placeholder

La pinta es una mezcla entre la durabilidad y el buen diseño

Nicolás tiene 14 años. La semana anterior, al preparar los materiales y uniformes para ingresar nuevamente a clases, se dio cuenta de que había crecido unos tres centímetros en estatura. Édgar Soto, su padre, explica que destinará USD 120 para comprar un nuevo uniforme deportivo para el Colegio La Salle, en donde estudia su hijo.

El aspecto de los uniformes es fundamental para las instituciones educativas. “Pero ha tomado una nueva definición”, señala la parvularia Gissela Díaz. Ella añade que la nueva proyección de las escuelas y colegios es que el estudiante se sienta “satisfecho”, con el uniforme que lleva. Para Mónica Vela, propietaria del negocio Modas y Tela (cuyo local está en el valle de Los Chillos), los modelos en los uniformes escolares han evolucionado en los últimos cinco años.

Vela explica que antes los colores más utilizados eran los oscuros, como café y azul marino. “El modelo camisa blanca y pantalón oscuro está en declive”. Los colores verdes marcan las tendencias y el algodón va siendo reemplazado por poliéster de alta resistencia, añade la propietaria de este negocio que elabora uniformes para seis planteles de los valles.

En agosto, esta microempresa que emplea a tres madres de familia, elaboró más de 800 prendas. En otros meses confecciona hasta 300, en promedio.

Modas y Tela es uno de los 578 locales dedicados a la confección y venta de prendas de vestir deportivas, guantes, corbatas, etc., que se registraron en el Censo Económico del Instituto Ecuatoriano de Estadística y Censos.

Otro negocio de este tipo es DeCasa Sport. José Casa, su propietario, indica que desde hace 10 años se dedica al corte y costura de modelos escolares y añade que el mercado ha ido en aumento.

Casa sostiene que su producción se incrementó este año, ya que elaboró 559 kits para el Ministerio de Educación. Se tratan de conjuntos de vestimenta comprendidos de pantalón, camisetas y buzo. Según datos de esta cartera de Estado, para el inicio del año lectivo 2012 - 2013 se entregarán uniformes para más de 560 000 niños.

El presupuesto asignado para este rubro bordea los USD 14 millones.