placeholder

Las mujeres tienen más impulso para emprender

La incursión femenina en el emprendimiento es notoria y aumentó en el último año. De acuerdo con el GEM Ecuador 2012, el año pasado el 54% de los emprendedores eran mujeres.

La cifra es una proporción similar a lo observado en el mercado laboral para el mismo período. En ese año, la tasa de desempleo de las mujeres era del 4,8% y la de hombres del 3,5%.

Para Javier Andrade, director del proyecto Emprendedores Ecuatorianos del Instituto Ecuatoriano de Economía Política, otro factor que influye tiene que ver con las microfinanzas. "Últimamente se ha notado que en las microfinanzas las mujeres tienen mayor cumplimiento".

En el proyecto dirigido por Andrade, que otorga becas de capacitación para 45 jóvenes emprendedores, 18 de los becarios son hombres y 27 son mujeres.

Andrade explica que siendo el capital semilla una parte indispensable para iniciar un emprendimiento, esta característica detectada en el grupo femenino ha hecho que se canalicen más microcréditos a las mujeres que en años anteriores.

Un ejemplo son los 73 000 créditos destinados en el 2012 a mujeres beneficiarias del Bono de Desarrollo Humano, que asciende a los USD 30 millones.

Andrade menciona que otro factor clave es la tasa de subempleo de mujeres. Esto concuerda con el informe, en el que se indica que el porcentaje de mujeres que se encontraban subocupadas en el 2012 era del 60,6% mientras que el de hombres era del 49,8%.

Según el documento, "las condiciones laborales en las que se encuentra el promedio de mujeres en el país puede ser un justificativo de su mayor incursión en la puesta en marcha de negocios".

Para Christian Morán, docente de Emprendimiento, de la Universidad de Especialidades Espíritu Santo, la mujer ha ganado una mayor participación en la economía del país. "Muchas mujeres son ahora cabezas y jefas de hogar, en algunos casos debido a que sus esposos migraron, esto las lleva a emprender para ser el sustento de sus familias".

Morán añade que las mujeres son más solidarias en este tipo de iniciativas. "Cuando una mujer emprende busca que sus amigas lo hagan también".

Aparentemente no existen diferencias entre hombres y mujeres emprendiendo por oportunidad: 50,3% y 49,7% respectivamente. En cambio, se observa un comportamiento diferente en el emprendimiento por necesidad. En el 2012, el 62,3% de los emprendedores por necesidad fueron mujeres, según el estudio.

Allí se explica que el año pasado, la Actividad Emprendedora Temprana (TEA) por necesidad para las mujeres fue de 11,3%. En contraste, en los hombres esta tasa fue de aproximadamente 7,6%.

La cifra difiere con el 2010, año en el que la tasa de emprendimiento por necesidad de mujeres era del 5% mientras que la de los hombres era de 6,8%. El informe indica que esto implicaría que "la mayor parte del incremento en la TEA por necesidad de los últimos dos años se dio por la incorporación de mujeres a este tipo de emprendimiento, lo que insinuaría un incremento en la vulnerabilidad de este grupo de la población".