Redacciòn Cuenca, [email protected]
Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si 2
No 0

Esta receta familiar saltò de la congeladora a ls tiendas

El secreto de los helados Frugely es la mezcla de fruta orgánica, leche y crema. Esa receta ha impulsado a este emprendimiento. Hoy sus productos se comercializan en 230 tiendas en Azuay y fruto de esas ventas su facturación bordea los USD 7 000 al mes.

El emprendimiento Frugely, que al inicio no se llamaba así, ha recorrido un camino de aprendizaje. En el 2006, tres integrantes de la familia Arévalo (Ana, Wilson y Verónica) elaboraban helados de forma casera y los vendían.

La acogida, desde el inicio, fue buena. En dos años los Arévalo dieron un giro a su negocio casero y probaron la distribución, sin marca, de sus helados. Para esto, los tres familiares invirtieron USD 5 000 en tres congeladores y dos batidoras industriales. También en mesas de acero inoxidable para tratar la fruta y asegurar la inocuidad de sus productos.

Ese año sus ventas bordeaban los USD 3 000 al mes, dice Verónica Arévalo, del área de Marketing de Frugely.

El negocio evolucionó y para el 2010 iniciaron el proceso de creación de marca para que los consumidores los identificaran en el mercado.

"Es un helado para toda la familia, pero reconocido por los niños", dice Arévalo. Por eso crearon -en familia- el logo de un dragón caricaturesco para atraer a los pequeños consumidores.

Marcela Vélez conoce el producto y está segura de que es una golosina nutritiva para su hijo de 8 años. Esta cuencana explica que en el sabor se evidencia que es un helado que sabe más a fruta que a azúcar.

La inversión para crear la marca bordeó los USD 4 000; se diseñaron empaques, papelería, adhesivos, afiches para tiendas, entre otros materiales. En la actualidad esta iniciativa cuenta con seis colaboradores.

La constante reinversión es uno de los secretos para el éxito del emprendimiento, explica Arévalo. El crecimiento de la firma, sin descuidar la calidad, es nuestro objetivo. Frugely atiende el mercado azuayo, pero busca expandirse a las provincias de Loja, El Oro y Cañar.

En el automercado María comercializan los helados Frugely con éxito. Marta Sánchez explica que en las tardes los niños y adultos solicitan los sabores de coco, mora, chocolate y trisabor (mezcla de mora, vainilla y naranjilla).

Una clienta, Carmen Molina, consume esta marca hace un año. La cremosidad y sabor a fruta es lo que más destaca esta arquitecta. "Es un helado bien hecho. Se siente natural".