placeholder

La ocupación crece a diferente ritmo entre julio y agosto

El turismo interno es una opción en la temporada de vacaciones. Visitar la Sierra, Costa, Amazonía o la Región Insular, es una opción para los vacacionistas. Para ello, hay que escoger el sitio al que se va a llegar y el lugar donde se va a dormir o descansar.

La Hostería Durán, al sur de Cuenca, ofrece piscinas termales, baños turcos, sala de masajes, etc. Allí, las tarifas en habitaciones varían entre USD 70 y 128. Susana Durán, gerenta general de la hostería, explica que los meses de julio y agosto son parte de una temporada movida. En ese tiempo, entre semana, la ocupación del hotel está en un 80% y el fin de semana es un lleno total. En días normales está entre el 70 y 75%. Otro dato: el tiempo de estadía es de tres días como máximo.

Durán explica que en esta temporada, la mayoría de los huéspedes de su negocio viene de Loja. “Gracias a las nuevas carreteras tenemos más visitantes lojanos”. Luego están quiteños, machaleños y guayaquileños.

Para Termas Papallacta, en Pichincha, las vacaciones representan un incremento del 5 y 6% en visitantes en su segmento hotelero, según Jaime Pallares, subgerente del sitio. En vacaciones existe un incremento en la ocupación del balneario (aguas termales) del 20%. Merino cuenta que el 70% de sus clientes son nacionales y el 30% son extranjeros, durante todo el año.

Alejandro Merino, gerente de segmento turismo Región Sierra y Amazonía de Hoteles Decameron, explica que en esta cadena de hoteles en las vacaciones el incremento es mínimo. “Nuestro sistema de comercialización nos permite tener todo el año un alto índice de ocupación. Así entre enero y junio la ocupación es de un 94,82%. En julio sube alrededor del 98%, es decir el incremento es de un 3 ó 4%”.

Merino aclara que existe todo tipo de productos para el consumidor. Decameron opera en Ecuador desde hace 12 años, pero tiene hoteles desde septiembre del 2009; el primero en abrir fue el Decameron Mompiche (Esmeraldas). Además, en mayo de este año se inauguró el Decameron Punta Centinela, en Santa Elena. Según Merino, el turista serrano es el que visita más sus hoteles. “El 70% de los visitantes de la Sierra llegan por sus propios medios, con sus vehículos”.

El único feriado de la temporada de vacaciones de la Sierra (el 10 de agosto) registra un descenso de turistas internos. En el 2009 fueron 685 041 y el año anterior bajó a 604 252, según cifras del Ministerio de Turismo.