Reds. Quito y Guayaquil 
Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si 5
No 1

Los procesos de adquisiciones se cuentan con los dedos de la mano

El mercado de adquisiciones y fusiones empresariales se mueve despacio en Ecuador, en comparación con lo que ocurre en otros países de la región.

En el país, los montos globales de las transacciones del año pasado fluctuaron entre USD 1 000 millones y 1 200 millones, según cálculos de Deloitte. A escala regional el montó superó los USD 94 000 millones solo entre enero y septiembre, calcula esta firma.

La venta de Lafarge Ecuador a la peruana Unacem fue el mayor movimiento en el 2014. La cementera peruana compró el 98,57% de las acciones por USD 517 millones.

El sector de alimentos y bebidas también tuvo movimiento. Arca Continental adquirió el 98,8% de las acciones del Holding Tonicorp: la transacción tuvo un valor de USD 335,8 millones. Ambas operaciones se cumplieron a través de la Bolsa de Valores, un hecho inédito en los movimientos empresariales del país, según analistas consultados.

Mónica Villagómez, presidenta de la Bolsa de Valores de Quito, explica que cuando una adquisición se cumple mediante la bolsa se generan mecanismos que protegen a los distintos accionistas.

La ejecutiva añade que  la vigente Ley de Optimización del Sector Societario y Bursátil permite que las empresas realicen lo que se conoce como oferta pública de adquisición (OPA). “Se trata de un mecanismo muy ordenado que ayuda a notificar que un actor del mercado va a tomar el control de las acciones. Es un mecanismo de protección”, dice Villagómez.

¿Por qué los procesos de adquisiciones y fusiones empresariales no ganan terreno en el país? Jorge Brito, socio de Deloitte, considera que esto ocurre debido a una menor presencia de empresas en el mercado de valores. “Se podría atribuir en parte a un ingrediente cultural; la empresa ecuatoriana es principalmente familiar y existe la tendencia a mantener la propiedad en manos de la familia”.

Brito agrega que la situación ha variado en el país. Cita como ejemplos casos ocurridos el año anterior en la industria de alimentos, de cemento y la construcción, la banca, entre otros sectores.

Una adquisición y una fusión son procesos complejos, coinciden expertos y analistas. Entre los pasos que se deben cumplir están la determinación de mercados estratégicos, firmas de cartas de intención, procesos conocidos como ‘due dilligence’, negociación de precios, autorizaciones de las entidades de control, trámites legales, entre otros.

Para Brito, sí existe una influencia de la legislación. “La seguridad jurídica es un aspecto positivo que influye en la atracción de inversión extranjera y en fusiones y adquisiciones. Algunos países de la región pueden ser más atractivos en este aspecto”.

Cumandá Almeida, intendenta de control de Concentraciones de la Superintendencia de Control de Poder del Mercado, indica que en el 2014 ingresaron a la entidad 21 operaciones de concentración, (término con el que se conoce a la operación que integra, por fusión o adquisición de distintas empresas). De esa cantidad, 12 están en trámite y nueve ya concluyeron.

Almeida aclara que las nueve concluidas son de procesos que iniciaron en años pasados. La intendenta explica que han realizado estudios en empresas de sectores como balanceados, administración de fondos, banca, servicios de aprovisionamiento de agua potable, sector de bebidas no alcohólicas, sector panificador, sector de oxígeno, de seguros, naviero, farmacéutico, televisión por suscripción, exportación de banano y distribución de libros.

Con los exámenes que cumple la Superintendencia, añade Almeida, se busca que realmente exista competencia entre los operadores económicos. “Que mejoren productos, servicios y precios, para que los compradores se beneficien”.    

Al cierre de esta edición se confirmó que Grupo EL COMERCIO concluyó el 12 de enero de 2015 el proceso de adquisición del 94,4% de sus acciones por parte de la empresa Telglovisión S.A.


El sector cementero recibió a un gigante

La mayor adquisición la protagonizaron la peruana Unacem y Lafarge Ecuador.  La cementera peruana compró el 98,57% de las acciones de Lafarge Ecuador por USD 517 millones.

José Antonio Correa, gerente general de Unacem Ecuador, explica que los contactos entre las dos empresas arrancaron en marzo del año pasado. Para mayo, ya había un acuerdo firmado que fue revisado por las autoridades ecuatorianas. Y en noviembre se cerró la transacción a través de la Bolsa de Valores de Quito.

El nombre corporativo de la empresa será Unacem Ecuador y las marcas como Selva Alegre, Armaduro o Campeón se mantienen intactas, indica Correa. “Tampoco hay una reestructuración de la operación en Ecuador. El plan es mantener la operación como estaba”.
En el país, los colaboradores de la cementera -que tiene el 22% del mercado que mueve unas 6 500 000 toneladas al año- fueron hasta finales del año pasado 318 personas.

La negociación, asegura Correa, no fue complicada. “Las dos son compañías cementeras serias, que ya habían hecho negociaciones en el pasado”.

Unacem tiene cerca del 60% del mercado peruano; además, en el 2013 registró ventas por cerca de USD 640 millones y su patrimonio supera los USD 1 200 millones.

En los últimos años, Lafarge Ecuador trabajó en proyectos como el nuevo Aeropuerto de Quito, el puente sobre el río Chiche, el proyecto hidroeléctrico Manduriacu, carreteras, entre otras obras. “Hemos trabajado -dice Correa- con el sector público y con el privado por igual”. Este año la firma mira con optimismo el desarrollo de la nueva obra pública.


Una elevada inversión que llegó desde México

El sector de alimentos y bebidas también tuvo movimiento el año pasado. Arca Continental adquirió el 98,8% de las acciones del Holding Tonicorp.

La transacción tuvo un valor de USD 335,8 millones, según datos de la Bolsa de Valores de Guayaquil. Las 60,5 millones de acciones del Holding ToniCorp fueron adquiridas por un valor individual de USD 5,55.

Arca Continental es la segunda embotelladora más grande de Coca-Cola en América Latina, y la tercera más grande en el mundo de la multinacional de bebidas. La compañía lleva 86 años en el mercado mexicano y, además de Ecuador, tiene plantas en EE.UU. y Argentina.
Holding Tonicorp se constituyó en agosto del 2011, con un capital social autorizado de USD 82,5 millones.

El negocio con el Holding Tonicorp no es la primera adquisición que hace Arca en el país. La embotelladora mexicana llegó al Ecuador en el 2010 y dos años después concretó la adquisición de Inalecsa, una empresa centrada en productos de pastelería industrial.

“Estas adquisiciones son parte del crecimiento rentable en negocios adyacentes a su núcleo central de habilidad”, precisó Arca Continental en su momento, mediante un comunicado. La firma tiene en el país 8 000 empleados.

Según la compañía, actualmente tiene una serie de proyectos, entre ellos la construcción de una nueva planta en Machachi (Pichincha); una nueva planta para lácteos ubicada en Guayaquil; y la ampliación de la planta de Inalecsa. “Sin duda estos proyectos incorporarán los más altos niveles de tecnología y calidad de producción para cubrir la reciente demanda”, añade la firma.


Brasil y Chile  están a la vanguardia en la región

Transacciones Los dos países destacan tanto en montos transados como en acuerdos alcanzados.

En los tres primeros trimestres del año pasado, el mercado de las adquisiciones y fusiones de Sudamérica movió alrededor de USD 94 500 millones. Así lo señala el estudio ‘Mercado de fusiones y adquisiciones para Sudamérica’, que Deloitte publica trimestralmente.

Durante este período, los sectores que mayor movimiento registraron fueron el energético, el de minas, servicios financieros, el consumo, el agro y las empresas de alimentos.

Brasil, la séptima economía mundial, se consolidó como el epicentro de las fusiones y adquisiciones a escala regional.

El año pasado, en el período enero-octubre, movió alrededor de USD 46 000 millones con más de 250 convenios.

En ese lapso, el acuerdo más importante -en términos de monto de transacción- fue concretado en el sector de las telecomunicaciones, en el cual se intercambió el 100%de una empresa, de la que no se detalla el nombre, por USD 9 900 millones, según Deloitte.

En segundo lugar se ubicó Chile, con cerca de USD 20 000 millones y poco menos de 50 acuerdos. La transacción más relevante estuvo en el segmento de energía, donde se pagaron USD 10 200 millones por el 60% de una compañía del sector.

El análisis señala que si bien la cantidad de acuerdos generados en este período se mantiene similar a la de los primeros dos trimestres de 2014, todavía no se alcanzan las cantidades de años anteriores como los picos de 200 transacciones por trimestre, ocurridos en el 2010.

Por cantidad de acuerdos le siguen Argentina, Colombia y Chile; mientras que en los últimos lugares se ubican Venezuela, Bolivia y Ecuador.

En cuanto al monto agregado de transacciones, por detrás de Brasil se encuentran Chile, Colombia, Perú y Venezuela.

Para Jorge Brito, socio de Deloitte, en general, en la región han aumentado las transacciones de fusiones y adquisiciones comparadas con la cantidad y montos del 2013. “Brasil es el principal mercado y el más atractivo a los grandes inversionistas globales”.

La publicación América Economía, en su edición de noviembre del 2014, detalla las principales movidas. Por ejemplo, indica que en julio la inmobiliaria Carso de propiedad del mexicano Carlos Slim compró el 8,3% de las acciones de América Móvil de parte de AT&T. El monto llegó a los USD 5 566 millones.

En abril, las brasileñas Rumo Logística Operadora Multimodal se fusionó a América Latina Logística. En este negocio se movieron USD 4 122 millones.

Otro movimiento protagonizado por una entidad brasileña fue la fusión anunciada por Itaú Unibanco con la chilena CorpBanca. El negocio se dio a través de un canje de acciones que combina además su negocio de banca en Chile y Colombia. Todo por USD 2 199 millones. REDACCIÓN QUITO 


Una movida financiera que empezó en el 2013

A finales del 2013 el grupo financiero Promerica Financial Corporation anunció su intención de compra del paquete mayoritario de acciones del entonces cuarto banco más grande de Ecuador: Produbanco.

Tres meses después se concretó la venta de 108,6 millones de acciones por un monto que llegó a USD 130,3 millones. La transacción se cumplió a través de la Bolsa de Valores de Guayaquil.

Ricardo Cuesta, presidente ejecutivo de Banco Promerica Ecuador, señaló en una entrevista publicada en este Semanario en diciembre del 2013, que la compra de las acciones se dio por cuatro factores.

“El primero fue que Produbanco tiene una trayectoria excelente de 35 años en el mercado, con reconocimientos nacionales e internacionales, con una situación muy sólida, líquida. Eso es atractivo para un inversionista”. El segundo factor fue el conocimiento del mercado ecuatoriano por más de 13 años.

“Tercero, el grupo financiero (Promerica) tiene un concepto un poco diferente sobre el riesgo latinoamericano, pues está en varios países. Eso ayuda mucho a tomar una decisión como esta. Y por último, se siente muy cómodo con el país”.

La operación fue la más importante en el sector financiero desde la crisis de 1999.

Produbanco inició sus operaciones en Ecuador en 1978, con 150 accionistas. En principio, atendió al sector corporativo enfocando sus negocios de crédito y captaciones a empresas grandes y medianas. Luego, las operaciones se ampliaron con una red de oficinas a escala nacional. El Grupo Promerica cuenta con operaciones en ocho países de la región.


El sector de los embutidos tiene un actor extranjero

La empresa mexicana Sigma Alimentos, protagonista de la producción de cárnicos en México y con presencia en la región, acordó en noviembre del año pasado la adquisición de la fábrica ecuatoriana Juris, dedicada a la producción y comercialización de carnes frías.

Según un comunicado del Instituto de Promoción de Exportaciones e Inversiones (ProEcuador), la principal estrategia de la empresa Sigma Alimentos es expandirse a través del modelo de adquisición para buscar oportunidades de negocio dentro de las categorías de  productos que maneja. El objetivo es seguir replicando el modelo de negocio de México en otros países, en especial en el mercado latinoamericano.

Hasta diciembre pasado, el acuerdo se encontraba en trámite de inscripción en el Registro Mercantil de Quito”, señaló Sigma, unidad del conglomerado Alfa, en un comunicado a la Bolsa Mexicana de Valores.

El monto de la transacción no fue revelado.

Juris comercializa sus productos bajo la marca homónima, cuenta con más de 80 años de trayectoria y con la planta de embutidos “más moderna” del país, de acuerdo con Sigma Alimentos. Además, genera alrededor de  350 empleos.

La firma mexicana  dio a conocer que en el 2013 Juris generó ventas por USD 34 millones, un 0,9% de las ventas totales de Sigma en el mismo período.

Según ProEcuador, la adquisición aportará con transferencia de conocimiento y tecnología para llevar a cabo eficazmente posteriores procesos productivos; además, permitirá diversificar el sector cárnico del Ecuador, y crear más puestos de trabajo.


Una multinacional en la industria panificadora

La multinacional Bimbo anunció en julio que concretó un acuerdo para adquirir la empresa ecuatoriana Supán y sus nueve marcas reconocidas en las categorías de pan, bollos y pan dulce: Supán, Bimbo, Grilé, Braun, Dulzones, Rey-pan y Pansol.

A través de un comunicado, la multinacional señaló que: luego de que los integrantes de Grupo Bimbo se presentaron ante los directivos de Supán, para anunciar su intención de comprar la compañía de capital ecuatoriano, “se procedió con los trámites administrativos y legales correspondientes para finalmente contar con la aprobación de la autoridad competente que, en este caso, es la Superintendencia de Control de Poder del Mercado”.

Con la adquisición de Supán, Grupo Bimbo integrará a sus operaciones a cerca de 1 000 colaboradores, dos plantas de producción y 16 centros de distribución. Además, se espera que la operación en Ecuador genere ventas por más de USD 57 millones anuales.

En el comunicado, Esteban Giraldo, director general de Organización Latinoamérica Centro, dijo que “esta operación está en línea con la estrategia de crecimiento y consolidación que la empresa ha mantenido durante los últimos años en Centro y Sudamérica”.

Grupo Bimbo tiene 65 años de historia en México y hoy opera en 22 países de América, Europa y Asia. Ha cotizado en la Bolsa Mexicana de Valores desde 1980 y el año pasado registró ventas por 176 000 millones de pesos mexicanos.

Cuenta con más de 130 000 colaboradores a nivel global y tiene marcas en el mercado regional como Bimbo, Barcel, Marinela, Tía Rosa, Ricolino, Oroweat y Sara Lee.


USD 432 millones llegaron entre enero y septiembre

La inversión extranjera directa que recibió el país entre enero y septiembre del año pasado llegó a USD 432 millones, según cifras del Banco Central del Ecuador. Esta representa una caída al comparar con los USD 516 millones que llegaron en el mismo período del 2013.

De la cantidad registrada los primeros nueve meses del año pasado, el 52% se destinó al sector petrolero, el 21% a la actividad comercial, el 15% fue para la industria manufacturera y el 6% para servicios. El 6% restante fue para otras actividades, según el Banco Central.

En cuanto al origen de esa inversión, las cifras de la entidad  señalan que el 14,3% de los USD 432 millones llegó desde China. Un 14% más provino desde Uruguay; un 12,3% desde EE.UU. España y Holanda también participan cada uno con un 11%. Canadá, por su parte, sumó 7,9% del total de la inversión extranjera.

Según la Comisión Económica para América Latina (Cepal) en el 2013 Ecuador recibió USD 703 millones de inversión extranjera, un 20% más que el año previo, una de las cifras más altas del último decenio.

Este mismo organismo añade que la inversión recibida por el Ecuador en el 2013, en relación con el tamaño de su economía, “es de las más bajas de la región y es inferior a la de hace un decenio, incluso en valores nominales”.

Brasil se ubicó en el 2013 como el país con mayor inversión extranjera: el gigante sudamericano recibió USD 64 064 millones, según la Cepal. Luego estuvo México con USD 38 286 millones.

Después se ubicaron Chile con alrededor de USD 20 000 millones; Colombia con cerca de 17 000 millones; y Perú con unos 10 000 millones. Un dato más: en el 2013 el sector que más recursos recibió en la región fue servicios (38%).