placeholder
Fausto Feraud muestra sus productos en los que aplica la técnica 'tai-dye'. Foto: Camilo Pareja para LÍDERES
Redacción Guayaquil (I) Twitter:@RevistaLideres
Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si 0
No 0

La psicodelia y el mensaje positivo marcan sus productos

Hace dos años, mientras trabajaba en su laptop, a Fausto Feraud, estudiante fotografía de 21 años, le surgió una idea que hoy es una micro-empresa conocida como Gringo Loco Outfits. "Quería diseñar un estampado para una camiseta y mi tío, Checrella Manzur, me sugirió que mejor tiña camisetas usando la técnica de ligas y tintas, pero a mí no me convencía", cuenta el guayaquileño.

La técnica, conocida como 'tai-dye', consiste en amarrar con ligas la ropa y teñirla de diferentes colores, aplicando sal para que el color penetre y así formar diseños 'psicodélicos' y de estilo 'hippie'.

Cuando su tío, que padecía cáncer, estuvo hospitalizado, Feraud decidió elaborar una camiseta con esa técnica para obsequiársela. "Hice mi primer intento y a lo que abrí (la camiseta), el teñido había formado un corazón", recuerda.

Entonces, comenzó a experimentar con su propia ropa y a subir las imágenes a Facebook. "Desde ahí les gustó a mis amigos y comenzaron a hacer pedidos", cuenta. El nombre de la marca (que lleva dos años), confiesa Feraud, es el apodo con el que lo conocen en su familia.

Las camisetas Gringo Loco cuestan USD 15 y son de algodón; se venden en modelos llanos (solo teñidos) y estampados con frases positivas como "Nadie puede destruir lo que hay dentro de ti". Los clientes tienen la opción de personalizar sus camisetas con los colores, mezclas y formas que prefieran.

"Es superbueno que vendan camisetas con esos mensajes positivos", dice Nathalie Freire, quien conoció de las prendas en Instagram (@gringolocooutfits), en donde Feraud recepta la mayoría de los pedidos, que le generan una ganancia de USD 100 mensuales en promedio.

Feraud ofrece el servicio de reparación de ropa, que es una forma de reciclar prendas. "Hay veces que por una mancha de cloro dejan de usar la ropa, entonces con el teñido es como recuperarla, queda como nueva", explica. El servicio cuesta USD 10 y se puede realizar tanto en camisetas, como en gorras y zapatos.

"Había escuchado la marca y me pareció interesante poder reutilizar ropa que a veces se daña. Probé con unas camisetas y las dejó como nuevas", dice Freire.

Feraud explica que el negocio tiene una finalidad ecológica de reusar para disminuir el consumismo y destaca la rentabilidad de la idea, pues el proceso que le toma cada camiseta teñida es de unos 3 a 6 minutos. La inversión que hace cada mes de USD 50.

Producción, en breve

La técnica. El 'tie-dye' significa "atar-teñir". Se cree que esta modalidad tiene origen en países de Asia, pero se popularizó en 1960 en EE.UU. Feraud usa tintes importados que cuestan unos USD 2,50, para que perdure más el color.