placeholder
Agencias EFE y DPA
Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si 0
No 0

Los ojos del comercio mundial, en Panamá

El presidente panameño Ricardo Martinelli, exigió la semana pasada el cumplimiento del contrato para la ampliación del Canal de Panamá, por parte de un consorcio de empresas liderado por la española Sacyr, cuyas acciones se desplomaron en la Bolsa española ante los desacuerdos presupuestarios sobre la obra.

El consorcio -integrado también por la italiana Impregilo, la belga Jan de Nul y la panameña CUSA- avisó el 1 de enero a la Autoridad del Canal de Panamá (ACP), de que suspenderá sus trabajos en la ampliación del Canal, si para el día 20 próximo no reconoce los sobrecostes de USD 1 600 millones en el proyecto de construcción de esclusas.

Ante una eventual suspensión de los trabajos, el Presidente de Panamá anunció que viajará a España e Italia para exigir a sus gobiernos que convenzan a las empresas implicadas en el proyecto, que cumplan con lo establecido en el contrato. "Yo voy a ir a España e Italia a exigirle a estos gobiernos, porque no puede ser que una empresa meta una cantidad enorme de sobrecoste en una obra de ampliación, que es una obra para la humanidad, que cuando ellos licitaron pusieron un precio y ahora van a venir con el cuentito de que están subiendo los precios", declaró Martinelli.

El Gobierno de España reaccionó y anunció que comparte con el de Panamá el "deseo y el interés" para encontrar una solución "a la mayor brevedad posible" al conflicto que amenaza con la suspensión de las obras para la ampliación del Canal.

El primer día del año, el consorcio GUPC anunció que suspenderá las obras ante la imposibilidad de llevarlas a cabo por la suma inicialmente fijada en el contrato, y envió una nota a la ACP en la que le dio un plazo de 21 días para "cumplir con los requerimientos solicitados", si quiere evitar la paralización de las obras.

El consorcio sostiene que los sobrecostes corresponden a incumplimientos contractuales por parte de la ACP, que, por su parte, rechaza de manera "categórica las presiones" del grupo de empresas para negociar "fuera del contrato".

Sacyr declaró que el consorcio "mantiene abierta" la interlocución con la ACP "para alcanzar un acuerdo satisfactorio que ponga fin al actual desequilibrio contractual".

El exadministrador de la ACP, Alberto Alemán Zubieta, consideró que el consorcio GUPC "debe terminar" la obra y presentar, ahora o después, sus reclamaciones económicas por las vías establecidas en el contrato.

Cifras del nuevo Canal

  • El anuncio.  El 24 de abril del 2006 se anunció el proyecto de ampliación del Canal, con la construcción de un tercer juego de esclusas, obras que supondrán una inversión de USD 5 250 millones.
  • Las esclusas. Las cámaras de las esclusas medirán 427 m de largo, por 55 m de ancho y 18,3 m de profundidad. Cada cámara tendrá tres tinas de reutilización de agua, las cuales reutilizarán el 60% del agua de cada tránsito.
  • Los constructores.  El proyecto es ejecutado por el consorcio internacional Grupo Unidos por el Canal (GUPC), que lidera la española Sacyr Vallehermoso e integran la italiana Impregilo, la belga Jan de Nul y la panameña CUSA.
  • Los avances. La Autoridad del Canal precisó, el pasado 31 de diciembre, que la ampliación, iniciada en septiembre del 2007, registra un avance de 70,7%, con varias etapas completadas, como los dragados de las entradas de la vía en el Atlántico y el Pacífico.
  • Los plazos.  Las obras de ampliación comenzaron en el 2007 y se prevé estén listas en junio de 2015, nueve meses después de lo estipulado en el contrato.