placeholder
En el barrio la Mena 2, en el sur de Quito, se encuentra la planta de producción de Megacero, una de las empresas que maneja el Grupo Mega. Foto: Fotos: Alfredo Lagla / LÍDERES

En el barrio la Mena 2, en el sur de Quito, se encuentra la planta de producción de Megacero, una de las empresas que maneja el Grupo Mega. Foto: Fotos: Alfredo Lagla / LÍDERES

Sofía Ramirez
Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si 7
No 0

Servicio e innovación son su plus

15 de mayo de 2016 12:14

La confianza y credibilidad que sembró hace ocho años Mario Iturralde y su empresa Grupo Mega cosechó buenos frutos.

Desde el 2008 esta firma se enfoca en cuatro áreas: servicio técnico para equipos de producción, refrigeración, congelación y conservación de alimentos; fabricación de máquinas para restaurantes y hoteles; desarrollo de biotecnologías para el tratamiento de residuos de cocinas industriales; y el uso de pallets (estructuras de madera) para reemplazar diésel en cocinas a gran escala.

“Siempre he querido trabajar de manera independiente”, sostiene Mario Iturralde, quiteño de 59 años y gerente de Grupo Mega, quien se caracteriza por su vena emprendedora, por tener siempre apertura hacia nuevas ideas y por una personalidad amable, lo que le da un valor agregado a la hora de hacer negocios.

Los inicios de Iturralde en este sector fueron con su primera empresa IMR del Ecuador, en 1999. Con este emprendimiento brindaba asesoría técnica a plantas de producción.
En esa época ofreció sus servicios al Grupo KFC, firma a la que posteriormente ingresaría como gerente técnico.

Tras nueve años de supervisar las plantas de producción de este grupo, Iturralde decidió crear su empresa familiar con los mismos servicios. En el 2008 se constituyó Ficarder, la primera empresa de lo que hoy es Grupo Mega.

Con Ficarder se dedicó al mantenimiento de maquinaria industrial de cocina. Los sistemas que utiliza, explica, permiten una optimización de costos, además de que extienden la vida útil de estas máquinas. La tecnología se entregaba a otras empresas similares, pero Ficarder decidió manejar el tema directamente.

Así en el 2011 surgió una segunda línea, bajo el nombre de Megacero. Esta empresa fabrica, a la medida, equipos de acero inoxidable para restaurantes; además, implementa los sistemas antes mencionados de manera directa.

La planta de esta línea se ubica en el barrio Mena 2, en el sur de Quito. En noviembre de ese mismo año, la necesidad de tratar responsablemente los residuos de las cocinas industriales, llevó a Iturralde a crear Megaentorno, dedicada a desarrollar sistemas biotecnológicos para tratar aguas residuales, manejo de grasas y desechos sólidos. En ese año, Iturralde tomó el nombre de Grupo Mega para posicionar los servicios de su negocio en el mercado.

Grupo Mega trabaja en el diseño del nuevo mobiliario para los 16 comerciantes de la Asociación Santa Marianita de Jesús, en el norte de Quito. Raúl Panchi, presidente de este gremio, explica que desde el 2002 trabajan con el Municipio de Quito para la reorganización de este espacio, conocido por la venta de comida típica.

Para esto, la asociación se conectó con Grupo Mega al que pidió asesoría para el diseño del nuevo mobiliario. Este gremio invertirá USD 40 000 en estos equipos que tendrán un sistema industrial para cocinar alimentos y para manejar sus residuos.

Los centros comerciales también confían en esta firma quiteña. Camila Jaramillo, jefa de Arquitectura de Scala Shopping, explica que desde hace dos años, Grupo Mega les ofrece un sistema para el tratamiento de agua. La firma también equipa con cocinas industriales a ‘food trucks’ .

La innovación sigue y este año, Grupo Mega creó Megapallets para utilizar residuos de aserrín para elaborar combustibles, como sustituto del diésel. Este proyecto empezó hace dos meses.

Este año, esta empresa planea invertir unos USD 200 000 para la fabricación de nuevos equipos para servicios industriales. Asimismo, para paliar la crisis económica que golpea al país, está reduciendo los precios al cliente en un 15%. Con esto, Iturralde quiere mantener sus ventas similares a las del año pasado.