Carmen Larrea, una de las propietarias, en su local de Paseo San Francisco (Cumbayá).
Sebastián Angulo Redacción Quito / LÍDERES
Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si 2
No 0

País del sol sus prendas se lucen en playas internacionales

Carmen Larrea se declara "muy serrana", pero su amor por las playas ecuatorianas es tan grande, que cada vez que puede acude a destinos como Playas, Salinas, Manta o Esmeraldas.

Con las visitas al mar y arena, las prendas playeras son habituales en el guardarropa de Larrea, una quiteña profesional del marketing y las relaciones internacionales graduada de la Universidad San Francisco de Quito (USFQ).

Hace tres años identificó en el mercado nacional que la oferta local de este tipo de ropa era muy limitada en el país. Con su creatividad comenzó a manufacturar ternos de baño en su casa, a su gusto y medida. Pero su hobby fue más allá y se convertiría en su negocio.

En San Rafael (suroriente de Quito), adecuó una propiedad de unos 120 m2 para convertirla en un área de producción. Para ello, Larrea junto con su madre Carmen Vásconez invirtieron unos USD 15 000, para instalaciones eléctricas y otros pormenores. Además, adquirieron cinco máquinas de coser; cada una costaba entre USD 500 y 700.

A ello se sumó una investigación que duró siete meses. Ese proceso consistió en comprar prendas de otros países, mirar diferentes marcas, cortes, tendencias y estudiar la industria textil del país.

Con todo lo aprendido confeccionaron una primera colección y así nació País del Sol. El concepto busca recoger los rasgos tradicionales de la cultura ecuatoriana, a través del uso de materiales alternativos, como piedras, cabuya y otros, que se suman a diseños vanguardistas. Para completar su propuesta sustentable, la mano de obra la conforman solo mujeres: madres de familia que elaboran las prendas de manera artesanal.

A finales del 2010, la firma abrió una tienda en el Quicentro Shopping (norte de Quito). Con base en la calidad de sus productos, el centro comercial le invitó a participar en un desfile de modas; ese fue el punto de partida, para que la marca sea conocida en el mercado nacional.

La participación en otros desfiles contribuyó a que estos productos tengan reconocimiento en el mercado. Para el 2012, abrieron tiendas en Casa Blanca (Esmeraldas) y en Guayaquil.

El posicionamiento de las prendas permitió que la marca fuera invitada al evento Absolute Mode (2012), organizado por Absolute Vodka, como voceros principales. Una de las anécdotas que ayudó a la internacionalización de la marca fue que la cantante estadounidense Miley Cyrus usara una de sus prendas.

Gracias al Instituto de Promoción de Exportaciones e Inversiones (Pro Ecuador), llegaron en marzo del 2012 al Miami Fashion Week. En el evento, su producto recibió certificaciones de calidad.

El año pasado abrió otro local en el Paseo San Francisco, en Cumbayá (nororiente de Quito) y hace dos meses llegó a Galápagos, por medio de un convenio de la Fundación Charles Darwin.

En Canadá también se encuentran sus productos. País del Sol se distribuye en la boutique Ethika, en Montreal. Esta tienda de prendas y accesorios pertenece a la ONG Femme International, que impulsa emprendimientos sustentables.

Cristina Maag, productora de moda, asegura que los biquinis son de alta calidad. Ella los adquirió y los llevó a Dubái. "Mis amigas de ese país quedaron maravilladas; querían abrir un local de esta marca en el país". Mientras que a María Martínez, dibujante publicitaria, le gustan los biquinis porque son artesanales.

La insignia

Gladys Sanguano, Jefa de Producción

‘Les muestro que todo es posible’

Trabajo desde hace dos años en la empresa, como jefa de producción; llegué por medio de un aviso en la prensa. Mi trabajo consiste en ejecutar los bocetos que realiza Carmen. También elaboro los moldes, entre otras actividades; a mi cargo están dos personas más y nos encontramos trabajando en una nueva línea.

Creo que mi forma de ser ha contribuido a la empresa. Trato de poner ánimo en todos los procesos e intento mostrarles que todo es posible. Una de las cosas que me gusta de mi trabajo es la libertad para sugerir nuevos modelos y demostrar mi creatividad. Antes que ser jefa, me gusta compartir lo que sé, siempre les digo: “sí puedes”.

La producción

La materia prima. Las telas se importan desde España, Italia y EE.UU.

El portafolio. Desde este año, País del Sol ha incorporado nuevas prendas, como blusas, pantalones y más.

Las proyecciones. A mediados de este año prevén exportar a España.