Redacciones Quito, Guayaquil y Cuenca
Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si 31
No 16

Así se ordenan las empresas públicas

El Estado ecuatoriano cuenta en la actualidad con Empresas Públicas (EP) en sectores como energía, hidrocarburos, medios de comunicación, fármacos, transporte, entre otros.

La creación de estas empresas se sustenta en lo que dice la Constitución de la República. El artículo 315 de la Carta Magna establece que el Estado constituirá empresas públicas para la gestión de sectores estratégicos, la prestación de servicios públicos, el aprovechamiento sustentable de recursos naturales o de bienes públicos y el desarrollo de otras actividades económicas.

[[OBJECT]]Bajo este contexto, se publicó en el Registro Oficial la Ley de Empresas Públicas, el 16 de octubre del 2009.

La Ley mencionada regula la organización, funcionamiento, fusión, escisión y liquidación de las empresas públicas. Dentro de este grupo están, entre otras, Petroecuador, Flopec, Empresa Pública Televisión y Radio del Ecuador, Enfarma, por citar cuatro.

Con base en la publicación de decretos ejecutivos se contabilizan 19 instituciones bajo la denominación de Empresa Pública, regidas por la Ley.

Al respecto, el Instituto Nacional de Estadística y Censos (INEC) registró en el Censo Económico del 2010 el dato de 4 009 establecimientos de administración pública y defensa y de planes de seguridad social de afiliación obligatoria, con 185 042 ocupados.

Hoy, dos años y medio después de la promulgación de la Ley de Empresas Públicas, existen resultados diversos. EP como Petroecuador mantiene el liderazgo en el sector hidrocarburífero y tiene previsto fusionarse con otra empresa pública: Petroamazonas.

La Corporación Nacional de Telecomunicaciones ha incursionado en los segmentos de telefonía móvil y televisión pagada, donde compite con firmas transnacionales. Pero también hay EP que se han quedado solo en el Decreto de constitución. Roberto Aspiazu, del Comité Empresarial Ecuatoriano, dice que en sectores como el pesquero o bananero las intenciones del Gobierno de crear empresas han sido solo anuncios.

Aspiazu considera que el tema de las empresas públicas, en algunos casos, es letra muerta. “No hay mayores avances en la práctica. Y no lo veo como una prioridad actual del Gobierno”.

En el segmento de fármacos, el Gobierno sigue comprando medicinas mediante el Instituto Nacional de Compras Públicas y relegando la gestión directa de la Empresa Pública de Fármacos (Enfarma). Según los especialistas contactados por LÍDERES, todavía no hay avances concretos en los objetivos de la entidad como producir medicamentos, delegar la producción a farmacéuticas ecuatorianas calificadas (maquila) o la importación directa.

Para Antonio Quezada, del Grupo Difare, los avances estarían en la formación de la estructura orgánica, planificación, contactos y análisis de datos.

El consultor empresarial Iván Díaz cree que la aparición de EP hace que el sector privado actúe con más cautela. “En Ecuador se ha abusado del consumidor, pero cuando el Estado es un actor clave empresarial, el sector privado debe competir y dar mejores servicios”.