Redacción Quito
Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si 3
No 1

Quito destapa toda una oferta inmobiliaria

El sector inmobiliario atraviesa en el Ecuador una etapa de crecimiento constante en los últimos dos años. En Quito, por ejemplo, basta recorrer las principales vías y avenidas del norte y sur de la ciudad, así como de los valles de Cumbayá y Los Chillos, para encontrar proyectos de viviendas y terrenos en venta. Los anuncios de departamentos y casas de 90, 100, 120 m² o más, se ofertan en vallas, anuncios de prensa, páginas web, etc.

Según datos de la Cámara de la Construcción de Quito, el sector inmobiliario en la capital creció un 10% en el 2011 en comparación con el 2010.

La oferta que impulsa esta demanda está compuesta principalmente por vivienda terminada; es decir, casas, departamentos y suites listos para habitar; pero también se encuentran terrenos, así como edificios de departamentos y casas en construcción.

Las cifras del Banco del Instituto Ecuatoriano de Seguridad Social (Biess) confirman que la preferencia del ecuatoriano es la vivienda terminada. Entre octubre del 2010 y octubre del 2011 el Biess entregó unos USD 740 millones en préstamos hipotecarios (en valor neto). De esa cifra, 611,5 millones fueron para vivienda terminada. Los otros 128,5 millones fueron para construcción de vivienda, reparación, remodelación, sustitución de hipoteca o compra de terrenos.

Analistas, constructores y autoridades consultadas coinciden en que la oferta de vivienda crece con un ‘buen ritmo’.

Para Hermel Flores, titular de la Cámara de la Construcción de Quito (CCQ), la razón es simple: “La gran oferta es porque hay más dinero en el mercado y esto obedece a la participación del Biess en el sector inmobiliario”.

El Biess incluso sobrepasó en el 2011 a la banca privada en la colocación de créditos hipotecarios (ver gráfico).

Flores agrega otro dato que muestra la competitividad del Biess. La entidad ofrece créditos de hasta 25 años y con una tasa de interés menor al 9%; mientras que en los bancos, en cambio, se ofrecen plazos de hasta 15 años y una tasa del 9,5%.

El analista Ismael Vélez coincide en que el Biess es responsable del buen momento del segmento inmobiliario. “El Banco del IESS sostiene y dinamiza la demanda de vivienda, en especial las que oscilan en un precio de USD 40 000 y los constructores aprovechan la demanda existente”.

El gerente del Biess, Efraín Vieira, reconoce que la entidad es protagonista, pero asegura que no es su meta quitar clientes al sector financiero privado. “No queremos ser la única entidad que entregue créditos hipotecarios, sino un complemento de la banca privada”.

¿Y quién gana con la amplia oferta del sector inmobiliario? Para Vélez, si hay recursos todos ganan; es decir, el constructor, los municipios, las empresas que financian, bancos y mutualistas que otorgan créditos hipotecarios.

No obstante, la cantidad de recursos existentes en el sector inmobiliario trae una consecuencia. Los precios se elevan en función de la oferta y la demanda, y por eso en el mercado se encuentran viviendas cuyo metro cuadrado de construcción oscila entre USD 500 y 1 300, según la ubicación y los acabados. Y esos costos, dice Vélez, los termina pagando el comprador.

Las empresas inmobiliarias aseguran que viven un buen momento. En los dos últimos años, la venta y construcción de unidades de vivienda se han incrementado exponencialmente.

En la constructora Uribe & Schwarzkorpf (U&S), por ejemplo, las ventas se incrementaron en un 40% en el 2011, en comparación con el 2010. Vendieron 844 unidades habitacionales que representaron USD 91 millones. Mientras que en el 2010 vendieron 710 viviendas, que les dejaron USD 66 millones.

Joseph Schwarzkorpf, gerente de U&S, comenta que el país experimenta un crecimiento en este sector, debido a que existe mayor acceso a programas de crédito a largo plazo. Esta constructora tiene proyectado vender en este año aproximadamente 1 000 viviendas. En U&S se oferta casas desde USD 45 000 hasta USD 200 000, solo en Quito.

Pequeñas y medianas constructoras también experimentan un ascenso en sus ventas. Paúl Viteri, asesor de la inmobiliaria Keops, señala que entre el 2010 y 2011 vendieron unas 120 unidades. Esta compañía se especializa en la venta de suites y oficinas con valores aproximados de USD 1 100 el metro cuadrado.

A pesar del crecimiento, todavía existe déficit habitacional en el país. Según datos del Ministerio de Desarrollo Urbano y Vivienda, en Ecuador todavía hacen falta 1,2 millones de unidades de vivienda.

En cuanto a viviendas populares, el Banco Ecuatoriano de la Vivienda (BEV), en el período 2010-2011 financió la construcción de 129 proyectos a escala nacional que suman 30 viviendas. El monto de créditos asciende a USD 228 741 635. Solo en la provincia de Pichincha se han construido 60 proyectos.

[[OBJECT]]