Fernando Mendoza
Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si 0
No 0

Un sitio en donde el Achuar ofrece un servicio 5 estrellas

El recorrido empieza un lunes a las 06:00. Un autobús sale desde Quito y toma la Ruta de los Volcanes, por el sur de la ciudad, y llega a Shell, Pastaza. Allí, los turistas suben en una avioneta que regularmente es para cinco o nueve pasajeros.

[[OBJECT]]El vuelo se demora unos 55 minutos y llega a Kusupkau, una comunidad ubicada en el interior de la selva. Ahí, los viajeros toman una canoa y luego de un viaje de 20 minutos, por el río Pastaza, llegan al Hotel Kapawi. Un EcoLodge ubicado cerca de la unión de los ríos Pastaza y Capahuari, en la frontera con el Perú.

Kapawi empezó sus operaciones en 1996 gracias a la inversión de Carlos Pérez, empresario de Canodros, firma especializada en turismo. El capital semilla fue de USD 1 millón. En esa ápoca, solo el 1% del personal del hotel era de la comunidad achuar. Hoy, el 85% de los achuar está a cargo del área operativa del hotel.

En los inicios de Kapawi, Canodros se convirtió en el imán de turistas para el hotel. Como estrategia vendía un paquete a las Islas Galápagos y a la Amazonía, en donde la firma turística pagó un ‘fee’ de arrendamiento de un área de la comunidad de los achuar, hasta el 2008, cuando se terminó el contrato.

Al principio, Kapawi recibía un promedio de 1 000 visitantes al año, gracias a Canodros. Sin embargo, desde el 2008, los comuneros tomaron las decisiones en el EcoLodge y para el 2009, la ocupación empezó a descender en un 40%. La rebaja en los ingresos ‘caldeó’ los ánimos de los habitantes del sector y se tomaron el hotel a finales del 2009. Ellos exigían un cambio de los directivos y así se hizo.

Andrés Ordóñez tomó las riendas de la empresa y se hizo cargo de la gerencia a finales del año de crisis. “Se dieron cuenta que no es lo mismo tener una empresa que ser empresarios. El destino se vende solo, pero se necesita una estrategia de fortalecimiento de marca, para que los visitantes lleguen al lugar”.

Para salvar a Kapawi y buscar conciliación entre los habitantes se colocó al primer administrador del hotel achuar, Ángel Etssa. Además, la nueva gerencia escogió un equipo de comuneros para colocarlos en puestos de liderazgo dentro de la empresa. Por ejemplo, los jefes de compras, de logística, o de bodega.

Según Etssa, la capacitación hotelera también formó parte del cambio de Kapawi. Los achuar viajaron a Quito, hace dos años, para entrenarse en hoteles cinco estrellas y mejorar las prácticas hoteleras. Actualmente, Etssa está a cargo de la Jefatura Logística y explica que todos los achuar operativos del hotel tienen una visión clara sobre este tipo de servicio.

El ingreso de los achuar en las áreas operativas del EcoLodge mejoraron el ambiente en Kapawi, afirma Germán Freire, presidente de la Nación Achuar del Ecuador. “El que la comunidad forme parte de mandos medios y altos empoderó a la comunidad achuar y el hotel se convirtió en un orgullo para todos”.

Las agencias de turismo y de viajes son los principales clientes de Kapawi. Ese es el caso de Surtrek. Pablo Romero es agente de turismo y cuenta que la mayoría de clientes que viaja al EcoLodge son extranjeros de la tercera edad. “El contacto con la naturaleza, compartir días con los achuar, atrae a los turistas”.

EL INSIGNIA

'La confianza es la base de mi empresa'

Andrés Andrade / forjó su carrera

Estoy encargado del departamento de Turismo Sostenible. Empecé en la empresa a finales del 2008 como guía free lance. De ahí pasé al área de Operaciones y ahora estoy en este puesto.

El trabajo de la parte comunitaria es lo que más me atrajo de mi empresa. Si, bien, esa lógica es un tema muy conversado en el mundo y debatido, aquí es algo donde se puede poner en práctica.

La confianza que brinda esta firma es lo que más rescato. Nosotros respetamos y le damos seguridad a la nacionalidad ashuar. Son una cultura que confía poco y nos ganamos esa confianza.