Cecilia burbano Propietaria de Frutilados en Cuenca
Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si 0
No 0

'Es positivo que lleguen nuevos productos'

La especialista

El macaron es un bocadito con muchos años en el mercado francés y se ha ido expandiendo, con éxito, a otros países del mundo. Ecuador no es la excepción, ya que ha acogido este postre.

Frutilados se dedica a la elaboración y comercialización de dulces cuencanos y ecuatorianos. También tortas, helados y otros platos. Los macarons se preparan bajo pedido, aunque hemos identificado que el producto no tiene demanda, porque aún no hay conocimiento.

Incluso su preparación es difícil, porque no hay oferta de harina de almendra, por lo que se deben tomar estos frutos secos y molerlos para obtener la materia prima. Este paso dificulta la elaboración de los macarons.

Es importante estar abiertos y recibir nuevas tendencias gastronómicas para ofrecer más variedad al consumidor.

Para el país es positivo que vengan nuevos productos, para enriquecer, no solo la oferta, sino el aprendizaje de quienes nos dedicamos al negocio de la repostería.

Todas estas técnicas se fusionan con ingredientes locales y surgen nuevos productos para deleitar el paladar del cliente local y extranjero. Además del macaron han llegado bocaditos alemanes, italianos y estadounidenses que son populares y se han quedado en el país.

Sin embargo, el consumidor ecuatoriano también valora sus raíces y tiene preferencia por sus productos. En Frutilados cuidamos los ingredientes que usamos y conservamos recetas de antaño para preparar los dulces tradicionales. Este ha sido el secreto de nuestro éxito. Otra fórmula es estar abiertos a nuevos productos. El macaron es nuevo y apenas está dándose a conocer. El próximo paso es que los proveedores de productos identifiquen una oportunidad de mercado y comercialicen la harina de almendra para evitar el trabajo de moler esta fruta seca, y así facilitar su preparación.

La globalización y el acceso a la información, a través de Internet, permite conocer más sobre nuevos productos y replicarlos en nuestras cocinas. Además, el consumidor está mejor informado y demanda mejores productos. Los empresarios debemos estar preparados para ofrecer lo mejor a los clientes productos de calidad y vanguardia.

"Es importante estar abiertos a nuevas tendencias gastronómicas para ofrecer diversidad al consumidor"