Cortesía de Raúl Moreno
Pedro Maldonado. (I) Redacción Quito / LÍDERES
Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si 4
No 1

Raúl Moreno, con su idea llegó a Wall Street

El inversionista y empresario estadounidense Warren Buffett es un ícono global en el mundo de los negocios. Y para el ecuatoriano Raúl Moreno es una fuente de inspiración, tanto, que ha leído todo lo que ha podido sobre él.

Moreno califica a Buffett como un ejemplo y un líder para los emprendedores y los empresarios. Lo dice desde Nueva York ciudad en la que estudió, en la que vive y en la que hace negocios, tal como lo hace el inversionista estadounidense, considerado uno de los cinco hombres más ricos del planeta.

Para Moreno, los empresarios y los inversionistas como Buffett, George Soros, Carl Icahn, Dan Loeb y David Einhorn, entre otros, son motivo de admiración. Pero también son una especie de materia prima para su empresa iBillionaire. Esta compañía nació en el 2013 en EE.UU. y su trabajo es sencillo: monitorea los portafolios de inversores multimillonarios estadounidenses.

"Esa información es pública en Estados Unidos", aclara este ecuatoriano de 30 años. Con esa data en las manos, ­Moreno y su socio, el argentino Alejandro Estrada, dirigen y hacen crecer a iBillionaire. Esta 'startup' lanzó al mercado, en abril del 2013, su primer producto: una aplicación para iPhone. Semanas después presentó la misma herramienta para el sistema operativo Android y para sitios web.

La idea fue democratizar la información de los multimillonarios. Con el tiempo, la empresa lanzó un índice -el iBillionaire Index- que simula, mediante la aplicación móvil, una lista de las 30 compañías favoritas de los inversores más exitosos de EE.UU., según se explica en un comunicado de la firma.

Y la semana pasada, 15 meses después de su lanzamiento, la compañía y Moreno cumplieron uno de los sueños de toda empresa: iBillionaire empezó a cotizar en Wall Street y el ecuatoriano estuvo en la Bolsa de Valores de Nueva York, el día en que se oficializó la operación en el mercado bursátil.

Para lograrlo, la compañía creó un fondo de inversión con la colaboración de Direxion Investments. Incluso la agencia de información financiera Bloomberg calificó al fondo como uno de los más esperados del 2014.

Moreno no se marea y mantiene los pies en la tierra. En una entrevista vía Skype, horas después de haber estado en el corazón del mundo financiero, se describe como un emprendedor. "Estoy empezando y me gustaría ser un gran empresario".

Hoy en día la aplicación desarrollada por la empresa de Moreno registra cerca de 140 000 descargas. Este desarrollo es resultado, según Moreno, de aprendizajes y fracasos, de estudios y de atrevimiento.

Alejando Estrada, socio de Moreno en iBillionaire, lo conoce desde principios del 2013. Estrada sostiene que el ecuatoriano es un excelente profesional, muy determinado, lleno de energía y apasionado con el proyecto. "Tiene claridad de pensamiento, excelente carácter y altísima capacidad de adaptación". Para Estrada, la herramienta desarrollada tiene todas las condiciones para transformarse en la mayor plataforma móvil del mundo de distribución de fondos de cotización bursátil (ETF por sus siglas en inglés).

Ariel Arrieta, CEO del fondo de inversión Nxtp Labs, inversor ángel y emprendedor tecnológico, conoce a Moreno hace cinco años. Lo describe como un profesional apasionado, que trabaja de manera incansable para dar forma a sus ideas y a sus visiones empresariales.

Arrieta asegura que las fortalezas del ecuatoriano son la pasión, el empuje, la constancia y el compromiso en sus actividades. "Creo que iBillionaire se puede convertir en la herramienta ideal para aquellos inversores que les gusta decidir en qué están invirtiendo su dinero pero que no tienen el tiempo, la dedicación o los conocimientos para operar directamente", comenta en una entrevista hecha por correo electrónico.

La historia de emprendimientos de Moreno se remonta al 2009, cuando fue uno de los fundadores de Mobiliciouz, una iniciativa tecnológica que estuvo al aire durante un año y tres meses.

En el 2011 volvió a emprender con Kinetik, una herramienta que permitía descubrir aplicaciones en la plataforma de Apple. Esta iniciativa no prosperó por ser competencia directa de la misma Apple. Pero lo aprendido en su desarrollo fue la base para la llegada de iBillionaire, según lo reconoce Moreno. "Todo lo que aprendimos en el desarrollo de Kinetic nos sirve hoy en día".

Antes de emprender, este aficionado al fútbol, la natación y la bicicleta fue analista en la firma financiera GFG Capital, con oficinas en Miami y en San Diego, en EE.UU. Además estudió Finanzas en la Escuela de Negocios Leonard N. Stern, de la Universidad de Nueva York.

Esa etapa de su vida fue otro desafío. Moreno recuerda que la educación era exigente y costosa. Además, se vio obligado a separarse de su familia y sus amistades en Ecuador. Rodolfo Rake, excompañero de la universidad, recuerda que Moreno era un estudiante responsable, tranquilo, y siempre con inquietud por hacer cosas diferentes. "En lo profesional conozco que es un visionario, una persona enfocada. No tiene miedo a tratar en algo nuevo, es muy trabajador".

En su familia cuentan que Moreno siempre hablaba de emprender y lo recuerdan como un lector de temas financieros. Juan Moreno, hermano del cofundador de iBillionaire, lo describe como una persona responsable, muy analítica, que ve todas las posibilidades. "Lo admiro por su persistencia y determinación, tal vez soy la persona que más conoce cuánto luchó y me siento muy contento. Ahora estoy seguro que uno sí puede alcanzar sus sueños".

Entre los puntos débiles, sus conocidos señalan que se trata de una persona reservada, inquieta y demasiado optimista en cuanto a los desarrollos tecnológicos en los que participa.

Hoy su vida transcurre entre Broo­klyn, en donde vive, y Soho, el sector en donde se encuentran las oficinas de la 'startup', todo en Nueva York. Cuando puede se moviliza en bicicleta.

Su jornada de trabajo transcurre con reuniones con su equipo de trabajo (seis personas entre ingenieros y analistas financieros), reuniones con clientes, búsqueda de nuevos talentos para la empresa y reuniones que se prolongan en las tardes. Hace ocho meses se casó con una arquitecta argentina. Sobre su futuro aspira a convertir en iBillionaire en una marca global. "Tenemos interés de llevar nuestros productos a Hong Kong, Australia, América Latina...".

Al hablar sobre la actividad emprendedora en general, Moreno es directo y señala que muchas veces la gente no arriesga y prefiere un trabajo seguro. Pero él prefiere probar y está consciente de que cuando se empieza un proyecto las posibilidades de fracasar son altas.

CON ESTUDIOS EN NUEVA YORK

Formación. Entre el 2001 y el 2005 estudió en la Escuela de Negocios Leonard N. Stern, en la ­universidad de Nueva York.

Emprendedor. Ha fundado tres compañías, todas vinculadas a la tecnología.

Afinidad. Se interesa por desarrollo de aplicaciones, estrategias de negocios...