La imbabureña Apaiki Alta guía a los turistas alemanes Harold Heou y Asmel Hobe por Santa Bárbara. Foto: José Mafla / LÍDERES.

La imbabureña Apaiki Alta guía a los turistas alemanes Harold Heou y Asmel Hobe por Santa Bárbara. Foto: José Mafla / LÍDERES.

José Luis Rosales
Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si 11
No 0

Runa Tupari creció con el turismo rural

14 de June de 2015 15:52

Con una amplia sonrisa, Soledad Guaján, propietaria del albergue comunitario Ananay Wasy (Casa hermosa, en kichwa) da la bienvenida a los esposos ­Ulrich e Irmhild Schroder.

La pareja de turistas, que no domina el español, entrega un ramo de flores a la anfitriona.
La casa de paredes de ladrillo, ventanas de madera y techo de teja conjuga con el ambiente campestre de la comunidad Santa Bárbara, en Cotacachi (Imbabura).

Este es uno de 27 alojamientos familiares turísticos diseminados en esta zona, así como en Tunibamba, La Calera y Morochos.

El grupo de 15 turistas alemanes, entre los que estaban Ulrich y Irmhild Schroder, visitó esta zona rural en un tour de 17 días por puntos andinos y costeros del país.

En Cotacachi, los extranjeros convivieron por dos días y una noche en las casas de siete familias.

Este es el producto estrella de la compañía Runa Tupari (Encuentro con indígenas, en kichwa) Native Travel, asegura su gerente Christian Garzón.

El negocio está constituido por socios comunitarios: los cabildos de las cuatro comunas y la Unión de Organizaciones Campesinas Indígenas de Cotacachi (Unorcac). Tiene la agencia operadora de turismo del mismo nombre.

Guaján, de 36 años, y sus huéspedes realizaron tareas del campo. En su pequeña huerta recolectaron alverjas. También cortaron hierba para alimento de cuyes.

La oferta y demanda por este tipo de alojamiento, alimentación, agroturismo creció en esta década, explica Garzón.

Mientras en el 2001 recibieron a 722 clientes, entre alojamiento y servicios, el número de visitantes subió a 4009, hace dos años. Hasta el 2013 los albergues atendieron a 42 570 visitantes.

En el alojamiento de Guaján, la cena incluye locro de berro y un plato de arroz con alverja, remolacha y jugo de guanábana. 

La campesina comenta que este albergue, que opera hace cinco años, le ha permitido fortalecer la economía familiar.

Cada propietario recibe el 39% de la tarifa (USD 30), que cancela cada huésped. El resto se distribuye al Cabildo, la operadora, el transporte...

En esta zona el servicio turístico se complementa con senderismo, cabalgatas y paseo en bicicleta.

Garzón explica que hay dos atractivos de categoría 1 : la Plaza de los Ponchos, en Otavalo; y la laguna de Cuicocha, en Cotacachi.

El arribo del grupo de alemanes coincide con el inicio de la temporada alta de visitantes.
Según Fausto Gualsaquí, responsable de operaciones y albergues comunitarios, la mayoría de turistas llega entre junio y agosto.

El 95% de viajeros son extranjeros, el resto son nacionales. La mayoría proviene de Alemania, Francia, Holanda, Canadá y EE.UU. “El extranjero aprecia mucho la cultura andina. Las tradiciones y costumbres de nuestro pueblo ”.

Runa Tupari alcanza en esta época el 60% de la facturación anual. El 2014 fue de USD 180 000.

La empresa, creada en el 2001, ofrece ahora un total de 45 pa­quetes en turismo comunitario en la provincia de Imbabura y el resto del país.

Desde el 2014, empezaron a operar paquetes propios a escala nacional: hay visitas desde medio día hasta itinerarios de 18 días. El de mayor demanda es el llamado Ecuador Sierra y Costa de 12 días.