Un científico de Philip Morris Internacional hace parte de los más de 400 científicos que tratan de diseñar productos menos dañinos del tabaco. Foto: EFE

Un científico de Philip Morris Internacional hace parte de los más de 400 científicos que tratan de diseñar productos menos dañinos del tabaco. Foto: EFE

Agencia EFE
Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si 2
No 0

Philip Morris planea expandir en 2016 productos de 'riesgo reducido'

9 de febrero de 2016 12:52

Philip Morris Internacional (PMI) proyecta expandir este año la venta del IOQS, el primero de sus cuatro productos supuestamente menos dañinos que el cigarrillo tradicional, con la expectativa de que en unos 5 a 10 años esta línea constituya el 15% de su portafolio, informó la empresa a Efe.

"El desarrollo de productos innovadores que tengan el potencial de reducir el riesgo de daño para los fumadores comparados con el consumo de cigarrillos combustibles es crítico para mantener y desarrollar nuestro negocio en el largo plazo", explicó a Efe Jeanne Polles, presidenta de PMI para América Latina y Canadá.

Polles afirmó que por eso la tabacalera espera avanzar este año en su "plan de expansión para Italia, así como en los lanzamientos programados en ciudades de otros países", que no detalló.

El dispositivo electrónico iQOS, que, según la empresa, calienta el tabaco por debajo del punto de combustión para liberar la nicotina y el sabor, evitando la "quema" de componentes considerados nocivos, es el primero de cuatro prototipos que ha desarrollado Philip Morris.

"A finales de 2014, lanzamos el iQOS en las ciudades piloto de Nagoya (Japón) y Milán (Italia). Sin aun contar con una declaración formal de riesgo reducido, nuestros resultados iniciales cumplieron y han excedido nuestras expectativas. Luego lo lanzamos en Suiza, Lisboa, Bucarest y Moscú y en 2015 comenzamos la expansión nacional en Japón", señaló.

"También tenemos presencia en la categoría e-vapor. En el Reino Unido, comercializamos cigarrillos electrónicos bajo las marcas Nicolites y Vivid y en España hemos lanzado la marca Solaris", agregó.

Como parte del proyecto de expansión, la firma ha invertido cerca de 670 millones de dólares en una planta cerca de Bolonia, en Italia, próxima a inaugurarse, para fabricar estos productos, en los que lleva investigando cerca de diez años.

Expertos del hermético centro de investigación que tiene la empresa en el cantón suizo de Neuchtel dijeron a Efe que, una vez en funcionamiento la sede de Bolonia, se prevé que la capacidad de producción, sumada a la de la planta piloto, llegue a 30 000 millones de unidades anuales.

"Desde el 2008, hemos invertido más de 2 000 millones de dólares en investigación científica y en el desarrollo de dichos productos. En 2009, abrimos un centro de I+D de vanguardia en Neuchtel, donde contamos con más de 430 científicos", añadió Polles.

La base de la investigación de PMI es que el problema no está en la nicotina, sino en la "combustión", proceso que se genera al encender un cigarrillo.

En el caso del IQOS, el dispositivo, con forma de bolígrafo, calienta el tabaco a 250 grados centígrados, a diferencia de los 800 grados de un cigarrillo convencional, y las unidades que contienen el tabaco, llamadas "HeatSticks", son más cortas pero están hechas con papel y filtro y se fuman como los otros.

"Los efectos negativos del tabaquismo están presentes siempre que la sociedad piensa en nuestro negocio. Para nosotros, esto se traduce en una mayor responsabilidad respecto a cómo podemos traer soluciones a la mesa", indicó la presidenta para América Latina y Canadá de PMI sobre el futuro de la industria.

"Tenemos la ambición de transformar al 10% o 15% nuestro portafolio actual al de productos de riesgo reducido en los próximos 5 a 10 años. Pero esperamos llegar aún más lejos. Vemos un futuro donde estas alternativas reemplazarán a los cigarrillos combustibles", sostuvo.

Según Moira Gilchrist, directora científica de PMI, el portafolio de la empresa "incluye cuatro tipos de productos: dos que utilizan diferentes innovaciones para calentar en lugar de quemar el tabaco y dos de vapor electrónicos que no contienen tabaco".

Philip Morris
, que aspira a reinventar su mercado con este tipo de productos en medio de regulaciones cada vez más estrictas, ganó 6.873 millones de dólares en 2015, 8,3 % menos que en el ejercicio anterior.

Por zonas geográficas, las ventas en el conjunto del año cayeron en Europa Oriental, África y Oriente Medio un 14,5%, en la Unión Europea un 11,8 %, en Asia un 6%, y en América Latina y Canadá un 3,6%.

La empresa estima que para 2016 su beneficio se situará en un rango de entre 4,25 y 4,35 dólares por acción.

Los proyectos de expansión de PMI tienen lugar pese a que aún no existe una regulación general para estos productos, aunque se espera la entrada en vigor de la nueva directriz europea que fijará a partir de mayo las normas aplicables a productos del tabaco, en los que se prevé una nueva categoría para alternativas como el IQOS.