Redacción Cuenca
Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si 2
No 0

Los pupitres entran en su portafolio de negocios

La empresa Rival, cuyo eje de producción son las tuberías y conexiones, apostó por la diversificación: desde este año produce pupitres en polietileno, para establecimientos educativos.

Estos escritorios se conocen como Qdesk, que son un desarrollo de la firma estadounidense Qproducts. Esta compañía vendió el derecho de patente en Qatar, India, Brasil, Colombia, México, Venezuela, entre otros países. En el sitio web www.qproducts.net, la compañía especifica que la exclusividad de la patente para Ecuador la tiene Rival.

Estos escritorios son de una sola pieza, sin bordes filosos y con diseño ergonómico, explica Rodrigo Espinosa, gerente Comercial de Rival Productos Especiales. "La ventaja es que no tiene tornillos, por lo que no se oxida y tampoco (utiliza) madera que se pudre. Estamos seguros de su calidad, por eso tiene 10 años de garantía. Además, el polietileno se recicla, por lo que es un producto amigable con el ambiente".

Por estos beneficios, desde el 2011, Rival se interesó en producir estos escritorios en Ecuador. Por ello, el año pasado, invirtió USD 1 millón en la máquina de moldeo rotacional, que toma el polietileno, lo calienta, moldea y enfría.

El pago de la patente, explica Espinosa, se realiza bimensualmente, según las ventas de los pupitres.

Rival produce unos 300 pupitres al día y el 90% se comercializa en escuelas públicas. Este mes invertirá USD 1 millón adicional, para adquirir otra máquina igual y duplicar la producción.

La razón de esta acogida se debe a que el único mantenimiento que necesita la silla es una limpieza con agua y jabón, por lo que el ahorro para las escuelas es significativo. Al menos así lo expresa Ramiro Quevedo, rector de la Unidad Educativa Juan Bautista Vásquez, en Azogues. Este plantel adquirió 64 pupitres, en enero pasado, y dice que están satisfechos por ser cómodos y útiles.

Algo similar indicó Daniel Cabrera, rector del Colegio Nacional Técnico Industrial Fausto Molina (Tarqui), que adquirió 68 escritorios.

Una de las ventajas de este producto es la diversidad de tamaños que se acoplan a las diferentes estaturas y peso de los estudiantes. Espinosa explica que hay tres tamaños: el pequeño es para personas entre 1,28 metros (m) y 1,40 m de altura; el mediano es para personas entre 1,41 m y 1,57 m; el más grande es para personas que midan más de 1,58 m.

El peso de estos pupitres oscila entre 7 y 11 kilogramos y se produce en cualquier color. Este escritorio también se comercializa en almacenes de cadena.