placeholder
Xavier Basantes. Editor del Semanario LÍDERES
Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si 0
No 0

Pabel Muñoz: 'Nos interesa que la industria nacional sea robusta'

La Secretaría Nacional de Planificación y Desarrollo (Senplades), busca afianzar el proceso de cambio de la matriz productiva, con base en encadenamientos entre empresas públicas y privadas. Su Secretario explica cuáles son las estrategias de las empresas públicas.

¿Cuál es el rol que tienen las empresas públicas en la agenda estratégica del Gobierno?
Las empresas públicas son una figura institucional, que podemos activarlas o no, según nuestras necesidades estratégicas, frente al cambio de la matriz productiva. Por ejemplo, el caso de la empresa de Coca-Codo Sinclair (Cocasinclair EP), que este momento construye el proyecto más grande del país, una vez que esté construido, será eliminada.

En la presentación del informe sobre Empresas Públicas y Planificación de Senplades (3 de febrero) se destacó la creación de 28 empresas. ¿Tienen previsto crear más empresas este año?
Seguramente vamos a crear una para que administre los centros deportivos de alto rendimiento. A veces pensamos en las empresas públicas, como 'las empresas públicas'; es decir, como Petroecuador, CNT, Petroamazonas... pero al ser una figura institucional, necesitamos empresas para cumplir un rol específico. Por eso es importante ver a las empresas públicas como: prestadoras de servicio y administradoras de sectores estratégicos, reguladoras del mercado y constructoras de proyectos estratégicos.

Ahora, entre las empresas creadas consta la de Importaciones. Esto pareciera contradictorio con la política de sustituir importaciones.
El objetivo de esta empresa no es contradictorio con nuestro objetivo de velar por la calidad de las importaciones, y sustituir estratégica e inteligentemente las importaciones.

Por ejemplo, el caso del mercurio: lo necesitamos para actividades en el ámbito médico, pero si no tenemos control en esa importación se estaba yendo a un mal uso en la minería informal. Esta empresa no busca competir con el sector privado importador, busca generar optimizaciones en las importaciones de la compra pública.

¿Cómo les fue a las empresas el año pasado?
En el 2013, las empresas públicas utilizaron unos 6 000 millones de dólares, pero los ingresos que provinieron, solamente de las petroleras, fueron de 14 000 millones. Claro, estas son las más grandes.

Pero ya empezamos a tener utilidades en la Empresa de Correos, hemos tenido una dinamización con la de Ferrocarriles. En la CNT tuvimos ingresos por 60 millones de dólares, 30 ingresaron a las arcas fiscales y 30 millones para reinvertir en la CNT.

¿Cuáles son las previsiones que tienen como resultados de las empresas públicas para 2014?
Nos interesa hacer una inversión similar a la del 2013 que bordeó el 13% del PIB; esto significa que estaremos invirtiendo entre 6 000 y 7 000 millones. Para este 2014 es fundamental el énfasis en los sectores estratégicos, sobre todo dentro un mayor avance en el cambio de la matriz productiva.

En su informe de empresas públicas se destaca una inversión en la Empresa de Fármacos.
Lo más importante es que comenzamos con la construcción de la planta farmacéutica en Yachay (con una inversión inicial de USD 73 millones). En el país no producimos fármacos, somos unos ensambladores de fármacos y creemos que tenemos esa capacidad para hacerlo, sobre todo genéricos.

Frente a eso, la industria farmacéutica ecuatoriana dice que ellos también pueden fabricar medicamentos y si el Estado entra a colocar sus productos eso incidirá en el mercado...
Nos interesa mucho la inversión privada; desde la matriz productiva nos interesa trazar la cancha, pero que los actores sean privados. Pero no necesariamente tenemos eso; en un primer momento, no todos los actores van a ser privados, sino que se necesita un estímulo del sector público.

Nos interesa la complementariedad antes que la competencia. Pero no hemos tenido eso y en muchos casos, las empresas privadas han regulado el mercado. Por ejemplo, lo de Tame. ¿Cómo eran los pasajes a Colombia o a Brasil? Cuando Tame entra, no está buscando la quiebra de otras empresas sino que busca fomentar la competencia respecto a los precios de los pasajes.

¿En el informe de Senplades sobre Tame se indica que interesa ir al transporte de carga?
Es una iniciativa que tiene Tame y la resolveremos en el Directorio. Esta era una industria que estaba en el mundo de las FF.AA., salió de ese mundo y hoy tenemos un manejo más empresarial: hemos ampliado mercados y ahora hay la intención de volar a Los Ángeles y crear una línea de carga en Tame.

¿Todo esto con la entrega de subisidios?
No tenemos miedo a los subsidios, cuando estos estimulan una inversión. Ahora estamos en la discusión de las industrias básicas y se analiza la construcción de una industria de aluminio, que nos interesa que provenga del sector privado. ¿Qué podemos hacer para eso?, subsidiar la energía. Si al 2016 podemos ser potencialmente exportadores, muy bien podemos subsidiar por cinco, seis o siete años esa energía, para que el sector privado pueda dinamizar una industria como la del aluminio.

¿Este es un estímulo para las empresas que se sumen a la sustitución de importaciones?
A nosotros nos interesa fomentar la industria nacional, que sea robusta, que genere empleo, que abastezca el mercado interno y pueda abastecer el mercado externo. Desde esta perspectiva, podemos utilizar los incentivos que necesitemos para que los industriales nacionales tengan seguridades de invertir en el país. Esos son los mensajes que enviamos.

A propósito del mercado externo, ¿cuáles son las expectativas de Senplades de cara a una nueva ronda de negociaciones con la UE?
No tengo detalles de la negociación, eso lo maneja el Ministerio de Comercio. Los temas de propiedad intelectual, compras públicas y salida de capitales nos preocupan y están puestos en la mesa de negociación, como elementos fundamentales para nuestro desarrollo. Esperamos tener una buena respuesta del lado europeo sobre estos temas.

Un breve resumen de su gestión
La formación. Sociólogo graduado en la PUCE; estudios de maestría en Ciencias Políticas, en la U. de Andalucía.
En el Gobierno actual. Viceministro de Inclusión Económica; Subsecretario de Reforma Democrática y Gestión Programática de Senplades, etc.