redacción quito
Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si 4
No 0

Niñas y niños cuidan más su apariencia

Llega el fin de semana y algunos padres se convierten en una especie de ejecutivos de una agencia de viajes para niños. Tienen el compromiso de llevar a pasear a sus hijos. Entre las alternativas están el cine, museos, el parque de diversiones, el teatro, los centros de diversión o donde los pequeños juegan a una ‘profesión’.

Mariela Solórzano tiene una hija de ocho años. De lunes a viernes, por su agenda de trabajo, no le puede destinar un tiempo específico de distracción. Se levanta a las 06:00, la viste, le brinda el desayuno, la conduce a la escuela y no la ve hasta las 19:00, cuando llega a su casa.

Asegura que casi ha hecho de todo para satisfacer a su hija. A tal punto que repite, una y otra vez, los mismos sitios de diversión. No obstante, para ampliar la oferta de actividades se enteró de que en Quito se ofrece un servicio de spa para ella y para su hija. Se trata de Princess Spa, que está ubicado en el oriente de la capital. El contacto lo realizó a través de Facebook y separó una cita para ella y su pequeña.

Ambas optaron por el servicio de masajes. Su pequeña hija, Natasha recibió uno de ‘relajación’ con chocolate. Dentro de la oferta para niñas existen mascarillas elaboradas con coco o crema de chicle. Todo depende del gusto de los infantes y, claro, de la autorización de los padres.

Pablo Salguero es el gerente del sitio. Explica que la idea es que madres e hijas tengan un sitio en el que puedan compartir. Princess Spa tiene una infraestructura que puede atender hasta 30 pequeños.

El lugar se abrió hace cuatro meses y según Salguero, ha tenido buena acogida en el mercado. Jueves, viernes y sábado son los días más ‘movidos’, para su negocio. El sábado, por ejemplo, el sitio puede trabajar al 80% de su capacidad. Otro servicio que ofrece es el de las fiestas infantiles en las que las pequeñas tienen acceso al ingreso al spa, pedicure, manicure, masajes. La idea es que las pequeñas estén, por lo menos, cuatro horas entretenidas y reciban todo tipo de atenciones.

Otro sitio en el que los pequeños tienen servicios para grandes, pero ajustados a sus necesidades, es Hair Play. Es una peluquería infantil, ubicada en el norte de Quito. Verónica Camacho y Yurley Badillo invirtieron USD 30 000 para poner a funcionar el sitio. Ambas dicen que identificaron que en Quito no existía un sitio en donde se peinen a los más pequeños.

Mientras esperan los niños pueden divertirse en un Wii. Además, hay juguetes para todos los gustos y en el exterior funciona una pista para autos y una cancha de fútbol. Cuando llega el turno para cortarse el cabello, ellos pueden ver su película favorita en una pantalla frente a ellos.