placeholder
Enrique Toledo. El Nuevo Día, Puerto Rico (GDA)
Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si 0
No 0

La religión del crecimiento

El crecimiento económico es el principal dogma de la sociedad industrial occidental (izada). Desde 1945, este dogma sustenta la religión (secular) mundial que a veces llaman ‘progreso’, otras veces ‘modernidad’ y, últimamente, ‘globalización’. Este crecimiento económico nunca se cuestiona.

Se presume que sin él no habrá empleo (no contratamos si no producimos), ni distribución del ingreso (si no creamos ‘riqueza’, ¿qué repartiremos?), ni protección ambiental (¿cómo pagaremos la protección ambiental?), ni innovación (sin producción no hay tecnología), ni bienestar ni libertad (sin nuevos productos habrá escasez y menos ‘libertad’ de compra).

Cuestionar el crecimiento implica, para esta religión, herejía y la acusación de ser pregonero de ‘pobreza’, ‘atraso’ y ‘decadencia’ por parte de los clérigos adoctrinados en esas madrazas llamadas ‘universidades’. Pero todo dogma altera la realidad y se convierte en la realidad misma en vista de que lo anterior no es cierto.