a abrir una tienda que la bautizaron como Pandora. En este local, ellas ofertan ropa, zapatos y accesorios para mujer, que diseñan, manufacturan y, en algunos casos, importan.

Gabriela López, Valentina Goñi y Dayana González inauguraron, a principios de este año, un local en el norte de Quito. Ellas fueron compañeras en la Universidad San Francisco de Quito (2006), cuando estudiaban Diseño de Modas.

Este almacén es el lugar que acopia y expone las marcas que cada una creó; por eso decidieron darle ese nombre.

Por ejemplo, Gabriela López es la propietaria de la marca ME Accessories. Ofrece bisutería, gafas y chaquetas. Sus productos se elaboran en EE.UU. y en China. Envía -dice- sus diseños y allá los producen con sus especificaciones de materiales, logotipos y etiquetas.

Mientras que Valentina Goñi registró su nombre como marca en el IEPI, para comercializar los ternos de baño que diseña y manufactura en su casa, en Cumbayá (nororiente de Quito).

A su vez, Dayana González dio vida a Raffia, su firma con la que ofrece zapatos, botas de cuero y ropa casual. Estos productos también los importa de proveedores de EE.UU y China.

En el 2010, las jóvenes diseñadoras iniciaron sus emprendimientos. Vendían sus productos de manera independiente en sus casas, a familiares y amigos. La promoción la realizaban por Facebook.

Aseguran que no tienen un público objetivo específico, porque la mujer cuando entra a Pandora puede encontrar desde zapatos casuales hasta ternos de baño. Sin embargo, señalan que una de las características de su boutique es la exclusividad de los diseños.

El año pasado, ME Accessories facturó USD 25 000. Valentina Goñi obtuvo USD 700, pero recalca que las ventas se realizan solo en temporada de playa (enero y febrero) y verano (de junio a agosto). Mientras que Raffia alcanzó ventas por USD 1500.

María de los Ángeles Andrade es coordinadora de bodas y clienta de Pandora. Ella comenta que adquirió USD 200 en productos en su primera compra. “Me gustan los diseños, son fuera de lo común y los precios son cómodos”.

En lo que va de este año, ME Accessories factura en promedio USD 2 000 al mes. Valentina Goñi vendió en la temporada de playa pasada 1 000 y Raffia comercializó cerca de 700, al mes.

Los precios de los productos oscilan entre USD 60 y 70, en el caso de los ternos de baño. Mientras que la bisutería cuesta desde USD 1,50, si son aretes sencillos; hasta collares de 25. Las botas de cuero valen entre USD 60 a 70.

La pintora Cristina Suárez comenta que los ternos de baño le llamaron la atención. En total invirtió cerca de USD 120.

La inversión

La materia prima. En este año, ME Accessories invirtió USD 24 000 en mercadería. Mientras que Valentina Goñi USD 2 400 en maquinaria y telas. Raffia, por los mismos insumos, destinó USD 4 000.
El local y la decoración. Al mes, por arriendo y servicios básicos gastan unos USD 500. La decoración del local les cuesta USD 100 al mes.